Reseña: Kuroshitsuji

Kuroshitsuji I

Sinopsis

El joven Ciel Phantomhive es conocido como “El perro guardián de la Reina”, encargado de resolver los inquietantes acontecimientos que ocurren en la Inglaterra Victoriana a pedido de Su Majestad. Sebastian Michaelis, su leal mayordomo con capacidades aparentemente inhumanas, lo asiste. Pero, ¿será que este mayordomo vestido de negro es más de lo que parece?

En el pasado de Ciel se oculta un trágico secreto que lo sumió a una perenne oscuridad. Durante uno de sus momentos más sombríos, formó un contrato con Sebastian, un demonio, negociando su alma a cambio de obtener venganza contra aquellos que agraviaron. En el presente, Sebastian no es solo un mayordomo infernal, sino también el perfecto sirviente que ejecuta las órdenes de su amo al dedillo… mientras anticipa la deliciosa comida en que el alma de Ciel se convertirá. 

Detalles

  • Director: Shinohara Toshiya
  • Estudio: A-1 Pictures
  • Demografía: Shonen
  • Género:  Acción, Comedia, Fantasía, Histórico, Misterio, Sobrenatural.
  • Tipo: Serie
  • Episodios: 24
  • Año: 2008 – 2009

Antecedentes

En 2006, Yana Toboso, en conjunto con la editorial Square Enix, publicó en Gekkan GFantasy, uno de los mangas más populares de éste lado del charco: Kuroshitsuji (Black Butler), que actualmente sigue publicándose y cuenta, hasta la fecha, con 23 volúmenes.

Toboso anteriormente trabajó en Rust Blaster, también publicada por Square Enix que narraba las peripecias de un humano, Kei y un vampiro, Aru, que asistían a la Academia Millennium. Por su lado, Square Enix cuenta entre sus filas con obras como: Durarara!!, Pandora Hearts, Horimiya, Kimi to Boku, entre otras.

El estudio A-1 Pictures nos entregó trabajos como Ano Hi Mita Hana no Namae wo Bokutachi wa Mada Shiranai, Shinsekai yori, Gin no Saji, Ookiku Furikabutte, o Doukyuusei (cuyos reviews es meritorio que haga ya), mientras que, el director, Shinohara Toshiya, trabajo en proyectos como Gunparade Orchestra, Nagi no Asukara, y las cuatro películas de Inuyasha: InuYasha: Guren no Houraijima, InuYasha: Kagami no Naka no Mugenjo, InuYasha: Tenka Hadou no Ken, e InuYasha: Toki wo Koeru Omoi.

Preámbulo

Ésta sección, según lo tenía planeado, fue creada para que pudiese desarrollar con brevedad mi relación, vínculo o afinidad con determinado anime o manga, pero… seré sincera: Solo estoy considerando Kuroshitsuji -primera temporada- porque realmente, realmente, lo que en verdad quiero es hacer una reseña de Kuroshitsuji: Book of Circus y Kuroshitsuji: Book of Murders, mientras hago tiempo para el estreno de la película Kuroshitsuji: Book of the Atlantic (y porque hay muchas cosas que quiero decir sobre Kuroshitsuji II), así que…

NEXT!

Historia

Ciel Phantomhive, joven noble, padece terrible vejaciones por parte de un grupo de enajenados cuyas motivaciones jamás son develadas (en el anime). Al borde de la muerte, y con una ira incontrolable hacia aquellos que lo han humillado, Ciel accidentalmente invoca a un demonio y accede a venderle su alma si éste le ayuda en su misión por descubrir quiénes fueron los responsables de su caída en desgracia y el asesinato de sus padres.

Kuroshitsuji pisa fuerte con una premisa atrayente: un pacto demoníaco.

No mentiré, fue ésa premisa lo que atrajo mi atención, no solo porque tenía esos elementos oscuros que me resultaban irresistibles, sino porque me recordó inevitablemente a Supernatural (la serie con la que tuve un crush casi insano desde el 2007 hasta la temporada 5). Evidentemente, Kuroshitsuji no es Supernatural… Cosa curiosa, pues no sabría si catalogar esto como fallo o acierto.

Bueno, no negaré que ahora mismo se está filtrando por mis poros el amor incondicionalmente que siempre sentiré hacia los hermanos Winchester y “I’m an angel of the Lord”, así que fue un poco decepcionante darme cuenta, desde el capítulo uno, que la temática de Kuroshitsuji no era cómo yo había visualizado en base a mi experiencia con la serie norteamericana que va por la temporada 12 #NadaQueVerConElPostPeroEsMiBlogAsíQueMeh

El anime en sus inicios nos prometía una historia cruda, dibujada por motivaciones retorcidas y la venganza que nació del odio más visceral de un niño que perdió a sus padres, su hogar y la inocencia gracias a un culto cuyas intenciones se desconocen. La inclusión de lo sobrenatural en la forma de un demonio, Sebastian Michaelis, quien es maquiavélico y servicial -por sorprendente que parezcan esas dos palabras juntas- es, de hecho, una idea brillante. Adjunto a ello, la premisa de misterios, que suelen estar relacionados con desapariciones y asesinatos que Scotland Yard no puede manejar, por propio encargo de la reina ambientado en un Londres victoriano suena bastante atractiva para cualquiera y me provocó un Obliviate temporal sobre Supernatural para concentrarme en un anime que prometía. Y mucho.

Pero… -¿por qué siempre debe de haber un pero, Diooos?-, a medida que la historia avanza, los fallos comienzan a aparecer o, simplemente, a hacerse notar. Y cuando más nos acercamos al final, más me iba dando cuenta de que algo estaba fallando. El clímax me pareció incluso abrupto, a pesar de que era algo que iban trabajando desde antes del capítulo 10. La aparición de otro ser sobrenatural, la conspiración sobre el asesinato de los padres de Ciel, el papel de la Reina Victoria en todo el asunto… No, no y no.

Nunca pude quitarme de la cabeza que un anime con una trama como la de Kuroshitsuji no podía resumirse solamente en 24 capítulos. ¡No tenía sentido! La forma cómo se planteó la historia al comienzo, el desarrollo de los personajes fue casi nulo a puertas del final (como si los guionistas se hubiesen percatado del fallo y quisieran remediarlo a último momento), y el desenlace que no terminaba de cuadrar. Tiempo después me enteré porqué gracias a varios foros en internet sobre el manga de Kuroshitsuji -y también de paso, sobre la existencia del manga per se-. No es que el anime había fallado (aunque considero que sí lo hizo), sino que, como yo había supuesto, algo le faltaba. Y más tarde comprendí que no era sola uno, sino muchos arcos, sub-tramas fundamentales cuya ausencia condicionó a que el anime fuese una historia totalmente diferente al manga.

¿Es necesario que recalque que terminaron arruinando la animación de una historia que prometía? Pues bien, lo arruinaron. Con perdón de los fans de Kuroshitsuji, todos los involucrados en el proyecto perjudicaron, en su afán por ser originales y darle un punto y final a una historia que en el momento de su animación estaba aún publicándose -y que hoy, 2016, sigue en proceso-, un anime que pudo ser mucho más de lo que fue.

Detalle a los momentos cómicos, en su mayoría, generados por personajes secundarios y/o extras (de los que hablaremos a continuación) y que me produjeron un conflicto interno, entre si debían aparecer con tanta asiduidad para un anime con una trama que se presentó como oscura y dramática versus yo, disfrutándolos.

Digamos que fue un empate.

Personajes

*Suspiro*

¿Por dónde empiezo?

No puedo volver al ayer, porque ya soy una persona diferente, recitaba Lewis Carroll, y esas sencillas palabras podrían resumir el drama del Conde Phantomhive. Su tragedia lo transformó en un niño que creció demasiado pronto, pero aún no puede considerarse un adulto. Ciel no ha cumplido todavía los 13, pero tiene un título nobiliario, un mansión inmensa, fortuna que proviene de sus variedad empresas y un demonio que cumplirá todas sus órdenes. Quizás él crea que conoce todo sobre el mundo, pero en determinados momentos se puede apreciar levemente el atisbo de un niño caprichoso, malcriado y perverso. En otras circunstancias, Ciel bien pudo convertirse en un pequeño monstruo (pese a que a veces parece comportarse como uno). Agradecemos que este no sea el caso.

En la otra punta de la madeja está Sebastian, el demonio que es también un mayordomo. ¿Un antihéroe tal vez? Sebastian es todo eso que se supone debe se un demonio, pero, gracias al contrato con su bocchan, podría considerarlo como un perro rabioso con una correa de acero. Gracias a su naturaleza vil, es ‘entendible’ el porqué de su accionar, aunque eso no lo disculpe en lo absoluto. Está obligado a obedecer a Ciel, pero eso no significa que no disfrute inmensamente en la realización de sus deberes, sobre todo si de infligir dolor refiere.

¡Nada mal, ¿cierto? Entonces, se preguntarán “¿Si la envoltura estaba bien, qué falló?”. El contenido.

La mordacidad de Ciel y la socarronería de Sebastian son introducidos como una dupla funcional. Se complementan, y, a pesar del lazo que los une (debido al contrato demoníaco), no vacilan al momento de dirigirse con acidez -Ciel- e ironía -Sebastian- hacia el otro. Pero después de la primera parte -que es cuando los guionistas se sueltan el pelo y se vuelven locos con la historia-, las cosas fallan.

tumblr_mueehaqln91soc9wzo1_500

Sebastian es perfecto too much y Ciel, en demasiadas ocasiones, funge como la-damisela-en-peligro-pero-necesaria-para-el-fanservice. Los personajes se estancan y, lo peor de todo, actúan de forma completamente ilógica a como venían desenvolviéndose episodios previos. La evolución de los personajes principales -para qué digo esto, si se puede aplicar a todos en realidad- es inexistente.

Como lo mencioné en la sección anterior, si uno presta suficiente atención puede percatarse de que los personajes se desaprovechan sin necesidad de haber leído con anterioridad el manga (o después, como lo hice yo).

Tal es el caso de los sirvientes: Bardroy (Bard), Finnian (Finn), Maylene y Tanaka, quienes fungen, la mayoría de las ocasiones, como alivio cómico al presentárseles como incompetentes en la realización de su deber en la mansión: el cocinero, el jardinero, la sirvienta y el segundo mayordomo, respectivamente. Para infortunio de Sebastian, es él quien termina haciendo el trabajo duro (aunque realmente no representa mucho problema, porque, ¡hola!, demonio en casa), puesto que los tres primeros son un desastre total y Tanaka… pues es Tanaka, cumplió su cuota con el padre de Ciel y ahora puede descansar. Muuucho después, casi rondando el final del anime, nos enteramos que su misión principal no es laborar como sirvientes comunes, sino que se encargan de la seguridad de Ciel y la mansión Phantomhive como un digno elenco de película de acción.

Relacionados a la vida del Conde, tenemos una variedad pintoresca de personajes: su prometida Elizabeth “Lizzy” Middleford, a quien pintan como una insoportable e inútil -y gran sorpresa que nos llevaremos si la animación de Kuroshitsuji: Book of the Atlantic llega a buen puerto (¡Já! Malísimo chiste, lo sé)-, Madame Red, la hermana mayor de la madre de Ciel, uno de los pocos personajes con una complejidad e historia digna de admirar -para el contexto del anime, claro-, pero que, mala suerte la nuestra, se va demasiado pronto. Lau, noble de origen chino que se dedica al comercio y también tiene sus negocios en el bajo mundo, y Ran-Mao, su acompañante. La presencia de Lau es otro elemento cómico, mientras trabaja en ocasiones con el Conde durante sus misiones. ¡Y no puedo olvidar -ni perdonar- cómo se retrató a Undertaker! Uno de los personajes que más me gusta y van y me hacen esto…

Extiendan la alfombra roja que llegaron los Shinigamis, quienes además del demonio y la otra cosa que aparece a la que no me referiré porque sería un insulto para esta reseña, son los seres sobrenaturales que hacen aparición casi desde el comienzo de la historia. Desempeñan un doble rol: como rivales de Sebastian y Ciel, interpretando escenas de acción luchando contra ellos, y como el bufón de turno (empiezo a notar un patrón aquí), a.k.a. Grell Sutcliff, uno de los personajes más rimbombantes que he visto en el mundo del anime, cuya sola presencia evoca un sinfín de elucubraciones sobre orientaciones sexuales, identidades de género y prejuicios. Sin embargo, sigue siendo alguien que me provoca más risas que otra cosa.

Mención honrosa para el Vizconde Druitt, cuya asistencia solo produce escalofríos al pequeño Phantomhive a raíz de un incidente desafortunado -para él, pero principal fuente de fanservice para las fujoshis- y es ‘protagonista’ de algunos de los capítulos/escenas relleno en el anime, en su mayoría, como fuente de comedia (definitivamente hay un patrón aquí).

Mención deshonrosa para la Reina Victoria y… ¿Ash? ¿Angela? Seriously, guys? Seriously?! No sé si reír o llorar.

∴ watashi wa akumade shitsuji desu kara ∴

Animación

Si bien A-1 Pictures no es mi estudio N°1 (ese puesto le corresponde a Madhouse por ser, entre otras cosas, la cuna de mis animes favoritos), es innegable que, en cuestión de animación, se posiciona entre lo puestos más altos por la calidad que nos ofrece en sus producciones. Y, por supuesto, Kuroshitsuji no fue la excepción.

Es fluida en cuanto a sus batallas, y detallada, especialmente en la vestimenta propia de la época. Es evidente el empeño en las tomas de primer plano, las expresiones están bien cuidadas y presenciamos una amplia variedad de ellas, inclusive en los momentos cómicos. Especialmente en los momentos cómicos.

Con todo y eso, considero que su animación se marcó un gol.

Nada más que añadir.

Música

Kuorshitsuji nos presenta tres piezas musicales, su único opening, “Kiss of Monochrome” de SID, y dos endings, “I’m ALIVE!” de BECCA y “Lacrimosa” de Kalafina.

La intro va acorde a la temática del show, un tanto gótica y oscura, también es cadenciosa, lo que la convierte en esos openings que te gustan, pero no te enamoran. El segundo ending sigue ésa línea, quizás un poco más melancólico y apesadumbrado, pero funciona igual de bien.

Quizás no le presté la suficiente atención al primer ending, porque de lo contrario, hubiese sabido desde el comienzo que los primeros capítulos iban a embaucarme. La canción de BECCA es alegre, tal vez demasiado alegre para la trama, lo que me hizo considerarla como inadecuada… hasta que avance más en la historia y me rectifiqué. Su animación es lo más memorable, a mi parecer, con la presentación del día a día de Ciel en la mansión junto a todos sus sirvientes en formato chibi #LMAO Me gusta, no voy a negarlo, pero prefiero por lejos su OST, compuesto por  Taku Iwasaki.

Reflexiones finales

LO BUENO

Para beneplácito de A-1 Pictures, Kuroshitsuji funcionó tal y como ellos querían. Tiene un gran número de fans que crece y crece conforme se estrenan nuevas animaciones y el manga de Yaba Toboso ha adquirido muchos más adeptos en el transcurso de los últimos años (yo incluida). La historia no es mala, es de hecho bastante interesante. Una constante de Kuroshitsuji es lo inesperado, especialmente en lo que a sus personajes refiere. No den por sentado a NADIE, porque, tarde o temprano los sorprenderá -para bien o para mal-, y ese soplo de aire fresco es algo que se agradece.

No hay que ser ciego de ambos ojos como para no darse cuenta que el imperio de Kuroshitsuji iba a finalizar con esta entrega (de lo contrario no me explico semejante final), pero el éxito fue tal que se sacaron segunda parte totalmente inventada y, ya ven, años después, continúan exprimiendo la historia. Un pin para ellos.

LO MALO

El anime de Shinohara Toshiya no es el manga de Yana Toboso.

No quiero comenzar una discusión acerca de “manga es mejor que anime porque…” (a pesar de que, innegablemente mencioné un par de veces al manga), ya que estoy realizando una reseña de la animación, no de la historia impresa. Sin embargo, consideró que, fundamentalmente, ahí radica el 70% de los errores de Kuroshitsuji. Yana Toboso actualmente está trabajando en el noveno arco del manga. La primera temporada de Kuroshitsuji solo abarcó tres de ellos y, antes, durante y después de la adaptación de estos, la historia se desligó del manga poco a poco hasta convertirse en lo que -nunca me cansaré de decirlo-, yo considero, una de las peores adaptaciones que he visto en mi vida.

La historia comienza lenta, casi un paso a la vez, introduciendo se vuelve apresurada, errática y al final no puedes sino preguntarte “¿Qué acaba de pasar?”. El cierre es confuso, lo que hace pensar que no se tomaron el tiempo ni de plantearlo correctamente o analizar los inconvenientes que podría generar para el futuro, al darle un final cerrado a una historia que recién estaba comenzando y podía dar muucho más. Y el resultado de esto se vio en las cientos de caras confundidas que dejó Kuroshitsuji: Book of Circus que prácticamente estaba relacionada con sus predecesoras solo por el nombre.

A día de hoy, Kuroshitsuji tiene 117 capítulos y no parece siquiera acercarse al final. Debido a su longitud, pudo convertirse en el inicio de una franquicia que apuntase a miras más ambiciosas que las sostiene en la actualidad.

¿Debería seguir animándose? Por supuesto. ¿Debería seguir haciéndolo A-1 Pictures? Sí… pero quizás debieron encaminarse según el manga y no ponerse creativos. No considero que un reboot de un anime tan pronto sea adecuado, pero en este caso me parece que hubiese sido lo mejor.

Solo digo.

Puntuación

 ♦ Aceptable

Anuncios

2 comentarios en “Reseña: Kuroshitsuji

  1. Rizen dijo:

    Nunca terminé de ver el anime de Kuroshitsuji… no pasaba del episodio uno, y no porque me aburriera (el argumento me pareció llamativo, además de que como era bastante conocido en el mundillo quería ver qué tal) sino que por X e Y razones lo dejaba en on hold, pasaron los años y nunca me animé a terminarlo.
    Y ahora leyendo tu reseña pocos ánimos me dan de retomar la serie xD pero confirmaste mi idea de que debería ir a por el manga, para seguir la historia tal y como es. ¡Así que eso haré!

    Me ha gustado tu entrada 😀
    ¡Un saludo!

    Me gusta

    • Akiba dijo:

      ¡Hola de nuevo! 😀

      Pues la verdad es que no te pierdes de mucho xD Sí, concuerdo. Como dije, su trama es bastante atrayente; es decir, ¿demonios, venganza y misterio? ¡Ahora mismo! Así que me pareció un desatino total cambiar tan drásticamente la historia.

      Yana Toboso maneja bien sus arcos, entre el misterio y la comedia, no se excede en ninguno y, si bien el maga tampoco es lo mejor de lo mejor, yo sí lo considero bastante bueno dentro de lo que cabe, además que su arte es hermoso, realmente, cuida mucho sus trazos, la vestimenta y expresiones de sus personajes. Desgraciadamente cuando la gente se ponen creativa, tenemos estos resultados.Ojalá que sus futuras adaptaciones sean mejores. En fin…

      Te animo a leer el manga, solo para probar si acaso te gusta. Gracias por comentar.

      Besos ❤

      Me gusta

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s