Reseña: Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu

79410l

Sinopsis

Cuando Subaru Natsuki sale de la tienda de conveniencia, lo último que espera es ser arrastrado lejos de la cotidianidad de su vida para terminar atrapado en un mundo de fantasía, donde las cosas no pintan nada bien para él; no mucho después de su llegada, es atacado por unos matones; armado sólo con una bolsa de comestibles y un teléfono celular sin señal, recibe una paliza. Afortunadamente, una misteriosa mujer llamada Satella, en medio de una persecución al intentar recuperar un objeto robado, encuentra a Subaru y lo salva.

Con el fin de agradecerle, Subaru se ofrece ayudarla en su búsqueda y, más tarde esa noche, consiguen descubrir el lugar donde se encuentra aquello que Satella está buscando. Sin que ellos lo sepan, se adentraron a terrenos peligrosos y, pocos minutos después, son asesinados brutalmente. Sin embargo, Subaru despierta inmediatamente solo para descubrir que los acontecimientos del día anterior se repiten, desde ser confrontado por los matones a su encuentro con Satella. Y él es el único que lo recuerda todo.

Detalles

  • Director: Watanabe Masaharu
  • Estudio: White Fox
  • Demografía: Seinen
  • Género: Acción, Aventura, Drama, Fantasía, Romance, Psicológico, Suspenso.
  • Tipo: Serie
  • Episodios: 25
  • Año: 2016

Antecedentes

En 2012, comenzó a publicarse la web novel Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu (Re:ZERO -Starting Life in Another World-), escrita por Nagatsuki Tappei. Posteriormente, en 2014, Media Factory obtuvo los derechos y se realizó una adaptación a novela ligera, con ilustraciones de Ootsuka Shinichirou. A la fecha, Re:Zero cuenta con 9 volúmenes publicados.

Dos años después, se estrenó el anime a cargo del estudio White Fox, que tiene entre sus filas a obras como Steins;Gate, Akame ga Kill!, JormungandJormungand: Perfect Order.

Previa a su participación en Re:Zero, su director, Watanabe Masaharu, trabajó en la realización de los storyboards de animes como Wake Up, Girls! Beyond the Bottom Wakaba*Girl, y como director por episodios de Suzumiya Haruhi no Yuuutsu, Sengoku Basara Two, Wake Up, Girls! Seishun no KageNaruto: Shippuuden. Sin embargo, su trabajo más destacables es como animador en animes como Naruto Shippūden, Road to Ninja: Naruto the Movie, Kannagi, Akatsuki no Yona, Shirobako y Toradora!.

El director de sonido fue el reconocido Aketagawa Jin, quien ya había desempeñado el mismo rol en docenas de animes, como Aldnoah.Zero, Ben-To, Hachimitsu to Clover, High School DxD, Miss Monochrome: The Animation, Shigatsu wa Kimi no Uso,  Trinity Blood, Zoids, entre otros. Mientras que Suehiro Kenichiro fue el responsable de la música. Akane Iro ni Somaru Saka, Osiris no Tenbin y True Tears, son algunas de sus colaboraciones

Por otro lado, Minegishi Kentarou, el director de fotografía, Gochuumon wa Usagi Desu ka?, Hataraku Maou-sama!Yuuki Yuuna wa Yuusha de Aru.

Preámbulo

Dato curioso: Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu finalizó hace tan solo unas horas, lo que convertiría a este post en una reseña instantánea (hasta el momento).

Retomando… De entrada, me gustaría señalar el nulo interés que experimenté por Re:Zero durante su estreno. Si bien tenía una trama interesante (¿a quién no le llama la atención un bucle temporal?), la esencia de un anime harem con aires de SAO no hacían nada más que repelerme y ya lo había añadido al baúl de animes-que-no-me-interesan-ver. ¿Qué me hizo cambiar de opinión? Pues el movimiento de masas que surgió gracias al #TeamRem y no hizo más que incrementar, furioso, a raíz del episodio 18.

Ermitaños, soy una chica curiosa, así que innegablemente me sentí atraída hacia el porqué TODO el mundo estaba saturando mi página de perfil con fotos, videos, citas y memes sobre Re:Zero y sus personajes. A principios de mes, me rendí y decidí que, si el anime era bueno o, al menos, decente, no perdería nada, y si me parecía malo, terrible, horroroso, no volvería a cometer el mismo error que me llevó a tragarme los 12 episodios de Mayoiga, no. Dejaría el anime por lo sano y, algún día, si sentía curiosidad de nuevo, leería el review de alguien más.

Sin embargo, hoy terminé el anime. 25 episodios ni más ni menos, señores. Algo bueno tiene que tener, ¿no? se preguntarán algunos. No gastarías el doble de tiempo viendo un adefesio, ¿cierto? Y la respuesta es sí, algo de bueno tiene.

Historia

re: zero kara hajimeru seikatsu

Inesperadamente y sin ninguna explicación, Subaru aparece en Lugnica, un país de fantasía que se asemeja a los lugares donde se desarrollan los juegos de rol. Esperanzado en convertirse en un héroe dentro de su propia historia, Subaru comienza a recorrer la ciudad, dándose cuenta, más tarde, que no tiene ninguna habilidad física provechosa que pueda serle de utilidad. Sin embargo, cuando es atacado por matones que planeaban robarle, una misteriosa mujer lo salva. Para retribuirle el favor (y creyendo inicialmente que fue ella quien lo llevó a ese mundo), Subaru decide ayudarla a recuperar una insignia que le robaron. La mujer se presenta inicialmente como Satella (pero más tarde descubrimos que su verdadero nombre es Emilia) e inician una corta travesía que termina (¿o comienza?) cuando son asesinados por un atacante desconocido cuando llegan al sitio indicado donde se presupone está la insignia robada…

…y entonces Subaru abre los ojos y se sorprende al descubrirse vivo. Intentando encontrar a Emilia, Subaru se percata de que los acontecimientos del ‘día anterior’ se han repetido, pero nadie parece recordarlo. Sus suposiciones se reafirman cuando se reúne con Emilia, sana y a salvo, y ella niega conocerlo. Subaru no tarda en entender que cada vez que muere, su día reinicia en el mismo punto y él es el único que parece darse cuenta. Sabedor del destino de Emilia, está dispuesto a evitarlo, pero poseer un poder extraordinario no significa que es capaz de solucionarlo todo por su cuenta.

Re:Zero nos introduce a una versión medieval de “Groundhog Day”, pero con más sangre, más muerte y más bishoujos (pero menos gracioso). A través de sus 25 episodios, Subaru, nuestro amado/odiado protagonista, deberá enfrentar diversas pruebas que terminarán, en su mayoría, en una horrible y sádica muerte (ya sea por asesinatos o, en menos medida, por suicidios). Sin embargo, gracias a ‘El regreso de la muerte’, un poder indudablemente asombrosa y único, podrá ser capaz de corregir sus errores e intentarlo nuevamente.

Y ahí está el quid de Re:Zero: ‘intentar’. Incluso sabiendo con antelación cuáles serán los próximos eventos, Subaru básicamente debe arreglárselas solo para resolver el problema, fallando miserablemente la mayoría de las veces. Esto, contrario a lo que uno podría pensar, no es algo negativo para la historia, en lo absoluto; de hecho, es uno de sus puntos fuertes.

No es creíble en lo absoluto que alguien, sin ningún conocimiento sobre el país donde repentinamente ha terminado viviendo, sin dinero, ni educación, ni magia o fuerza física, consiga resolver los dilemas en el primer intento, sin el más mínimo esfuerzo. Entonces es natural que Subaru sea el equivalente a un inútil que necesita enfrentar los peores escenarios, una y otra vez, antes de entender qué es lo que tiene que hacer. E, inclusive, una vez descubierto, no significa que se presenten improvisto que arruinen el plan.

Se implica que el poder de Subaru está relacionado de algún modo con “La Bruja de los Celos”, una mujer nefasta que aterroriza a los habitantes del reino -a pesar de llevar desaparecida años- y que tiene como huestes a un gran número de cultistas, que la veneran y ansían su regreso. Se comenta que La Bruja es una medio elfa con cabello plateado, como Emilia, razón por la que ella suele ser discriminada y temida por igual. Emilia, junto a otras cuatro candidatas, es apta para postular como gobernante del reino de Lugnica, que ha perdido a su rey y a sus herederos.

No es casualidad, entonces, que la llegada de Subaru coincida con el enfrentamiento por el poder y es evidente que su papel es mucho más importante de lo que -inicialmente- él mismo (y yo, lo admito) creía. Más pronto, más temprano, Subaru se ve envuelto en las maquinaciones y los juegos mentales de las aspirantes al trono y sus patrocinadores, y es consciente de que debe aprender a jugar a su modo si desea conseguir resultados beneficiosos para Emilia, a quien ve como la mejor opción para gobernar el país. No es el único, pero sí de los pocos que lo considera así, pues la apariencia y origen de Emilia generan reticencias y antipatías, tanto en los altos mando como entre los habitantes del reino.

Poco a poco, la historia va desenmarañándose mientras nos sorprende con un entramado que, honestamente, no había imaginado para una historia que si bien presentó una premisa interesante, no prometía realmente una puesta en escena sobresaliente. Re:Zero se divierte con nosotros, nos confunde; el bucle temporal (o sería más acertado decir los bucles temporales) que Subaru debe sortear presentan infinitas posibilidades y una gran variedad de plot twist que uno jamás esperaría, cosa que siempre se agradece porque una historia predecible y carente de emoción, no es una buena historia.

Y algo que también agradeceré es que, aunque Re:Zero parezca venderte un protagonista con una mirada raruna y un prometedor harem, solamente nos entrega un triángulo amoroso (Kami-sama es testigo, jamás vi semejante despliegue unificado apoyando una misma causa: que Rem gane el amor de Subaru que yo secundo) y el resto son chicas bonitas -lolis- y chicos bonitos brindándonos nada más que placer visual, sin que ellos experimenten placer alguno. (Gracias diooos)

Después de mis extensos comentarios pro Re:Zero, no puedo ignorar sus evidentes fallas, siendo la principal, el ritmo. Durante la primera mitad de la historia, si bien la trama no avanza lenta, sí se toma su tiempo para desarrollar los eventos del bucle una y otra vez, con calma, introduciendo nuevos personajes, planteando nuevas problemáticas, crisis existencias, abriéndole la puerta a uno de los shipps más apoyados de norte a sur… pero entonces arrancando la segunda parte, pasamos de 60 a 120 en minutos. El ritmo no arranca, acelera a toda velocidad; casi pareciera como si los productores y guionistas hubieran trabajado en la historia pensando en más de 25 episodios y luego vino alguien y les dijo: “Pues no, gente, nos recortaron episodios, enlaten lo que puedan en los episodios finales y ya veremos como queda”. El resultado final no es malo, pero las cosas se salen un poco de balance después de “El arco de la Ballena Blanca”. Casi prefería que acabaría ahí, en serio.

Personajes

re-zero-characters-re-zero-39761438-1200-1684

Comparadas a muchas producciones con una inclinación similar, el elenco de Re:Zero se puede jactar de algo que otras no: no dejan indiferente a nadie… y se turnan, pues aparecen y desaparecen, como intercambiándose detrás de escena para que otra tanda pueda participar en la nueva sub-trama de la historia.

Ya todos conocemos a Subaru, nuestro típico/atípico personaje. ¿Cómo es eso? Hasta hace poco, Subaru era un hikikomori que vivía cómodamente en nuestra realidad, sin grandes preocupaciones, más concentrado en el nuevo juego o su cena del día. Previamente, no tenía ninguna habilidad a destacar y aterrizar en un mundo nuevo no lo convirtió en un genio/maestro de artes marciales/imán de mujeres. Subaru es un ensayo-y-error que habla y camina. Todo lo que hace lo aprendió a base de sangre, sudor y lágrimas… literalmente.

Lo interesante de Subaru es que, aún siendo consciente de que si muere, regresará en el tiempo, no da por sentado su vida. Como lo mencionó un par de veces, uno debe aprender a valorar su vida. Y si bien, tener una cantidad infinita (hasta donde sabemos) de regresiones es una cualidad insuperable, Subaru no siente especial fascinación ante la posibilidad de morir una y otra vez… especialmente cuando la mayoría de las veces termina protagonizando los sketches más gore de 1000 maneras de morir. Hay que aplaudir eso; después de todo, está la inseguridad de saber si podrá regresar la próxima vez.

El problema que el 99.9% del planeta (por no decir 100) tiene con Subaru es la devoción, casi obsesión, que él siente por Emilia (y no, no son los promotores del TeamRem quienes se pronuncian al respecto). Vamos, hay un límite de locuras que puedes hacer por una chica que te gusta y no hay límites que te detengan cuando te propones apoyar/salvar a la persona que amas, pero Subaru rompió las brechas desde el comienzo y actúa como si amara a Emilia desde el momento en el que la ve. Es un alma desinteresada elevada a la máxima potencia (duh). Sin embargo, ya hay discusiones al respecto en la red, movilizadas por personas que han leído/están leyendo las novelas y aportan ideas o teorías sobre los motivos de ese fervor que no parece casual. Con todo y eso, Subaru es sin duda el mejor personaje de la serie (y no podría decir que eso es algo positivo) porque es el único que crece, evoluciona y cambia. Bueno, en realidad es el único que aparece el suficiente tiempo como para hacer algo con su vida, vamos.

Y hablando de Emilia… la medio-elfa podrá ser la ‘protagonista’ femenina del anime, pero en realidad está más ausente que presente en la mayoría de los episodios. Además de su enfrentamiento en los primeros episodios, no la hemos visto combatir ni tampoco participar en algún evento significativo de la trama (Subaru lo hace todo por ella, así que no tiene que participar en nada, supongo). Es amable, considerada y humilde, consciente de su realidad, que limita sus probabilidades para ascender al trono; esto también contribuyó a que desarrollará inseguridades cuando debe tratar a nuevas personas, anteponiendo que la reacción de todos será temor o repulsión. Debido a esto, se sorprende gratamente por Subaru, quien no ampara ningún sentimiento negativo hacia ella, incluso cuando miente y le dice que su nombre es Satella, ‘La Bruja de los Celos’. (Esto se debe, por supuesto, a que Subaru no comparte el temor de los habitantes del reino y, posteriormente, cuando se entera de las similitudes entre ambas, se ha posicionado al lado de Emilia). El acólito de Emilia es Puck, un espíritu con la apariencia de un gato que hizo un contrato con ella y es mucho más fuerte de que parece. Mucho más fuerte, y el compañero de Subaru en determinados momentos cómicos. Tampoco es un personaje frecuente, pero sí es más interesante que Emilia (eso ya debe decir algo sobre la chica).

*Redoble de tambores*

De antemano que quede claro que es la objetividad quien habla, pues Rem prácticamente le roba sin esfuerzo el papel protagónico a Emilia en cuanto aparece de forma más activa, acompañando a Subaru (salvándolo en más de una ocasión) y cuya participación en los micro-arcos es mucho más relevante para el desarrollo de la historia. ¿El episodio 18? Además de ser asquerosamente bello, es estimulante; si no fuese por Rem, Subaru se habría dado por vencido después de los horrores que tuvo que vivir -de nuevo- una y otra vez. Rem es un demonio, como su hermana gemela, Ram, y su background es tanto interesante como aclaratoria, ya que la culpabilidad que experimenta por la condición de su hermana, así como su devoción hacia ella, la motivó a convertirse en la persona que es. Y, ahora, hablando desde la subjetividad y los profundos sentimientos que mi kokoro reparte para ella, ¿no es perfecta? Es hermosa, fuerte, decidida y la candidata perfecta a The Best Waifu Ever. (Waifu que no entiendo cómo llegó a enamorarse de ese hombre, madre mía).

El resto de personajes son, en su mayoría, bishoujos, pero no nos hagamos una idea equivocada. Para alguien que detesta a rabiar cualquier tipo de harem (con contadas excepciones), fui sorprendida porque la visión que me hice ante tal cantidad de personajes femeninos y un chico como protagonista se derrumbó a medida que avanzaba la historia (y espero, de corazón, que no vaya a cambiar). La única chica del clan que se enamoró de Subaru fue Rem, porque Emilia no lo ve precisamente como un prospecto amoroso… ah, no, espera.

Con el resto de personajes Subaru tiene una relación que va desde cordial a tirante. Ram, la hermana gemela de Rem, utiliza el sarcasmo con frecuencia cuando trata con él, y Beatrice, una hechicera contratada para proteger la biblioteca de la mansión de Roswaal L. Mathers (benefactor y promotor de la candidatura de Emilia), es apática y no duda en ahuyentarlo cuando lo considera una molestia, lastimándolo físicamente en el proceso, aunque Subaru no parece sentirse afectado por su trato. Quizás la relación más conflictiva que mantenga sea con las otras postulantes al trono: Priscilla Barielle (una megalómana odiosa), Crusch Karsten, Anastasia Hoshin y Felt.

Sin embargo, los personajes más interesantes son, sin duda, sus caballeros: Felix Argyle, Reinhard van Astrea, Wilhelm van Astrea, Julius Euclius y los hermanos Pearlbaton, Tivey, Hetaro y Mimi (kawaii en estado puro, pero es todo). Todos con personalidades diametralmente distintas, lo que hace interesante tanto al grupo una vez en acción como con su interacción con Subaru, quien poco a poco va ganándose su respeto y confianza. Vamos, que Subaru está haciendo más por la campaña por Emilia que ella; si no fuese por él, las posibilidades de Emilia seguirían en números rojos.

Re:Zero padece del mismo problema que la mayoría de animes que últimamente ando reseñando: demasiados personajes para tan pocos episodios. Entiendo que, siendo un anime basado en una serie de novelas, el desarrollo de los personajes irá dándose a medida que avanza la trama, pero para una adaptación tan corta (comparándola a su origen) es una deficiencia no apreciar ningún avance ni desarrollo personal de nadie, a excepción de Subaru, en todo el anime. Bueno, como ya dije, el problema principal para esto, creo, es que los personajes no son constantes. Aparecen, se van, algunos reaparecen y se quedan y otros reaparecen, dan un par de vueltas y luego volvemos a saber nada. Es imposible desarrollar nada si nadie está el suficiente tiempo para que podamos apreciar cambios. El elenco podrá ser atractivo, bonito visualmente, y podrían llegarte a simpatizar alguno de ellos, pero eso es todo. No nos lamentamos con ellos, no nos alegramos con ellos  y definitivamente no nos identificamos con ellos, a excepción, quizás, de Subaru. Chicos lindos que no perduran.

Mención honrosa a Elsa Granhierth y Betelgeuse Romanèe-Conti. Necesitamos más personajes al borde de la locura. Entre tanta normalidad, un par de tornillos flojos nunca viene a mal.

(Por cierto, lo de Felix no me lo esperaba para nada, ¿alguien se lo anticipó? xD)

Animación

Además de Steins;Gate, no he visto ninguna otra producción de White Fox (no, tampoco vi aún Akame ga Kill!), así que no estoy familiarizada con el desempeño del estudio. Sin embargo, quedé satisfecha con gran parte de lo ofrecido en el anime.

La paleta de colores es sublime y el diseño de personajes me encantó; de hecho lo considero su más grande hazaña. Esos momentos en los cuales los personajes debían abrirse unos a otros fueron her-mo-sos. El capítulo 18 que consiguió que todo el mundo se emocionara y golpeará la cabeza (por las mismas razones) que fue enteramente una conversación me encandiló… y todo fue gracias a Rem y su aura hipnotizante. Y la última escena del episodio 25 también fue una conversación que logró de igual modo que todo el mundo se emocionara y golpeará la cabeza (por razones diferentes) fue bello, pero el logro fue gracias a Emilia y Subaru, para qué decir que no.

Me gustan los animes de acción por la caterva de emociones que me producen, pero son escenas que requieren movilidad constante y una animación deficiente arruina por completo la experiencia. Por fortuna, Re:Zero cumplió en prácticamente todos los momentos que requerían todo el presupuesto disponible, excepto claro, en la pelea final (que, seamos honestos, tampoco fue lo más genial del universo).

A medida que nos acercamos al final, la animación comienza a tambalear y los despropósitos son más notorios; la calidad del arte va en picada, lo que me hace pensar en la posibilidad de que escaseo el presupuesto después de la batalla con La Ballena Blanca. O que quisieron hacer lo más bonita posible esa última escena de Subaru y Emilia que hizo arder el mundo y le quitaron el money destinado al resto del episodio (y quizás a episodios previos).

Música

La música en los animes, generalmente, no suele decepcionarme. Y esta vez no fue la excepción. Re:Zero nos entregó “Redo” de Konomi Suzuki, como primer opening y “STYX HELIX” de MYTH & ROID, como su respectivo ending. No tengo quejas con “Redo”, pero tampoco me enloquece… sin embargo estoy enamorada del primer ending como no tienen idea.

MYTH & ROID regresan, pero esta vez para el segundo opening con “Paradisus-Paradoxum” que me gustó mucho más que el primero. Finalmente, cerramos con “Stay Alive” de Emilia, interpretado por Rie Takahashi, la seiyuu del personaje. Me gustó, pero no se compara con el primer ending.

Una aspecto a resaltar de Re:Zero es que suele prescindir tanto de sus openings como de sus endings si la situación lo requiere, para mantener los niveles de tensión en lo alto. Un acierto total.

Y el OST… En una palabra: bellísimo.

Reflexiones finales

LO BUENO

Podría simplificarme la vida y decir simplemente ‘Rem’, pero lo cierto es que Re: Zero tiene puntos a su favor. Su premisa, para empezar, es atrayente. Sin embargo, esto no significaría nada sin un apropiado desarrollado de los eventos consecuentes.

Dentro de la fantasía, Re:Zero pretende imponer cierto realismo y las reacciones de Subaru ante determinados escenarios consiguen imprimir esa esencia. Es natural sentirse abrumado ante la situación en la que nos vemos incapaces de resolver, pero multiplicar eso con la impotencia de saberse el único que puede hacer algo, pero desconocer qué… es enloquecedor; no es sorpresa que Subaru sufriera un colapso. Así que soy parte de la facción que apoya a Subaru (hasta cierto punto), porque prefiero ver un protagonista afectado por su entorno que a un Gary Sue todo-lo-puedo-hacer.

La incursión de la política como punto focal para el avance de la trama es un aspecto que considero apropiado, incluyendo los juegos de poder y las alianzas entre distintas facciones para conseguir beneficios, si bien las candidatas al trono no aparecieron el suficiente tiempo en la pantalla (a excepción de Emilia y Crusch) que nos permitan apreciar realmente sus verdaderas capacidades.

A pesar de sus altibajos, la animación es bastante buena. No tengo ni una sola queja con la música; escuchen el apartado musical del episodio 15 y díganme si no es una pieza hermosa.

En síntesis, en un anime que sirve bastante bien para entretener. Y participar apoyando al TeamRem también es divertido. Únanse al club.

LO MALO

Re:Zero no es una historia para un anime de 25 episodios. Los escritores intentaron brindarnos un cierre bonito, envuelto en un potencial romance, pero fuera del paquete tenemos una docena de preguntas que no han sido y quizás no serán resueltas. El final fue demasiado abierto para semejante premisa, así que es probable que se experimente una sensación de inconformidad e insatisfacción debido a su historia, no a su desarrollo (que se encamina bieeen, no estupendo, pero tampoco es terrible), sino por su ‘final’.

Los personajes fallan, por completo. Personalmente considero que un par tiene potencial aún no explotado (o que no hayamos visto en todo su esplendor, después de todo, las novelas siguen) y eso impide que el anime avanza como corresponde. O, al menos, que uno sienta que están avanzando. Sin embargo, quizás el error del desarrollo de personajes se deba a que, en comparación a Subaru, no están realmente avanzando. Subaru sufre, crece y se adapta porque puede hacerlo todo una y otra vez. El resto del elenco avanza un paso, pero retrocede dos cuando Subaru muere y debe volver a empezar, lo que da la sensación de ser el único que está progresando. Si es así, entonces es una ‘falla’ que el autor debe remediar. Subaru no puede ser el único que se desarrolle como personaje.

Otro punto en contra es el misterio que envuelve a ‘La Bruja de los Celos’ no puede pasarse por alto y uno no deja de preguntarse hasta qué punto influye en el desarrollo de la trama y cuál es su relación con Subaru y, también, con Emilia. Miles de posibilidades y miles de dudas, no únicamente con estos personajes, sino con prácticamente todos.

¿Qué pasó con la cuadrilla que partió a la capital después del enfrentamiento con la Ballena Blanca? ¿Dónde está Rem? ¿Acabaron con todos Los Dedos? ¿Qué pasó con los pobladores después de la batalla? ¿Qué sucederá con la alianza? ¿Dónde están los otros Arzobispos? ¿Qué se supone que tienen que hacer ahora? ¿Qué se supone que tenemos que hacer nosotros ahora, esperar?

Bueno, supongo que tendremos que esperar.

Puntuación

Resultado de imagen para re:zero gif

 ♦ Bueno

Anuncios

4 comentarios en “Reseña: Re:Zero kara Hajimeru Isekai Seikatsu

  1. Daraugus dijo:

    Buena reseña.

    Decir que el prota hasta poco más de medio anime es bastante subnormal e irritante y se agradece que por lo menos en los últimos caps cambiase un poco.

    El romance entre SubaruxEmilia es muy forzado, no se siente natural. Y la devoción de Rem hacia él es más legítima (en lo que cabe).

    Y sí, muchos personajes y poco desarrollo por lo limitado de los caps.

    Pienso que la idea del time-reset se debió aprovechar mejor y los momentos gore son sólo para intentar impresionar a los niños o hacerlo oscuro. La comedia es simplona.

    6/10 ლ(╹◡╹ლ)

    Me gusta

    • Akiba dijo:

      Subaru es un incompetente durante gran parte del anime y sí, en ciertos momentos era bastante irritante y desesperante, pero yo prefería mil veces eso a que nos dieran un protagonista soy-perfecto. Lo bueno, sin embargo, es que parece que mejorará de ahora en adelente. Crucemos los dedos.

      Subaru x Emilia es un romance forzadísimo, claro está, pero tengo algunas teorías al respecto y, por lo que he estado viendo, no es una posibilidad tan descabellada. Rem forevah!

      Los saltos en el tiempo me parecen interesantes, pero como mencioné no creó que se hayan mostrado del todo en el anime. No sé si en la novela sabrán explotar mejor el concepto porque Re:Zero es solo una introducción, así que más no se puede pedir. Ese es el problema de las historias laaaaargas cuyo clímax está en otro continente: cualquier adaptación se sentirá insípida. Meh… Veremos, veremos.

      La comedia es simple, eso no lo discuto, a veces funcionaba, pero otras veces no. Eso sí, el gore dentro de lo que cabe creo que lo manejaron bien. Y si lo hicieron por uno y otro motivo, al final jugó a su favor.

      Gracias por comentar 😀

      Me gusta

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s