Reseña: Shigatsu wa Kimi no Uso

shigatsu

Sinopsis

La música es parte de la vida del ‘metrónomo humano’, el prodigioso pianista Arima Kousei. Pero después de la muerte de su madre, Arima Saki, Kousei cae en una espiral descendente, haciéndolo incapaz de oír el sonido de su propio piano. Dos años después, Kousei, quien ha abandonado por completo el piano así como a sus admiradores y sus rivales, vive una vida sin color junto a sus amigos Sawabe Tsubaki y Watari Ryouta. Sin embargo, todo cambia cuando conoce a una hermosa violinista, Miyazono Kaori, quien transforma su mundo y lo anima a reencontrarse nuevamente con la música.

Detalles

  • Director: Ishiguro Kyohei
  • Estudio: A-1 Pictures
  • Demografía: Shounen
  • Género: Drama, Escuela, Música, Romance
  • Tipo: Serie
  • Episodios: 22
  • Año: 2014-2015

Antecedentes

En 2011, Arakawa Naoshi publicó, a través de la revista Shounen Magazine (Monthly), su obra más popular: Shigetsu wa Kimi no Uso. En la misma revista fue publicada otro manga suyo, en 2007, Tsumetai Kousha no Toki wa Todomaru, y en 2011, Magazine E-no se encargó de Sayonara Football.

A-1 Pictures es un estudio ya no necesita presentación. Animes como Fairy Tail, Sword Art Online, Magi: The Labyrinth of Magic, Ao no ExorcistAldnoah.Zero gozan de gran popularidad actualmente.

Shitasu wa Kimi no Uso fue el primer proyecto de Ishiguro Kyohei como director. Previamente trabajó en los storyboards de C³, Kokoro ConnectFairy Tail y participó como director de algunos de sus episodios. Entre sus colaboraciones más recientes se encuentran Danchi Tomoo, Lance N’ MasquesOccultic;Nine, cuyo estreno está programado para octubre de este año.

El director de sonido, Aketagawa Jin, tiene entre sus filas, haber participado en una cantidad abrumadora de animaciones, como Ano Hi Mita Hana no Namae wo Bokutachi wa Mada Shiranai, Aldnoah.Zero, Ben-ToHachimitsu to Clover, Toradora!!, Trinity Blood, Shokugeki no Souma, No Game No Life, Sekirei, Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu, Sky Girls, SolaRec, solo por mencionar algunas.

El director de fotografía, Sekiya Yoshihiro se desempeñó en el mismo cargo en Baccano!, Hellsing Ultimate, Dai Mahou Touge y Gakuen Alice. Por otro lado, el encargado de la música fue Yokoyama Masaru, que trabajó en Glass no Hana to Kowasu Sekai, Arakawa Under the BridgePlastic Memories.

Preámbulo

“El chico conoce a la chica que cambiará su vida”.

Debo confesar que no me sentí atraída por el concepto, porque las historias de redención de jóvenes enamorados no es mi cliché favorito. A pesar de mis reticencias, me convenció la perspectiva de una historia que se construiría alrededor de la música clásica y (básicamente) según todo el mundo, porque el anime era de género dramático. Y a mí me gusta el drama. Mucho.

Las expectativas que sostuve sobre este anime –tanto por su trama como por los comentarios en la red- se sustentaban en la combinación de música, romance y drama. La imagen mental que estuve construyendo en solo horas convertían a Shigatsu no Kimi no Uso en un anime extraordinario.

Desgraciadamente, me equivoqué.

Quizás había depositado demasiadas esperanzas en el resultado final o quizás olvidé que, la mayoría de las veces, cuando el romance y el drama se entrelazan, se exceden en una batalla por intentar superarse la una a la otra, para finalmente transformar una trama sencilla en un melodrama que haría palidecer incluso a Marianela.

Y Shigatsu wa Kimi no Uso es justamente eso y, maldita sea, mucho más.

Historia

Arima Kousei nació con un don: es un prodigioso pianista que asombra e inspira por igual. Sin embargo, su talento reprimió muchos aspectos de su vida, especialmente durante su niñez, ya que su madre, Arima Saki, lo instruyó desde muy pequeño, obligándolo a practicar todos los días para que alcanzase la perfección. Saki no dudó en utilizar la violencia contra su hijo como castigo a sus fallas. Desesperado por una muestra de afecto y agasajo ante sus esfuerzos, Kousei empezó a despreciar a su madre, quien se hallaba enferma y, poco tiempo después, falleció. Entonces, la culpa lo consumió y decidió abandonar el piano, porque la sombra de su madre parecía acecharlo, como un reproche, y Kousei se encontró, de pronto, incapaz de escuchar las notas del piano y, por tanto, incapaz de volver a tocar.

Nada parecía poder sacarlo del hoyo de desesperación en el que estaba hundido. Con un padre ausente y amigos incapaces de ayudarlo, su vida se volvió monótona y melancólica. Kousei se resignó a mantener una vida ‘sin color’, en sus propias palabras, sin pasión ni emoción ni amor.

Entonces conoció a Miyazono Kaori, una violinista de su misma edad, pero con una visión del mundo completamente diferente a la suya. Gracias a ella y una determinación recién descubierta, Kousei iniciará un camino de autodescubrimiento, intentando reencontrarse con su piano.

Resultado de imagen para shigatsu wa kimi no uso tumblr

Shigatsu wa Kimi no Uso nos introduce a una premisa típica que hemos visto innumerables veces, no solamente en el anime, sino también en el cine, la televisión y la literatura. Un individuo desolado por su propio pasado, sus demonios internos que lo someten a mantener una existencia vacía, turbia, sin sueños ni esperanzas. Mode Emo On. Entonces él conoce a ella, quien, por algún motivo incomprensible, ve el alma desamparada que se oculta bajo la máscara de normalidad/rudeza/frialdad y se propone a salvarlo/ayudarlo/enderezarlo y… meh, ustedes ya se imaginarán qué sigue: él se enamora de ella y ella se enamora de él. Y casi aciertan.

Este anime califica en el género romántico, pero se divide en dos tópicos: amor unilateral y desilusión amorosa que circula a través de los cuatro personajes ‘principales’. Si bien esta propuesta acaricia un terreno bastante pisoteado por obras previas, no lo considero totalmente como un error. Después de todo, ¿qué historia buena no ha tenido al menos un corazón roto? Y digo totalmente porque, en muchas ocasiones, el manejo de esos sentimientos, que son mucho más complicados que un romance realizado, no fueron desarrollados apropiadamente, lo que degeneró en situaciones que me producían más disgusto que compasión.

Shigatsu wa Kimi no Uso explota demasiado el drama alrededor de la vida de Kousei al punto de que resultaba imposible soportar un minuto más, no porque fuese devastador ni extremadamente doloroso de ver, sino porque estaba con la guardia en alto, preguntándome ‘¡¿Y ahora QUÉ?!’.

A veces me parecía que estaba viendo una mistura de Escalera al Cielo, Bajo la misma estrella, El diario de Noah, Tres metros sobre el cielo, Un amor para recordar y los peores momentos de La Rosa de Guadalupe (y yo sé que ustedes vieron un capítulo al menos una vez, no lo nieguen). Dios sabe que a mí me hubiera encantado este anime y se hubiera posicionado en mi Top 5 si el drama hubiese sido abordado desde otra perspectiva. La tragedia, como género, es espectacular si se conduce apropiadamente, pero el anime recorre peligrosamente el melodrama y eso puede afectar en su intrusión y la aceptación de un público más amplio. Ya mencioné que el drama me gusta, pero no fui una particular fan del drama en este anime.

Honestamente –y ódienme y quéjense todo lo que quieran- yo no lloré por el romance/no-romance principal, porque sus pretensiones de convertir la historia de amantes trágicos en memorable, se quedó en eso, pretensiones. No consiguió satisfacer mis expectativas y, una vez finalizada la serie, me convencí que la hubiese disfrutado mucho más sin el factor ‘romance’ de por medio. Especialmente porque el anime prometía música clásica.

¿Y si se supone que este anime va de eso, qué hago mencionándolo recién ahora? Pues, queridos ermitaños, me mantengo fiel a las prioridades del anime. Shigatsu wa Kimi no Uso prácticamente deja en segundo plano las secuencias de música.

Durante la primera parte, debido a la incapacidad de Kousei por culminar –o empezar- con éxito alguna pieza musical, era imposible apreciar el espectáculo completo. Quizás el momento glorioso, donde obtuvimos (¡por fin!) la satisfacción de obras maravillosas interpretadas con éxito, fue durante las presentaciones de Kousei y Emi y Takeshi, sus principales rivales.

En la segunda parte, tampoco disfrutamos a raudales, pues solo se puede traer a mención el dúo y la interpretación final que fue bellísima, tanto musical como artísticamente. Eso es todo. Fue muy poco, considerando la cantidad de sus episodios, pero, uno de los aspectos a destacar del anime es que, esas escasas secuencias fueron espectaculares y tal vez, solo tal vez, podría decir que valió la pena los exabruptos cometidos en el transcurso de la historia.

Un ejemplo de esto último, son los cambios abruptos en determinados momentos. Nos encontrábamos en medio de una escena dramática y, de improviso, la situación se volvía cómica (o viceversa), lo que hacía imposible ponerse en sintonía con el ambiente. Y no, no eran esos momentos naturales que servían para aliviar la tensión y ponían una sonrisa en la cara llorosa de un personaje; eran inadvertidas e inesperadas, totalmente fuera de lugar.

Y ya que estamos en eso, como muchas otras cosas del anime, verdades sean dichas.

Personajes

Quizás, me pregunto. Quizás el problema no sea la historia sesgada hacia lo trágico, sino sus personajes que son incapaces de mantener el peso de la trama en sus hombros. Por supuesto, esto tiene una explicación: prácticamente ningún personaje, a excepción de Kousei, se desarrolló. Ya sea porque se estancó en un determinado punto y empezó a avanzar muy tarde o, simple y llanamente, no se les dio la oportunidad de continuar en pantalla, como parte del elenco recurrente.

tumblr_static_4cd6s103qbcwgsc8oogwcwk80_640_v2

Vayamos por partes.

Desde la primera escena de ataque de pánico o TEPT de Kousei, fundé, lideré y movilicé una campaña por conseguirle ayuda especializada a ese chico. No, en serio. Él realmente necesitaba ayuda profesional y esto probablemente le quite el romanticismo del cliché de ‘la chica exorcista de demonios internos’, pero los problemas psicológicos no se resuelven solamente con buenas intenciones. ¡Vamos! El chico sufrió de abandono paterno y su madre se trasformó de una mujer sana y cariñosa a un monstruo enfermo (literal y metafóricamente) abusador que castigaba a su hijo severamente por fallar una nota en el piano o no calcar a la perfección a Chopin. Posteriormente, ella murió, dejándolo con el sentimiento de culpa y, la cereza sobre el pastel: nadie, ningún adulto, le pareció que el niño necesitaba apoyo, solidaridad, cariño después de la muerte de su madre; en su lugar, lo dejaron por su cuenta en una casa empolvada que le recordaba cada segundo a la difunta y el ausente y poco preocupado padre que tenía. Dios mío, ¿dónde está servicios infantiles cuando se les necesita?

Con todo un pasado turbio bajo la alfombra, nuestro protagonista consigue superarse… solo. Kaori le dio el empujón y la motivación que necesitaba, sí, pero fue su propia determinación lo que le permitió acercarse de nuevo a su antigua pasión y reconciliarse con la figura de su madre. Es bastante triste –para no cambiar de aires, supongo-, pero considero que Kousei se posicionó, caminó y finalizó el sendero casi sin ninguna ayuda. Su padre no está, su instructora de piano aterriza en escena cuando él ya estaba tocando de nuevo y sus amigos parecen disuadirlo más que alentarlo (sí, me refiero a Tsubaki. Ya hablaré de ella después).

Es un personaje con sus propios traumas, sus propios demonios y con el infortunio pegado a los talones, según parece. No considero que sea el mejor protagonista que he tenido el placer (o disgusto) de ver, pero, considerando al resto del elenco, creo que es quien sale mejor parado dentro de su propia historia.

¡Apaguen sus antorchas! Con el último párrafo no me refiero a los otros personajes sean malos o mediocres. Ya lo dije al comienzo de la sección, el problema principal con los personajes es que, o no fueron desarrollados apropiadamente o desaparecieron del radar.

En el primer grupo tenemos tanto a Kaori, como a Tsubaki y Watari, amigos de la infancia de Kousei. Si bien nuestra querida violinista es una de esas chicas que tiene todo a su favor para convertirse en alguien memorable, la innecesaria aura de misterio que la rodea y nos impide conocerla apropiadamente hasta el final de la historia, elimina todas sus oportunidades de brillar y, por tanto, de crecer como personaje. Honestidad ante todo, no me sentí deslumbrada ni conmovida con su relato final, que sirvió más que todo como una introducción a su vida y al por qué de todas sus acciones.

Puedo entender a Kousei, pero en definitiva, no hay un motivo comprensible que justifique a Kaori y no es difícil encontrar más de una alternativa al problema en el que estaba envuelta (y no me refiero a su evidente enfermedad, que esto te lo embadurnan en la cara en los primeros capítulos y no es sorpresa para nadie con dos dedos de frente, vamos), sino a cómo actuó en relación a Kousei. Me perdonarán, pero lo único que hizo fue complicarles las cosas a ambos innecesariamente y hacer menos felices su temporada juntos. Pero, niña, eres la bomba tocando el violín.

Resultado de imagen para shigatsu wa kimi no uso gif

Por cierto, ¿cuántos años tienen ustedes? ¿14, 15? ¡Madre mía con esta juventud!

En el segundo grupo, están Tsubaki y Watari. Para desgracia suya, sus papeles como secundarios se van diluyendo a medida que la historia va avanzando. Si bien Tsubaki intenta reintegrarse a la vida de Kousei una vez que él retoma el piano, su escaso desarrollo impide empatizar con ella. Al comienzo, el personaje no me dejó ninguna impresión; fue después, cuando ella sucumbió a su propia revelación, cuando comenzó a desagradarme, llegando a cuestionar su papel como mejor amiga.

Puedo entender que se sienta desdichada ante la posibilidad de que Kousei deba irse para perseguir sus sueños, pero añorar que no lo consiga y que vuelva a dejar la música, no porque tema que sufra como sucedió anteriormente, sino porque no quiere que se aleje de ella, sabiendo lo monótona y vacía que fue su vida, me pareció mezquino. (La amiga de Tsubaki, Kashiwagi, me parecía un mejor personaje. Desgraciadamente aparece muy poco. Como Watari que poco a poco se convierte en un extra más. Una lástima).

Pero bueno, ¡son niños prácticamente! Cualquier dilema o crisis existencial que tengan se desvanece cuando piensas en cuán jóvenes son en realidad; es difícil concentrarse en sus problemas ‘de adultos’ cuando piensas que deberían seguir jugando entre ellos o divertirse un poquito más. Me pregunto si la misma historia, pero con personajes un poco más entrados en años funcionaría mejor. Humm…

Para infortunio nuestro, quienes tenían mayor potencial en la trama, fueron quienes desaparecieron (casi) sin dejar rastro: Aiza Takeshi y Igawa Emi, los rivales de Kousei desde que éste comenzó el piano, cuando tenía 5 años. Ambos tienen una historia interesante que los liga a él: para Takeshi fue su héroe, para Emi su inspiración, razones por las que resultó un golpe duro enterarse que no volvería a tocar y, años después, despertó una motivación dormida descubrir que había regresado. Su participación durante la competición fue el mejor momento del anime, para mí, ya que tuvimos interpretaciones tan diferentes entre ellas como extraordinarias. Considero que un enfoque más profundo en su relación competitiva habría resultado más favorable para el desarrollo de la historia, pues esperaba que, una vez hecha su aparición, se involucrarán más en la vida de Kousei.

Imaginen mi sorpresa cuando no solo se mantuvieron al margen de nuestro protagonista, sino que también chán, chán, se desvanecieron como polvo en el viento. Personajes realmente prometedores fueron abandonados sin misericordia. En su lugar se introdujo a Nagi, quien terminó relacionándose más (y mejor) con Kousei, pero que sufrió el mismo destino que los otros ya mencionados: escaso tiempo en la pantalla para desenvolverse apropiadamente.

Una lástima. Tanto potencial desperdiciado.

Mención (des)honrosa a Arima Saki, la madre de Kousei, y a Seto Hiroko, su amiga. Hiroko se integra al elenco a mediados de la historia para interpretar a la tutora de Kousei. Ella es la responsable de que Saki impulsara el talento de su hijo; cuando Saki enfermo y sus métodos de enseñanza degeneraron junto con su salud, Hiroko experimentó un sentimiento de culpa por el trauma que Kousei sufrió después de los maltratos y la muerte de su madre. Saki, desde luego, es la villana durante parte del primer acto, pues se la muestra como una mujer vil con su propio hijo, dispuesta a castigarlo físicamente si Kousei se equivocaba; sin embargo, en un intento por redimir al personaje, la introducción de Hiroko también sirve como explicación sobre el accionar de Saki. Una madre preocupaba por el futuro de su hijo. Sí, claro. Eso sí, aún no quedó claro si Saki actúo así debido al avance de su enfermedad o producto del narcisismo al descubrir en Kousei a un prodigio, explotando todas su capacidades. Quién sabe.

Animación

Oops, A-1 Pictures did it again!

Si hay algo en lo que, sin lugar a dudas Shigetsu wa Kimi no Uso triunfa, es en la animación. Es innegable el presupuesto y la dedicación destinados al arte, especialmente durante las escenas enfocadas en las interpretaciones musicales. ¿La última? Soberbia.

La paleta de colores se adaptó a los requerimientos del guión y las situaciones que afrontaban los personajes. En momentos alegres y emotivos, se emplearon tonos visualmente atractivos, fuertes y vivos, y cuando la nota negra era la prioridad, un halo de sobriedad se apoderada de la escena. La fluidez no falta y la expresividad de los personajes, si bien no es exagerada, si es vasta; percibimos sin problemas las emociones de los personajes a través de sus gestos, sin que sea necesaria una explicación, precisamente por sus detalles.

Sin embargo, pese a esto, la animación en ocasiones se tambalea, en tanto no es constante durante todo el anime. Esos momentos son pocos, pero gracias a la calidad exhibida previamente, se pueden notar sin demasiado esfuerzo.

Pero qué más da, si el resultado final es precioso.

Música

La gratificación visual que nos entrega Shigetsu wa Kimi ni Uso solo puede competir contra la música con la cual nos deleitan. Como ya lo mencioné, para infortunio de todos quienes vinimos en busca de la música, las interpretaciones musicales no alcanzaron la cuota que había esperado, pero sí fueron lo suficientemente buenas para satisfacer el hambre que nació al descubrir la existencia del anime. Piezas de Chopin, Rachmaninoff, Saint-Saëns y Beethoven nos deleitaron durante sus cortas apariciones, pero cada segundo valió la pena. Y, dios mío, Spring’s Melody es simplemente hermosa. Kousei, yo me casaría contigo si tocas esa canción todos los días, lo juro.

Además de la música clásica, el anime trajo dos openings, “Hikaru nara” de Goose house y “Nanairo Symphony” de Coala Mode, y dos endings, “Kirameki” de wacci, y “Orange” de 7!!. En ambos casos disfruté mucho más de las primeras entregas, y quizás demasiado, porque las segundas partes no consiguieron superarlas. Peeero… el segundo ending como cierre del anime, me pareció apropiado. Es lento y suave, una buena despedida.

Reflexiones finales

LO BUENO

Indudablemente Shigatsu wa Kimi no Uso consiguió posicionarse en el TOP de muchos corazones y asentó su puesto, por tiempo indefinido, ahí. Personalmente, no comparto la devoción por este anime, pero entiendo a quienes sí la sienten.

Shigatsu wa Kimi no Uso tiene todos esos elementos que consiguen hacer una historia memorable, mas no extraordinaria. El anime está diseñado y orientado para un público determinado que sabrá apreciarla y valorarla como una joya, sin duda. Ya sea por su animación, visualmente preciosa; por su música, conmovedora (y fue precisamente lo que más me gustó) o por el romance trágico que rodea a sus personajes.

¿Es un anime que conseguirá atravesar las barreras del tiempo? Solo el mismo tiempo lo dirá.

LO MALO

Una vez dicho todo esto, considero que gran parte del drama de este anime fue un método rápido y barato para provocar lágrimas y empatía por el sufrimiento constante del protagonista y la injusticia que atraviesan otros tantos. No creo ser la única -ni seré la última- que consideró alejarse y no voltear atrás nunca más debido a la cantidad de melodrama presentado capítulo a capítulo. Muchos seguramente tiraron toalla antes siquiera de llegar a la segunda parte y no puedo culparlos.

Como ya dije, Shigatsu wa Kimi no Uso tiene su público, como todo anime; sin embargo, este especialmente acaricia una fibra demasiado sensible, hasta rozar el hartazgo: el sentimentalismo. Productos cómicos o dramáticos suelen tener cabida en la mayoría de los consumidores, porque pretenden conseguir determinada reacción: llantos o risas, y la mayoría de la gente suele preferir ese tipo de entretenimiento. Pero (el gran pero) abusar demasiado de la comedia o el drama (o emplearlo de modo incorrecto, según la audiencia) puede conseguir resultados no deseados, y este es el caso de Shigatsu wa Kimi no Uso.

Fans de la historia, no se sorprendan si hay gente que les dice que no les gusta y, encima, les enumere sus errores. Cuando no sientes especial simpatía con algo, uno es más propenso a notar esos pequeños detalles que se pasan por alto. He ahí la extensión de este review. 

Puntuación

Resultado de imagen para shigatsu wa kimi no uso gif

♦ Aceptable

Anuncios

3 comentarios en “Reseña: Shigatsu wa Kimi no Uso

  1. swisstunafish dijo:

    Me alegra saber que alguien más que yo piensa que esto no es 10/10 súper emocional, concuerdo con todo lo que dijiste y hasta más fallas le veo, aunque se me hace que la nota que le diste no concuerda con toda tu opinión pero bueno, gran review, me encantó.

    Me gusta

    • Akiba dijo:

      Primero, muchas gracias por comentar. Palabras como las tuyas me alegran el día 🙂

      Ahora bien, sobre la calificación… Estaba pensando justamente en escribir un post al respecto, para despejar algunas dudas porque en reseñas como ésta puede parecer que la nota final y lo expuesto no están parejos, pero te explico brevemente cómo funciona.

      Al analizar un anime -y, por tanto, dedicarle una reseña-, tengo en consideración lo siguiente: Historia, Personajes, Animación, Música y Entretenimiento que tienen el mismo nivel de importancia; o poniéndolo en otros términos: ni la historia ni los personajes reciben una valoración más alta que la animación y la música.

      A su vez, todos estos apartados se desglosan en otros criterios que yo, desde mis limitados conocimientos en cuanto anime, he considerado importantes. “La premisa”, “El desarrollo” o “El mensaje”, en HISTORIA, por ejemplo; o “Arte”, “Fondos” y “Diseño de personajes” en ANIMACIÓN. Y estos criterios están valorados en una escala de 1 a 10 (cuantitativo) que está acompañada por apreciaciones como “Supera las expectativas” en un extremo, o “Fracaso” en el otro (cualitativo).

      En Shigatsu wa Kimi no Uso, mis críticas principales se concentran en la premisa y el desarrollo de la historia y en el desarrollo del elenco y su interacción, pero también he considerado la conclusión del anime y el impacto de los personajes. A mí parecer, estos últimos no son deficientes –un poco regular el primero, pero tirando a bueno, y bastante destacable el segundo-, así que la nota final de cada uno los apartados se eleva. Recuerda que también tuve en cuenta la animación y la música que, como ya lo habrás notado, es lo mejorcito de Shigatsu y, por tanto, sus puntos siguen aumentando. A pesar de que parece que estoy hateando el anime, he sido lo más imparcial posible xD Como sucede con la mayoría de mis reseñas, creo yo.

      En fin. La puntuación final no es mi preocupación principal, sino exponer los pros y los contras del anime ya que, después de todo, consiguen que esa nota se fundamente. Algunos podrán considerar “Bueno”, que equivale a un 7, como una nota alta mientras que otros pensarán en ella como una calificación baja. Todo es cuestión de perspectiva, supongo. Lo importante es el por qué y me alegra que más allá de la puntuación valoraras mis opiniones puntuales.

      Espero que algunas dudas se hayan despejado, pero esa entrada explicando todo a más detalle está entre mis prioridades. Te agradezco hacérmelo recordar.

      Saludos 😀

      Le gusta a 1 persona

      • swisstunafish dijo:

        Ya veo, pues si entiendo más o menos tu punto, pero igual también considero que la nota es lo menos relevante, tu explicación de los pros y contras son lo que más he valorado y a lo que más se debería poner atención en tus reseñas, gran trabajo 🙂

        Me gusta

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s