Reseña: Ao Haru Ride [MANGA]

40813l

Sinopsis

Yoshioka Futaba quiere “reiniciar” su vida. En secundaria, sus compañeras le excluían por su popularidad entre los chicos. El único muchacho que le gustaba, Tanaka Kou, se mudó antes de que ella pudiera decirle lo que sentía. Ahora en preparatoria, está decidida a ser todo lo impropio de una dama para que sus nuevas amigas no tengan celos de ella. Mientras vive su nueva vida, se reencuentra con Kou, solo que ahora usa el nombre de Mabuchi Kou y tiene una actitud fría. Él le dice que sentía lo mismo por ella en secundaria, pero que no pueden regresar a lo que fue. Futaba se encuentra perdida entre los recuerdos del antiguo Kou con el actual, divagando acerca de cuales son sus sentimientos actuales.

Detalles

  • Autor: Sakisaka Io
  • Editorial: Shueisha
  • Revista: Bessatsu Margaret
  • Demografía: Shoujo
  • Género: Comedia, Drama, Escuela, Romance, Recuentos de vida.
  • Volúmenes: 13
  • Año: 2011 – 2015

Antecedentes

Además de Ao Haru Ride, Sakisaka Io es autora de Strobe Edge, Blue (Bessatsu Margaret), y Mascara Blues (Deluxe Margaret). En 2013, Sakisaka realizó una colaboración con Kawahara Kazune y Aruko, mangakas de Ore Monogatari!!, para conmemorar el 50 aniversario de Bessatsu Margaret, a través de un one-shot: Ore Ride!!

En la revista Bessatsu Margaret se han publicado mangas como Kimi ni Todoke, Lovely★Complex, Ookami Shoujo to Kuro Ouji, Nijiiro Days, Koukou Debut, Ore Monogatari!!, Tomodachi no Hanashi, entre otros.

Preámbulo

Resultado de imagen para ao haru ride manga tumblrA tres meses de creada la página, sigo siendo un polluelo en el anime y manga, y el contenido del blog aún es minúsculo a comparación con otros; sin embargo, sin demasiado esfuerzo es posible dilucidar mis inclinaciones por ciertos géneros demográficos en pro de otros.

No soy una particular fan del shoujo -especialmente si hablamos de romance- porque estoy un poco hastiada de algunos de los tópicos comunes que se emplean al momento de construir las bases y contar la historia. Sería correcto afirmar que, salvo contadísimas excepciones, el shoujo me ha defraudado, así que prefiero adherirme al seinen o josei en materia de romance, principalmente por la diversidad y madurez en sus temáticas.

Por supuesto, rechazar un género no significa que uno no pueda encontrar piezas maravillosas que satisfagan mi espíritu romántico. Después de descubrir joyitas, como ‘Kimi ni todoke’ y ‘Orange’, me enfrenté cara a cara con un manga que había postergado durante mucho tiempo porque no me llamaba particularmente la atención: Ao Haru Ride.

Cuando me dispuse a leerlo, tenía altas expectativas debido a los comentarios positivos y las recomendaciones a montón. Estaba un poco asustada y excitada al principio, debo admitir; deseaba que me gustase y al mismo tiempo temía que no lo hiciera. Cuando lo terminé, una semana después, una parte de mí no se sorprendió con los resultados.

Tengo que decir que me sentí muy decepcionada con éste manga. Y por más de una razón.

Historia

ao-haru-ride_orig

En la secundaria, Futaba Yoshioka fue condenada al ostracismo por sus compañeras de clase porque los chicos veían en ella a un prototipo de mujer perfecta: atractiva físicamente y muy femenina; sin embargo, convertirse en el foco de la atención masculina no enloquece a Futaba, al contrario. Futaba es renuente a relacionarse con sus compañeros por la opinión negativa que se ha forjado sobre ellos, considerándolos como personas agresivas y maleducadas. La única excepción es  Tanaka Kou.

Después de algún tiempo, Futaba desarrolló sentimientos amorosos hacia Kou que él corresponde. Lo que podría significar como el inicio de un romance escolar se trunca cuando Kou se traslada a otra escuela después de las vacaciones de verano antes de poder confesarse apropiadamente, sin dar explicaciones y sin despedirse de Futaba, dejándola con la inminente duda sobre su relación y un recuerdo dulce-amargo sobre su primer amor.

Después de graduarse e ingresar a la preparatoria, Futaba está decidida a evitar que se repita su experiencia en la secundaria. Con la esperanza de disuadir a sus compañeros de sentirse atraídos por su belleza, se esfuerza en lucir como la antítesis de la femineidad en la medida de lo posible y así evitar perder a sus nuevas amigas.

Poco tiempo después, el primer amor de Futaba reaparece en su vida como otro alumno de la preparatoria, pero ya no es el chico que una vez conoció. Tanaka ha desaparecido y en su lugar se presenta Mabuchi Kou, una persona completamente diferente al chico amable y gentil que era; ahora Kou es frío, distante y sarcástico y, si bien le confiesa que estuvo enamorado de ella en secundaria, ahora esos sentimientos han desaparecido porque ni ella ni él siguen siendo los mismos, han cambiado. Si bien es innegable tal afirmación, Futaba está confundida acerca de sus propios sentimientos y su aparente incapacidad para diferenciar al Kou de la secundaria del Kou actual.

La única solución a su dilema será conocer a la persona en la que Kou se ha convertido. En el proceso descubrirá si aún mantiene sentimientos románticos por Kou o está comenzando a enamorarse de su nueva personalidad.

La premisa de Ao Haru Ride es interesante; una vez que comienzas la lectura nace la curiosidad que te conmina a continuar para descubrir cuál es secreto que esconde Kou y cómo se desarrollará la relación amorosa entre los personajes principales (y los secundarias dicho sea de paso). No obstante, es imposible ignorar los clichés porque están presentes desde el comienzo de la historia.

Un ejemplo de esto último serían Kou y sus ‘problemas personales’ -a.k.a. *inserte pasado traumático de turno*-. Entiendo que la pérdida de un miembro de la familia cambie el comportamiento de una persona de forma drástica, lo he visto. Peeero… a términos de la historia, era algo que ya intuía, una idea que estaba barajando y que deseé, con fervor, que fuese errada, que planteasen algo diferente, que me sorprendiera. Cuando caí en la cuenta que no sucedería, creo que experimenté mi primera decepción con el manga.

La desilusión fue momentánea -o eso fue lo que creí- porque la historia fue capaz de mantener mi atención en los acontecimientos futuros. Estaba intrigada por cómo se desenvolverían Futaba y Kou en adelante, cómo se desarrollaría su amistad y si la posibilidad de convertirse en una pareja sería una realidad en un corto período de tiempo o el broche final del manga. No negaré que, dependiendo del manejo de la historia, me gusta cuando la pareja protagonista consigue superar todos sus problemas y malentendidos en los capítulos finales. Sin embargo, la espera se hizo insoportable a medida que avanzaba en el manga.

Probablemente se deba a que no soy una particular fan de los triángulos amorosos porque eso puede generar conflictos e insatisfacciones entre el público cuando el personaje principal no elige a tu prospecto favorito. Siendo honesta, me gusta más el personaje de Touma, pero no como pareja de Futaba, sino independientemente de todo el lío adolescente. Es natural, entonces, que me haya sentido disgustada por la forma cómo se le trató durante el desarrollo de la historia y cómo se manejó su relación con el resto del elenco.

En éste punto sería prudencial mencionar que me había idealizado un concepto muy distinto a como fue la historia en base a las opiniones de otras personas. Ése fue mi error, pensar en el manga como un producto diferente, que trastocaría los cánones que el shoujo previamente se ha empeñado en reutilizar una y otra vez.

Eso no significa que no entienda porqué les gusta a otras personas del mismo modo que comprendo y acepto que otros no sienten aprecio por Orange cuando a mí sí me gusta. Empleando elementos que si bien son típicos del shoujo, Ao Haru Ride construye una historia romántica y dramática, con un triángulo amoroso con personajes interesantes. Sí, lo entiendo, pero eso no significa que deje de decepcionarme.

Resultado de imagen para ao haru ride tumblr

Es triste porque me gustó su premisa, a pesar de ser genérica, pero no me gustó su desarrollo y no me gustó su final. En el fondo (muy en el fondo) mantenía la esperanza de un cierre inesperado. En los capítulos finales incluso llegué a pensar “¿Y si muere?” -los que hayan leído el manga entenderán a qué momento y personaje me refiero.

(Pueden ignorarme aquí, supongo que solo me gustan los giros argumentales a sabiendas que no siempre estarán presentes en todos los géneros. Especialmente en el shoujo.)

A pesar de todo lo ya dicho, me gustaría destacar el énfasis dedicado a la aceptación de uno mismo y la verdadera amistad durante el primer arco del manga.

Debido a motivos que escapaban de su control, Futaba fue rechazada por la sección femenina de su clase. Esto degeneró en inseguridades que, en conjunto con su necesidad de socializar y convertir sus días de preparatoria en una experiencia más amena que su época como estudiante de secundaria, la empujaron a adoptar forzosamente una personalidad que no era la suya.

Una de las primeras cosas que Kou le remarca al poco tiempo de su reencuentro es lo frágil que es el vínculo que la une a sus nuevas amigas porque construyó ésa amistad con falsedades, fingiendo ser alguien máspara conseguir su aprobación. En un comienzo, Futaba niega tal afirmación, pero es un hecho que no puede ignorar por demasiado tiempo. Cuando observa en reiteradas ocasiones el trato que recibe una compañera suya que le recuerda a su yo de la secundaria, su verdadera personalidad aflora y pierde a sus supuestas amigas que se percatan que ella no era la persona que creían.

Futaba perdió la careta y las falsas amistades, pero se re-descubrió a sí misma, se aceptó y, en el proceso, consiguió amigos que realmente la valoraban por quien era en realidad y no por lo que fingía ser. Ermitaños, recuerden: uno no necesita muchos amigos, sino buenos amigos. Y esos no siempre vienen en abundancia.

Personajes

Resultado de imagen para ao haru ride anime

Futaba inició como una personaje que prometía, pero a medida que el manga avanzaba (y casi llegando a la recta final) la imagen que tenía de ella fue en picada… Bueno, de todos los protagonistas, en realidad. No considero que sea un personaje malo, aunque un poco cansina sí fue a medida que nos acercábamos al final. Quizás ése sea un requisito fundamental al momento de convertirse en el personaje principal de un shoujo, quién sabe. En los primeros tomos del manga, Futaba tuvo un desarrollo personal bastante notable; evoluciona de una persona (de)pendiente del qué dirán a alguien capaz a alguien capaz de expresar sus pensamientos y sentimientos sin temor.

El problema comienza cuando entramos en el ‘punto de quiebre’ y nuestros queridos protagonistas atraviesan un momento peliagudo en su relación; él no acepta sus sentimientos por ella y ella está decidida a olvidarse de él debido a la desilusión. Al comienzo, me alegré de la decisión de Futaba en seguir adelante, porque no lo pensaba, sino que realmente lo hacía. Sin embargo, a medida que avanzaba el manga era cada vez más evidente que ella no había olvidado sus sentimientos por Kou y, lo peor, en el fondo ella lo sabía, que nunca dejó de amarlo. Touma me encantaba, así que eso le bajó algunos puntos.

En su defensa, puedo argumentar que el triángulo amoroso arruinó, desde mi punto de vista, muchas cosas. Por supuesto, ¿qué sería Ao Haru Ride sin ése jaleo romántico de adolescentes? Si lo eliminásemos la historia sería totalmente diferente -quizás a mejor, quizás a peor-, pero me habría gustado que fuese abordado de una manera distinta porque, en muchas ocasiones, arruina al protagonista que se debate entre uno y otro.

En el caso que nos compete, podría mencionar lo siguiente: leí el manga a través de un portal online porque es más cómodo para mí. Después de cada capítulo, revisaba la sección de comentarios porque estaba intrigada por las impresiones de otros lectores y hubo algo que llamó poderosamente mi atención capítulo a capítulo: la percepción que los lectores tenían sobre Futaba cambió negativamente en el transcurso de la historia principalmente por cómo se desenvolvía ella con Touma, la tercera punta del triángulo y un personaje mucho más simpático que el dúo protagonista.

Ya lo dije, los triángulos amorosos son un tema peliagudo porque pueden producir insatisfacción en el público. Y eso fue exactamente lo que sucedió aquí.

Futaba me gustaba mucho y yo la apoyaba. Apoyé su decisión de olvidarse de Kou, apoyé su nueva relación -honestamente yo rezaba porque se quedara con Touma- y apoyé que ella continuase siendo el sostén de Kou, porque no eran una pareja, pero seguían siendo amigos. Pero luego… bueno, supongo que la técnica ‘almas gemelas’ era inminente y no debí ilusionarme con una pareja que en realidad nunca sería eterna. Ay, Futaba tú me gustas, pero no me gustan tantos tus decisiones.

Kou es la síntesis de esos protagonistas marcados por las tragedias de la vida que los han dañado irreparablemente… hasta que llega la heroína de turno para intentar sacarlos de su miseria. Después de sangre, sudor y lágrimas, tiene éxito y, atravesando algunos baches, la pareja termina uniéndose al fin. Más o menos eso fue lo que pasó aquí. Kou es bastante cabezotas con respecto a sus sentimientos por Futaba -después de todo, si las cosas fuesen más fáciles, por qué estaría yo escribiendo esto- y se resigna a mantenerse alejado de ella para no salir lastimado.

Resultado de imagen para ao haru ride tumblrNo es muy difícil entender qué lo encamina a tomar ésa decisión: sufrió una pérdida dura y teme que pueda atravesar por una situación similar en el futuro si deja que alguien más entre en su corazón. De acuerdo, hasta ahí todo bien. Pero todo lo que hace a raíz de la presencia de Yui Narumi en su vida es por tonto. O lo que uno llamaría en los mangas shoujo: ‘Añadir el drama’. Los personajes como él, golpeados por la vida, Mode Emo ON no son mis favoritos; Kou no me desagrada, al contrario, me parecía interesante. Pero ahí radica la magia, me parecía. Tiempo pasado. Así que, en síntesis no encabeza mi lista de ‘Husbandos: Parte 2’, todo sea dicho.

La tercera punta del triángulo es Touma. El personaje me gustó desde el comienzo porque, madre mía, vaya entrada. Futaba, deberías congratularte, no se conocen a chicos como él agarrándoles la entrepierna en la biblioteca tan seguido. Touma posee todos esos elementos que lo convierten en un personaje que irremediablemente te gusta: es agradable, simpático, adorable, comprensivo, pero decidido, se esfuerza continuamente para conquistar a Futaba y es capaz de aceptar la derrota cuando sabe que será imposible ganar, aún a pesar de haberlo intentado todo. ¿Mencioné que está en una banda?

Peeeero… Siendo honesta, Futaba, Kou y Touma cayeron en desgracia mientras más avanzábamos en la historia. De personajes interesantes y prometedores, terminamos con predecibles y aburridas versiones de sí mismos. Lo siento, Touma, querido, tú te mantuviste en flote por más tiempo, pero no puedo negar lo evidente: todos se ahogaron en medio del drama adolescente / triángulo amoroso / los malentendidos son el pan de cada día.

No considero a Narumi como parte del enredo porque su participación dentro de la trama se debe más a la compasión y deseo de aceptación que al verdadero cariño tanto el que da como el que recibe. Sinceramente, no creo que esté realmente enamorada de Kou, sino que se identifica con él debido a sus semejanzas; comparten el mismo dolor, después de todo. En medio de sus problemas personales, Narumi experimenta dificultades para hacer nuevos amigos y tampoco pone real empeño en ello porque siente que Kou será suficiente para ella y, por tanto, él también se conformará con su presencia, al fin y al cabo, pueden comprenderse el uno al otro. Creo que es un personaje bastante interesante que fue enfocado y percibido como una especie de villana cuando no merecía serlo. Solo era una chica que había perdido a un ser querido y se sentía sola y confundida.

En algunas ocasiones, tengo preferencias hacia los personajes secundarios porque me parecen mucho más interesantes que los protagonistas. Y, como si se tratase de una maldición, usualmente los secundarios nunca son abordados apropiadamente -según yo- o no reciben tanta pantalla como a mí me gustaría. Ao Haru Ride fue uno de esos casos.

Makita Yuuri, la primera amiga verdadera de Futaba, es una chica sencillamente adorable, por lo cual, así como le sucedió a Futaba en el pasado, es rechazada por sus compañeras porque muchos chicos se fijan en ella por ser linda y femenina. Me gusta el personaje de Yuuri porque, a pesar de su apariencia, demuestra tener carácter y ser decidida, especialmente en cuanto a sus sentimientos con otras personas se refiere. Habría preferido que ahondaran un poco más en su relación con Ucchi, porque él me parecía, además de un gran amigo, un personaje igualmente interesante.

No creo que haya sido la única intrigada por la relación ‘prohibida’ entre Murao Shuuko, estudiante y amiga de Futaba, y Tanaka Youichi, profesor y hermano mayor de Kou. Tal vez fue precisamente por el factor prohibido que la dinámica entre ellos llamaba mucho mi atención y quería apreciar un poquito más el asunto. Pero nos pusimos realistas porque si un profesor, por más joven que sea, se involucra con una alumna menor de edad, cuenta los segundos para que lo metan preso. Bendigo entonces la presencia de Kominato Aya, quien además de ser carismático, alegre y un poco denso, a veces, encandila con su amor incondicional hacia Murao.

No entiendo porqué no aparecieron más tiempo en el manga. Creo que la historia habría subido varios peldaños si le hubiesen dedicado un poco más de paneles a estos personajes. ¿Por qué hacen a los secundarios interesantes si al final no los aprovechan al máximo?

Reflexiones finales

LO BUENO

El estilo de dibujo es precioso. Sakisaka logró atraparme con sus hermosos trazos que capturaban la esencia y las emociones de los personajes a la perfección. Como un manga requiere del dibujo para narrar la historia, es importante que el autor pueda transmitir los sentimientos a través de las viñetas. El arte fue un factor importante que me mantuvo pendiente de la historia porque era atractivo visualmente, en lugar de abandonarla cuando ciertas circunstancias en la misma me sobrepasaron.

A pesar de los clichés, Ao Haru Ride es una obra que entretiene y, dependiendo de cada quien, puede convertirse en un icono de romance y tu manga favorito. Después de todo, la premisa de amantes que se separan para volver a reunirse tiempo después ya estará muy gastada, pero le otorga la esencia de ‘parejas destinadas’ a la historia.

LO MALO

Infortunadamente, el resto de personajes no aparece en escena tanto como a mí me hubiera gustado, en especial porque el romance entre secundarios me pareció más interesante que el principal. Y los protagonistas no fueron capaces de proveerme de todo lo que podían; me empecé a fastidiar a media historia por todos su tira y afloja. Yo no tengo mucho paciencia con malentendidos adolescente, así que… 10 puntos menos para Hufflepuff.

Tampoco me convenció por completo el vínculo romántico entre Futaba y Kou. Ellos se enamoran, sí, pero ése amor no ha sido fortificado apropiadamente, tal y como sucedió en secundaria, no han atravesado por situaciones que pudiesen servir como el cimiento de su amor. No me queda claro entonces cómo pueden mantener vivo y latente sus sentimientos cuando están saliendo con otras personas con quiénes sí tienen una historia más profunda, constante, construida en base a hechos y no recuerdos.

Por supuesto, culpo al romance adolescente que a veces destruye neuronas a caudales y produce comportamientos incompresibles y vergonzosos. Olé chicos.

Puntuación

Resultado de imagen para ao haru ride manga tumblr

 ♦ Bueno

Anuncios

2 comentarios en “Reseña: Ao Haru Ride [MANGA]

  1. Rubí dijo:

    Akiba,

    Debo decir que no soy experta en el anime pero también debo reconocer que lo que más he visto ha sido shoujo, digamos que representa esa parte un tanto torcida de mí. Así que con este panorama, quiero reconocer que este manga me encanta, claro que en algún punto me sentí como en en un espiral interminable y me resultó muy cansado la lectura, pero vamos, amé a Kou, me parecía que efectivamente estaba un tanto “roto”, pero que fue necesario tocara fondo para poder despertar. Me pareció una caracterización clara de lo que tendría que ser un proceso de duelo o recuperación. Me parece que es un personaje imperfecto pero con cierto grado de conciencia tipo “in crescendo” y con eso para mí se vuelve un personaje muy humano y perfectible.
    En el caso de Touma, me encantó desde el principio, tanto mi hija como yo nos sentimos en una encrucijada al verlo entrar en la historia por que precisamente, como tú dices: ¿cómo no notarlo?, sin embargo conforme fui avanzando en la historia llegué a desesperar con la manipulación sutil que ejercía en Futaba y bueno, ahí ya para mí le restaba puntos pues pienso que dos reglas muy básicas pero fundamaentales para todo ser humano, tendrían que ser: Ser honestos y ser respetuosos. La manipulación carece de ambos.
    En fin, me encantó la historia, será que como soy nueva en esto de leer mangas y esta historia fue mi segundo manga en leer, ¡le guardo cierto afecto! ❤

    Ahora estoy viendo Sangatsu no lion, pero me desorienta un tanto porque el manga traducido al español sólo llega al capítulo 29 y ya llevan 126, así que comencé a leerlo en inglés pero no soy muy hábil. Sería genial si le "echaras un ojo" y pudieras escribir de él. El anime está en emisión y llevan publicados 7 capítulos y creo está próximo a estrenarse el Live action. Ojalá pudieras leerlo y comentarlo.

    Gracias por compartir tus opiniones,
    Saludos

    Le gusta a 1 persona

    • Akiba dijo:

      Hola, Rubí.

      Si bien discrepamos en algunos puntos, creo que puedo concordar contigo en otros tantos, como por ejemplo, Kou. No creo que sea un personaje malo; es más, me agradó al comienzo de la historia si bien el prototipo en el que estaba basado no son de mis favoritos; sin embargo, le restó varios puntos sus decisiones para con Futaba y Narumi; si bien comprendo su pena y su proceso de duelo… no experimenté tanta simpatía por él como por Narumi, porque ella realmente estaba sola, sin nada. Amaba a su papá y él murió, así que solo tenía a su mamá, pero ella la abandonó. Su situación me parecía más precaria y necesitaba con desesperación afecto. Kou le brindó eso, cariño y comprensión. Pero en el momento en que los límites de la amistad de borraron, él debió re-establecerlos, como bien le dijo Kominato. Por supuesto, esto no fue otro elemento de la autora para conseguir un poquito más de drama y dificultades de por medio; me hubiese encantado que se abordase la relación Narumi-Kou desde una perspectiva más amplia, porque ella me pareció un personaje interesante que, como ya dije, se abordó de una manera equivocada, a mí parecer.

      Y sí, al igual que tú, que cansaba encontrarme con escenarios productos de malentendidos que podían solucionarse con la comunicación, pero bueno… es un shoujo y uno de los pilares base de éste género es la falta de entendimiento e incomprensión entre sus personajes. El otro punto que te reconozco es que las relaciones deben primar de respeto mutuo y honestidad, ante todo. En éste caso, creo que tanto Futaba y Touma fallaron, porque ella no fue honesta con él sobre sus sentimientos y él se aferró demasiado a la ilusión de ser correspondido; era una relación destinada al fracaso o la infelicidad a largo plazo. A pesar de todo, me emocioné porque él me parecía más carismático que Kou. Y me dio mucha pena cómo terminó con Futaba, porque me di cuenta que siempre tuvo miedo de que la relación no funcionase. Al final los dos se equivocaron y se hirieron mutuamente, pero, bueno, a veces se cometen errores en el amor, ¿no?

      En síntesis, no considero que el manga sea malo, pero yo me hice una idea sobre la historia desde antes de leerla, así que terminé decepcionada por presentar una puesta en escena típica y con un triángulo amoroso de por medio. En realidad la culpa es mía porque idealicé el manga antes de leerlo y eso es algo que nunca debes hacer porque las posibilidades de que te decepcionen aumentan un 50%. Aprendí mi lección y ya espero tanto tiempo para ver un anime o manga ni me hago ideas sobre cómo será la historia en base a opiniones de otras personas.

      De todos modos, el shoujo no es mi género favorito, en especial los que están ambientados en un contexto escolar. Me gustan muy pocos y, de esos, mis favoritos son Orange y Kimi ni Todoke porque se manejan muy bien dentro de su temática y desarrollan a sus personajes y las relaciones entre esos personajes, tanto románticas como de amistad. Si no los viste/leíste, lo recomiendo. Kimi ni Todoke aún no tiene una reseña (anime), pero sí Orange. Si gustas puedes leerlo; lo encontrarás en el apartado de ‘Reseñas’, la sección ‘MANGA’.

      Ahora sobre el último punto… Sí, actualmente estoy viendo Sangatsu no Lion. y continuaré la historia después de que el anime termine porque me está gustando su adaptación. Una vez finalizado, escribiré sobre el anime… peeero no haré una entrada sobre el manga porque sigue publicándose. En ‘Sobre el blog’ y ‘Reseña’ mencioné que no puedo hacer un review de un manga o anime que no ha concluido porque eso imposibilita un análisis completo. Cuando el manga de Sangatsu no Lion finalice, entonces le dedicaré su correspondiente entrada.

      Ha sido un gusto leerte. Gracias a ti por leer mis divagaciones y por comentar. Espero encontrarme con más comentarios tuyos en el futuro.

      Saludos 😀

      Me gusta

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s