Reseña: Kuroshitsuji II

Kuroshitsuji II

Sinopsis

Kuroshitsuji II nos introduce a la vida de Alois Trancy, el rico y joven heredero del legado Trancy, cuya situación privilegiada esconde un pasado trágico. Secuestrado y forzado a la esclavitud desde una edad temprano, fue finalmente rescatado y regresó a su hogar, solo para que tiempo después, su padre falleciera. Sin embargo, hay quienes dudad de la historia y la legitimidad de Alois. Y con razón, porque las cosas en el hogar Trancy no son lo que parecen, comenzando con el mayordomo vestido de negro de Alois, Claude Faustus, quien parece poseer habilidades sobrenaturales.

¿Quién es exactamente el misterioso Claude y qué relación tiene con Alois? En medio de una red de mentiras y engaños que aumentan sin parar en la mansión, el vínculo entre Alois y Claude pondrá a prueba cuando el mismísimo infierno llegue a su puerta.

Detalles

  • Director: Ogura Hirofumi
  • Estudio: A-1 Pictures
  • Demografía: Shonen
  • Género: Acción, Comedia, Drama, Fantasía, Histórico, Misterio, Sobrenatural.
  • Tipo: Serie
  • Episodios: 12
  • Año: 2010

Antecedentes

Kuroshitsuji II es la secuela de Kuroshitsuji, adaptación del manga del mismo nombre creado por Yana Toboso en el año 2006, publicado en Gekkan GFantsy, a cargo de la editorial Square Enix.

Ogura Hirofumi trabajó como director en Area no Kishi, Bakumatsu Gijinden Roman y múltiples episodios de Gintama. La dirección de sonido estuvo a manos de Kobayashi Katsuyoshi, quien ya había desempeñado el mismo cargo en Gintama, Seikai no Monshou, Cowboy Bebop y su película, Cowboy Bebop: Tengoku no Tobira, y Karakuri no Kimi (Puppet Princess), entre una docena de a otrosnimes.

Uno de los guionistas, Higuchi Tatsuto participó en la elaboración del guión de Toradora!, Sora wo Kakeru Shoujo, Mai-Otome 0: S.ifr y D.Gray-man Hallow, actualmente en transmisión; mientras que el otro, Nemoto Toshizou, se encargó de los guiones de Durarara!!, Vampire Knight, Steins;Gate, Kuroko no Basket Shugo Chara! Party! y Kyou kara Maou!.

El estudio A-1 Pictures, previamente se encargó de la animación de su predecesora, Kuroshitsuji, así como también de animes como Sword Art Online, Fairy Tail, Ao no Exorcist, Shigatsu wa Kimi no Uso, Magi: The Labyrinth of Magic y Magi: The Kingdom of Magic.

Preámbulo

tumblr_inline_mw6u25xg8h1qlvo3j

(Kuroshitsuji attacks again!)

Si no quedó bastante claro en mi reseña sobre la primera temporada de Kuroshitsuji (que pueden leer aquí, si lo desean), mi relación con esta historia es complicada, asemejándose a un sentimiento de amor/odio como nunca experimenté con ninguna obra… hasta la fecha.

Realmente, me gusta muchísimo el manga (la historia, los personajes, los arcos, básicamente todo), pero detesto lo que hicieron con su animación. La primera temporada de Kuroshitsuji, para mí, es brillante en aspectos no lo merecían y atroz en los momentos donde debía sobresalir. A pesar de todo, tuvo éxito. Pero en lugar de esperar a que el manga avanzará y pudiesen corregir lo que se hizo mal, no me cabe en la cabeza porqué se optó por desligarse totalmente de la historia original y lanzar al público Kuroshitsuji II, la ‘secuela’.

Yo dije que quería reseñar este anime –y sigo queriendo hacerla-, pero lo cierto es que no sé por dónde comenzar. A diferencia de su primera temporada, la balanza aquí está inclinándose más a su favor. Curioso, porque Kuroshitsuji II se ubica en un continente completamente diferente al manga. Alois, Claude y el resto de sus sirvientes no son productos de la mente de Yana Toboso, fueron creados exclusivamente para el anime.

Sin embargo, gracias al sistema que desarrollé –bastante práctico y eficiente para mis reseñas-, podré ordenar todas las ideas que están rondándome hasta llegar a la conclusión requerida para finalizar este review… y quitarme un peso menos de encima #TerribleMiVida

Historia

Alois Trancy proviene de una familia adinerada y noble; sin embargo, sufrió un secuestro y fue sometido a calvarios inimaginables. Su madre murió y, cuando al fin logra regresar a su mansión y su antigua vida, su padre también fallece. Alois ha recuperado su nombre y su imperio, pero perdió a su familia. Sin embargo, eso no parece un inconveniente para él, especialmente cuando lo acompaña su mayordomo, Claude Faustus, un demonio, a quien vendió su alma a cambio de conseguir su venganza.

Después de lo decepcionante que resultó para mí la primera temporada, la inseguridad que este anime me producía estaba justificada, especialmente por las descaradas similitudes entre ambas obras. Sin embargo, una vez envalentonada a verlo, fui sorprendida por su argumento y su primer episodio. Bajo la premisa de Yana Toboso son introducidos nuevos personajes, pero, eso sí, manteniendo la conexión que unió a Ciel y Sebastian: el pacto demoníaco.

Aparentemente, Kuroshitsuji II es un soplo de aire fresco; ésa es la primera impresión. Un anime renovado, que emplea lo mejor que Kuroshitsuji representa y construye con ésas bases, una nueva historia, diferente a su antecesora, más oscura, más violenta y mucho más compleja. Aparentemente.

Kuroshitsuji II debía enfocarse en las vicisitudes de Alois, su propio pasado funesto y su retorcida relación con el demonio a quien estaba ligado, Claude. Sin embargo, el anime te engaña totalmente, riéndose en tu cara una vez que caíste en la trampa, emocionada ante una perspectiva que jamás se concreta.

Después del cierre (dígase abrupto, dígase insensato) de la primera temporada, la historia de Sebastian y Ciel termina. El final de Kuroshitsuji no daba opción a nada más, había sido el fin para ellos. Sin embargo, los guionistas, los productores o el mismísimo demonio se encargaron de forzar nuevamente su intrusión al mundo del anime. Infortunadamente, Amo y Demonio se involucraron en una trama independiente que hubiese funcionado mil veces mejor sin su aparición.

No tenía sentido alguno que el Conde Phantomhive se involucrase en medio de un tira y afloja con otro noble, quien, oh, casualidades de la vida, también había hecho un pacto con un demonio. En un giro totalmente inesperado (y ridículo, verdades sean dichas) ambos deciden enfrentarse porque, mira tú, resulta que la otra persona (o su demonio) es el responsable de su desdicha. Repito: esto no tiene sentido, especialmente porque se dejó entredicho que fue un personaje de la primera temporada el responsable de la tragedia que condujo a la muerte de los padres de Ciel y su caída en desgracia (en el anime). Ni Alois ni Claude tuvieron nada que ver.

“¿Que eso significa que la historia de Ciel se acaba? No hay problema. Tiene amnesia y todo solucionado. Él regresa y sigue buscando la venganza que, se supone, ya cobró”, fue el pensamiento de los involucrados, estoy segura. Me resulta increíble semejante falta de ingenio a la hora de involucrar a los personajes previos, no para que tuviesen su breve participación en la secuela, sino para que le robaran toda la pantalla a la trama de Alois.

La resolución del conflicto deja mucho que desear, a mi parecer, ya que nos brindan justificaciones enrevesadas, quizás bajo la creencia de que, mientras más mezcolanza, mucho mejor. Algo así como:

“Esmeralda fue testigo del homicidio del primo del amigo del cuñado, pero decidió culpar a Roberto, quien es el esposo de su sobrina en segundo grado, porque él fue el responsable de que María de las Mercedes estuviese en depresión luego de José Camilo la abandonase después de que Roberto le mintiese, diciéndole que María de las Mercedes estuvo involucrada en la purga de 1987 en la que murieron 3 personas y una cabra, que le pertenecía al padre de José Camilo”.

Bueno, no exactamente así, pero… Los personajes X recurren a entramados, ocultando sus motivaciones bajo pretextos falsos y sus verdaderas identidades, lo que conduce a que los personajes Y actúen de un modo diferente, tal y como esperaban los personajes X, para que así finalmente obtengan lo que quieran. Pero, qué pena, nadie obtiene lo que quiere. Y en el proceso te encuentras preguntándote si la vinculación de almas a través de los anillos como parte del cierre de la historia es original o innecesariamente complicada.

Al final te cuestionas si no hubiese sido mejor no enredar tanto la historia, especialmente para un anime de 12 capítulos y con cuatro personajes que, según pretensiones del staff, serían los opuestos del otro, pero que, cuando los analizas sin demasiado esmero, te das cuenta que en realidad son el reflejo de un espejo un poco empañado, con leves cambios, pero a fin de cuentas, más de lo mismo. “Yes, My Lord” “Yes, Your Highness” es pura coincidencia. Claaaaro.

En la primera temporada, ya habíamos acompañado a Ciel en su búsqueda de venganza. Después de situaciones demasiado cómicas y desesperantes, consigue lo que quiere, de una forma poca satisfactoria, pero lo hace. Lo vimos y lo aceptamos (más o menos). Kuroshitsuji II era la oportunidad de presentar una cara nueva, con su propia historia trágica y sus propios deseos de venganza.

Personalmente, no creo que la historia de Alois sea mala. Bueno, es un poco repetitiva en cuanto a “niño vende su alma y obtiene un mayordomo demoníaco a cambio” que ya vimos en la primera temporada, pero todo el contexto que rodea a Alois, incluyendo sus conflictos internos y su relación con sus sirvientes es muy diferente a la vida que Ciel llevó. La revelación sobre su verdadero origen y los funestos eventos por los que tuvo que atravesar son lo mejor del anime; sin embargo, todavía estoy insegura acerca de cuán constante fue la aparición de los demonios -hablando literalmente- en su vida y la de sus allegados. Quizás fue para diferenciarlo de Ciel aún más, quizás para inferir que los demonios siempre están presentes.

Probablemente parte de mi indecisión se daba a que como un todo, Kuroshitsuji II no funciona. La trama de Alois independientemente sí, lo hace, pero cuando mezclan a Alois con Ciel y, por tanto, todo lo que eso significa… No, absolutamente no.

Eso sí, el cierre fue inesperado. Jamás se me hubiera pasado por la cabeza que semejante cosa podría ocurrir y, siendo que he despotricado contra todo lo mal que hicieron, no puedo sino aplaudir ante el escenario final de sus personajes, tanto de Alois (y sus respectivos sirvientes) como de Ciel y Sebastian.

Supongo que es de esos poquísimos casos donde prácticamente le encuentras todos los errores habidos y por haber al guion y la trama, pero el final te gusta.

Resultado de imagen para kuroshitsuji ii gif

Personajes

Durante la mayor parte del anime, Ciel y Sebastian no aportan nada que no hubiésemos visto antes; su dinámica se mantiene igual, no cambia… a excepción de un evento durante la recta final que provoca una breve separación y genera un quiebre, no solo en su relación, sino en sus propias personalidades. Sebastian reacciona violento y posesivo ante la posibilidad de que el alma de Ciel le sea arrebatada, y a pesar de la ira que Ciel experimenta hacia su mayordomo (en esos momentos, ex mayordomo), no puede evitar seguir dependiendo de él.

Pero A-1 Pictures ya enfocaron todas sus luces hacia ellos, así que me remitiré exclusivamente a quienes, según yo, debieron protagonizar en su totalidad Kuroshitsuji II: Alois Trancy y su mansión de locura.

Es evidente que la historia de Alois es trágica y generó en él traumas que marcaron su personalidad irremediablemente. Recuerdo que en la reseña de Kuroshitsuji mencioné que Ciel pudo convertirse en un monstruo después de sus terribles experiencias, pero no lo hizo. Alois no corrió con la misma suerte.

Indudablemente, Alois es uno de los personajes más complejos del anime. Él es un sádico y disfruta provocar daño a sus sirvientes, especialmente a Hannah, la mucama que, como todos en ésa casa, esconde más de lo que es. Alois es cruel sí, pero también es vulnerable y dependiente, ansioso por cualquier muestra afectuosa de Claude, su mayordomo, a quien ha depositado sus últimas esperanzas de ser amado. Esto último lo escribo sin la constancia de cuál es el tipo de amor que Alois espera recibir: paternal, fraternal o romántico. Alois fue abusado, no solo física y mental, sino sexualmente desde muy joven, en reiteradas ocasiones. El anime lo aclara más que bien.

Alois es un sobreviviente, pues tuvo que aprender a jugar con su verdugo, seduciéndolo y haciéndolo caer en sus propias redes para no terminar como los otros niños, destrozados y muertos. Alois es una mariposa herida que consigue escapar del abismo para terminar atrapado en un telaraña cuando consuma su pacto con Claude.

Claude Faustus es como una araña, inteligente y venenosa. Es retorcido y brutal, y si bien cumple con todos los designios de su amo, no profesa por él la misma devoción que Alois le dedica. Claude no se sacrifica por él ni le dedica el más mínimo sentimiento de aprecio. Lo ve como el platillo que calmará su hambre una vez devore su alma. Claude encarna perfectamente la imagen de un demonio.

El personaje cayó mucho más bajo cuando Ciel y Sebastian se inmiscuyeron en su camino y, si bien obtuvimos una degradación mayor de su persona, ansiando con anhelo el momento en que este verdadero villano desapareciera, no me agradó cómo fue desligándose del camino que se supone que debía recorrer: el demonio que cumpliría su pacto con Alois. Claude es frío, déspota y miserable, pero estaba dispuesto a permanecer junto a Alois hasta el momento en que este consumara su venganza. Y su enfrentamiento innecesario con el Conde y el otro demonio, entorpeció el objetivo… de manera negativa, a mi parecer. No por la intervención en sí, sino por cómo se llevó a cabo. Terrible, terrible… hasta los momentos finales, claro.

Ya la mencioné brevemente, Hannah Anafeloz es la mucama de la mansión Trancy. Es tranquila y temerosa de Alois, pues es a ella a quien dirige su saña y desprecios, humillándola constantemente. Sin embargo, sus apariciones episódicas se tuercen y descubrimos en ella a una persona totalmente distinta, un misterio revelado. A pesar de todo, es la única persona que realmente siente aprecio por Alois, que lo entiende y está dispuesta a cumplir con todos sus deseos. Quizás podría parecer como la victima del síndrome de Estocolmo, pero lo cierto es que la relación que une a Hannah con Alois es mucho más profunda e inesperada y, probablemente, de lo mejorcito del anime. No deja de ser de cierto modo un cliché, pero es un cliché que funcionó muy bien.

Y me gustaría hablar sobre Thompson, Timber y Canterbury, los trillizos que también servían en la mansión, pero lo cierto es que ellos prácticamente no dicen absolutamente nada en toda la serie. Después, te callan a ti la boca cuando se revela sus verdaderas identidades. Bravo por ellos.

Mención honorifica a Luka Macken. ¡Cómo un personaje secundario puede ser tan relevante para la trama de la historia y tan adorable al mismo tiempo! Mi amor incondicional, Luka, ojalá hubiesen más niños como tú. ❤

A mi parecer, fueron estos personajes quienes salvaron del naufragio al anime. Y seguramente no soy la única que piensa así. Ojalá la historia les hubiese otorgado más pantalla y una historia independiente de la primera temporada. Sé que habrían encontrado la forma de brillar por su cuenta, tal vez con más intensidad.

Animación

A-1 Pictures no es mi estudio favorito, eso ya lo dije, pero consideró que, comparando Kuroshitsuji II con su precuela, hubo un declive, en cuanto a animación refiere.

Las escenas de combate requerían un amplio grado de movilidad y fluidez, y eso fue lo que nos dieron, lo que, por supuesto, se agradece. Sin embargo, esa misma atención no fue homogéneamente distribuida, ya que, desde mi humilde opinión, pues hay quienes podrían estar en desacuerdo conmigo, su principal retroceso se aprecia en los primeros planos, pues detalles en los que anteriormente se habían empeñado, ahora fueron pasados por alto, como por ejemplo, el símbolo del contrato en el ojo de Ciel.

También, a diferencia de la primera temporada, la prolijidad a la vestimenta propia de la época no fue prioridad, para desgracia mía. Una de las cosas que más me gustan del trabajo de Yana Toboso es su atención a los detalles, especialmente a los atuendos de los personajes, así que esperaba el mismo cuidado. Infortunadamente, no fue así.

Música

Kuroshitsuji II nos entrega “SHIVER” de the GazettE, como su único opening, y dos endings, “Bird” de Matsushita Yuuya y  “Kagayaku Sora no Shijima ni wa” de Kalafina.

Como sucedió con su predecesora, la intro me parece perfecta. El anime es mucho más oscura que la primera temporada, más deprimente y menos explícita, y el opening consigue capturar la esencia de sus personajes, especialmente de Alois y Hannah.

Por otro lado, los ending me encantaron. La carga emocional en la canción de Kalafina me supera, como sucedió con su anterior participación en la primera temporada, me parece no podría haber ending mejor, ya que prácticamente este acapara por completo la temporada. Sin embargo… yo prefiero “Bird”. La voz, la música, la animación del ending… es perfecta. Me fascina por completo.

Reflexiones finales

LO BUENO

Definitivamente, los personajes nuevos. Alois, Claude y Hannah se robaron por completo el show, para mí. Una premisa que auguraba un anime con una similitud alarmante a la presentada en la primera temporada debía de presentar cambios necesarios. Alois es un noble que en realidad no lo es, pero que experimentó eventos traumáticos que condujeron a su decisión de vender su alma por su venganza. Claude es el demonio que accedió a las suplicas de un niño asustado, pero corrompido por el odio y las ansias de venganza, cruel y despreocupado por la alma que debería velar, pero ansioso por consumirla. Y Hannah, la mártir eterna que esconde toda una historia detrás de la mirada cabizbaja y los vendajes manchados de sangre.

Como ya lo mencioné el final fue una grata sorpresa. No me gustó el comienzo ni el desarrollo del anime, pero quedé satisfecha con el final. Tanto lo que aconteció con Alois y Claude como lo que enfrentaron Sebastian y Ciel.

LO MALO

Lo repetí una y otra vez: aunque el final me haya gustado, me sigue pareciendo un grave fallo la inclusión de Ciel, Sebastian y toda la tropa en la trama de Alois. No solo porque perjudicó terriblemente lo que, de forma independiente, pudo haber conseguido grandes resultados, sino porque contribuyó a las cejas enarcadas y las expresiones confundidas de los espectadores que veían Kuroshitsuji: Book of Circus sin entender qué había sucedido si el final que recordaban había sido diferente y prácticamente se obvio gran parte de lo que sucedió en la primera temporada, y la segunda temporada se borró del mapa.

A fin de cuentas a la mayoría del público no le afectó demasiado esto último, gracias a los buenos samaritanos que tuvieron la amabilidad de explicarles que Kuroshitsuji II estaba ubicado en otra línea temporal, digámoslo así, y que no afectaba a los eventos ocurridos en Kuroshitsuji: Book of circus y siguientes adaptaciones.

Pero lo que no puedo perdonar fue cómo se encaminó este anime. Quizás si la interacción entre el team “Yes, my Lord” y el team “Yes, your Highness” se hubiese desarrollado de una mejor forma, no me estaría quejando tanto. Quizás hubiese sido mucho mejor y ahora no podría estar imaginándome cómo sería un mundo en el que Alois y Claude no conocen ni se reúnen con Ciel y Sebastian.

Quizás… es bueno soñar.

Puntuación

Resultado de imagen para kuroshitsuji gif alois

 ♦ Aceptable

Anuncios

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s