Reseña: Akatsuki no Yona

yona

Sinopsis

La Princesa Yona disfruta de una vida de lujos y comodidades, completamente ajena a los problemas del aparentemente pacífico Reino de Kouka; sin embargo, el repentino asesinato del rey y la traición de su primo Su-won, a quien ella ama, pone la vida de Yona en peligro de muerte. Obligada a escapar con la única compañía de Son Hak, su amigo de la infancia y guardaespaldas personal, una ingenua princesa pronto descubrirá que Kouka no es el lugar idílico que creía. La pobreza, los conflictos y la corrupción están a la orden del día por lo que la recuperación del trono no es más que una fantasía dado el estado actual del reino.

Guiada únicamente por una misteriosa leyenda, Yona deberá descubrir una manera de restaurar la antigua gloria de su país mientras es perseguida por las fuerzas del nuevo Rey, Su-won.

Detalles

  • Director: Yoneda Kazuhiro
  • Estudio: Studio Pierrot
  • Demografía: Shoujo
  • Género: Acción, Aventura, Comedia, Fantasía, Romance
  • Tipo: Serie
  • Episodios: 24
  • Año: 2014 – 2015

Antecedentes

Akatsuki no Yona es la adaptación del manga homónimo creador por Kusanagi Mizuho en 2009 y publicado en la revista Hana to Yume, casa de obras como Skip Beat!, Fruits Basket, Kamisama Hajimemashita, Namaikizakari, Love So Life, Oresama Teacher, entre otros.

Yoneda Kazuhiro se encargó por primera vez de la total dirección de un anime, rol que repitió dos años después con Mahou Shoujo Nante Mou Ii Desukara y Akatsuki no Yona OVA; sin embargo, previamente trabajó como director de episodios en animes como Tiger & Bunny, Aquarion Evol, Code Geass: Hangyaku no Lelouch R2 y Zettai Karen Children: The Unlimited – Hyoubu Kyousuke.

El director de sonido, Nagasaki Yukio, trabajó en Orange, Beck, Ao Haru Ride, Love Live! Sunshine!!, Halo Legends, Gatchaman Crowds, Blood: The Last Vampire, Dragon Ball Kai, Itazura na Kiss, y uno de los estrenos de otoños de 2016, Fune wo Amu.

Tamura Seiki ocupó el puesto de director artístico en animes como K-On!, Munto, Osomatsu-san, Lucky☆Star, Lupin the Third: Mine Fujiko to Iu Onna, Sora wo Miageru Shoujo no Hitomi ni Utsuru Sekai, Tenjou-jin to Akuto-jin Saigo no Tatakai, Suzumiya Haruhi no Yuuutsu y 3-gatsu no Lion, actualmente en emisión.

Kunihiko Ryo estuvo a cargo de la música. Entre sus participaciones previas podemos destacar Juuni Kokuki, Tegamibachi, Level E, Saiunkoku Monogatari y Eikoku Koi Monogatari Emma.

El famosísimo Studio Pierrot fue la casa que acogió a Akatsuki no Yona. Naruto, Bleach, Yuu☆Yuu☆Hakusho, Tokyo Ghoul, Great Teacher Onizuka, Beelzebub,  Juuni Kokuki, Baby Steps, Kingdom y Osomatsu-san son algunas de sus animaciónes más famosas.

Preámbulo

Uno de los errores más comunes que se cometen en el mundillo del anime y el manga es considerar al ‘Shoujo’ como un sinónimo de ‘romance’. Para todo aquel que sigue desconociendo cómo funciona la clasificación en la industria, “Shoujo” es un género demográfico que está dirigido principalmente a un público femenino joven. Si bien es innegable que la mayoría de obras ubicadas dentro de la demografía tienen como principal enfoque las relaciones de carácter romántico, esto no significa que el shoujo sea incapaz de explorar una variedad de temáticas ajenas a su género ‘representativo’. Akatsuki no Yona es un ejemplo de ello.

Sin embargo, debo confesar que le rehuía a la historia cuando el anime se estrenó en 2014, en parte por la impresión de ‘harem reverso’ que me transmitía. No me siento particularmente presta a los animes que utilizan el harem como recurso porque se enfoca en un protagonista masculino insípido (y generalmente estúpido) que es perseguido por cualquier fémina a 100 kilómetros a la redonda simplemente porque sí o una protagonista femenina insípida que se convierte en un trofeo de guerra porque todos los cromosomas XY que pululan a su alrededor están encandilados por su nulo encanto. No fue sino hasta principios del 2016 –ajá, no es broma- que reuní valor y decidí ver, por fin, el anime que había obtenido varias críticas positivas en muchos de los blogs que seguía.  Y, como no podía ser de otro modo, me arrepentí de mi (tardía) decisión.

¡¿Pero cómo es posible que no haya visto esto antes?!

Historia

Resultado de imagen para akatsuki no yona

El Rey Il es el gobernante de Kouka. Desde su ascenso al trono, el monarca ha optado por evitar la guerra como un medio para solucionar los conflictos internos y las disputas con países vecinos, pero sus decisiones debilitaron al reino y la amenaza de una inminente caída por las políticas pacíficas del rey (que muchos consideran como alguien débil), desencadenan una traición inesperada por parte de un miembro de su propia familia y quienes se suponían eran sus allegados más fieles.

La única hija de Il, Yona, una princesa ingenua y desinteresada por asuntos de gobierno, es obligada a abandonar el castillo y todo lo que siempre conoció cuando descubre el complot para derrocar a su padre a manos de la persona en quien depositó su cariño, Su-won. Devastada por la traición, su amigo de la infancia y el guerrero más fuerte de Kouka, Son Hak, se convierte en su único aliado. Sin embargo, ni siquiera Hak será capaz de derrotar solo al ejército que envían a su captura. Desesperada por salvar sus vidas y recuperar el trono que le pertenece, Yona se embarcará a una misión para reunir a las reencarnaciones de Los Cuatro Dragones, legendarias criaturas de la mitología de Kouka, para solicitar su ayuda. El viaje de Yona le permitirá forjar nuevas amistades como Yun, un muchacho inteligente y talentoso que los ayudará en su misión, y descubrir la corrupción y el estado de abandono de varios poblados del reino como resultado del insuficiente accionar de su padre, el antiguo Rey.

Si hablamos en términos de originalidad, Akatsuki no Yona carece de ése factor. La historia plantea la clásica premisa del “Heredero destituido que deberá atravesar por peripecias para recuperar la posición que por derecho le pertenece”. Nada nuevo bajo el sol. Pero ya había mencionado en reseñas previas que, para mí, cuán novedosa es una historia no es un factor de peso si lo comparamos a cómo se ha desarrollado la misma.

He sufrido más decepciones con animes que presentaban un argumento innovador y terminaban estrellándose a medio camino que con aquellos que utilizaban una línea base típica y, mientras iban construyendo su historia se desligaban de sus orígenes, sobresaliendo como pocos. En ése sentido, Akatsuki no Yona arranca con uno de los clichés más (re)utilizados y consigue remontar sorprendiéndote con un progreso inusitado para una historia que uno imaginaría como simple y poco excitante, pero que logró emocionarme y divertirme en partes iguales.

El anime no es una trágica historia de amor –benditos sean-, pero tampoco es un típico relato de venganza. ¿Entonces…? Si bien mencioné que existe un progreso destacable dentro de la historia, éste se ciñe a sus personajes, principalmente a Yona, porque si tendríamos que resumir el anime en una palabra sería “Introducción”. Básicamente, sus 24 episodios (+OVA) concentran como único objetivo la búsqueda de los cuatro dragones. A través de un relato largo y tendido, la serie nos va presentando a los personajes que compartirán protagonismo así que cada uno de ellos tendrá su propio mini-arco que retratará su decisión de unirse o no a Yona y compañía en su travesía, la dinámica como grupo y su colaboración/participación en la resolución de pequeños conflictos. Contrario a lo que uno podría pensar, es un prólogo agradable porque los personajes son carismáticos y funcionan como un conjunto.

El anime combina bien la comedia y el drama porque sabe cuándo y cómo introducirlos a escena; sin embargo, en algunas secuencias los cambios de ritmo eran abruptos e inesperados, lo que arruinaba por completo la tensión del momento. Por supuesto, una vez que te acostumbras al ir y venir de la serie es incluso agradable los cambios de ambiente. O, bueno, a menos así fue para mí.

Resultado de imagen para akatsuki no yona

Por increíble que suene para algunos, Akatsuki no Yona, como un shoujo que ha incluido al romance como parte de su temática, excluyó las relaciones amorosas a la última posición en pro de presentar situaciones tanto hilarantes como crudas. El anime nos entrega algunas secuencias descarnadas, sin abusar de la violencia, pero teniendo en cuenta que es un factor indispensable para una narrativa que requirió la intrusión de los juegos de poder y el envilecimiento de una nación vulnerable así como también del rechazo y la violencia como resultado del miedo y la ignorancia hacia lo desconocido, y con esto último me refiero a los dragones. El abuso de autoridades, el desamparo, la opresión y la explotación son temas que la historia incluye. No ahonda en demasía en ellos, pero sí los retrata lo suficiente para que el mensaje alcanza al espectador.

Debido a la presencia desproporcionada de cromosomas XY en comparación a la presencia femenina, la primera impresión del anime es que nos encontramos ante un harem reverso. Bendito sea el universo, nos equivocamos. A medida que el anime avanza, la compañía masculina de Yona avanza, pero los vínculos que se forman están exentos de tintes románticos. Las insinuaciones y los coqueteos permanecen dentro del límite de las bromas y la camaradería y la amistad es lo único que los personajes van desarrollando durante su travesía. “¿Y fanservice?” Pero niño, ¿estás prestando atención? Seis hombres guapos y dolorosamente bien animados en pantalla, ¿qué te dice eso?

Por otro lado, no puedo ignorar sus defectos más evidentes. No es un secreto que el anime es una adaptación de un manga en publicación, pero una historia en construcción no es ningún impedimento para trabajar en el cierre adecuado para el anime. ¿La conclusión? El último capítulo plantea la dirección que Yona elegirá para continuar su trayecto, después de lograr su objetivo inicial, pero minutos después nos despedimos de un grandioso elenco sin respuestas. Ni un mísero índice sobre el futuro.  Tanto para quienes conocen qué sucederá en adelante como para quienes no, es un despropósito terminar una historia de ésa manera, especialmente si consideramos que, capítulos más, capítulos menos, Yona decidió cuál sería su meta en la vida. Y, por razones que no concibo, se eliminó –deliberadamente supongo, porque una omisión intencional me parecería una actitud desinteresada- su declaración de intenciones a sus compañeros de viaje. Fail.

Quizás para mantener el “final” acorde al planteamiento inicial, quizás para atraer lectores al manga –yo caí, no lo negaré, después del último episodio fue corriendo a leer el manga para enterarme qué sucedía después-, un anime que iba avanzando extraordinariamente bien (considerando que sus veinte y pico episodios son un preámbulo extenso), el cierre del anime le baja puntos porque si una historia no termina apropiadamente… Adiós, mundo cruel. Ahí radica mi principal queja sobre el anime.

En síntesis, Akatsuki no Yona es un buen aperitivo, sí, pero al final del día sigues esperando el plato principal que colme las ansias que te generó el juego preliminar.

Personajes

chve6vod9zshgwrs99hz_24_c4169d588a5a914f1a875508933eadfb_cover_full

Teniendo en consideración el apartado anterior, la mejor contribución del anime son sus personajes. Yona, Son Hak, Yun y los Cuatro Dragones: Ki-Ja, el dragón blanco, Shin-Ah, el dragón azul, Jae-Ha, el dragón verde, y Zeno, el dragón amarillo.

Sería una ofensa menospreciar al anime porque la adaptación se ha resumido en la presentación del elenco porque, damas y caballeros, sus siete protagonistas son joyas que merecen aplausos porque poseen en la punta de los dedos más carismas que otros personajes en todo el cuerpo. Son interesantes, graciosos, reflexivos y con una personalidad propia, quizás basándose en algún cliché, pero que fueron elegidos sabiamente. Estoy enamorada de todos y cada uno de los protagonistas, Yona incluida. No. Especialmente de Yona.

La Princesa Yona (Yona-hime) comienza interpretando a un personaje típico de su posición (y que, por desgracia, abunda demasiado en el anime, y con esto no me refiero únicamente al shoujo). Es una joven delicada, débil, egoísta, infantil y vanidosa. Yona jamás tuvo que preocuparse por nada más que por su apariencia física porque los asuntos de Estado eran trabajo de otras personas y, de entrada, tampoco tuvo interés en conocer nada sobre su propio reino. No obstante, después de que pruebe el amargo sabor de la traición, la incertidumbre y la pérdida, Yona abandonará poco a poco el papel de la damisela en peligro al convertirse en un alguien que está dispuesta a volverse más fuerte, no solo física, sino mentalmente, para valerse por sí misma y proteger a quienes ama. Es una lástima que personajes como ella estén en peligro de extinción, y no me refiero únicamente a protagonistas femeninas fuertes y valientes, sino al limitado desarrollo que presentan a lo largo de su historia. Y considerando que el crecimiento de Yona en el anime es solo la punta de iceberg… pues eso dirá mucho sobre cómo maduró gracias tanto a la experiencia como a su pura fuerza de voluntad.

La otra cara de la moneda es Su-won, el traidor. Fue un soplo de aire fresco que Su-won no sea el típico antagonista, el individuo ruin y despreciable que está dispuesto a sacrificar todo y a todos por sus propios intereses. No. Su-won es inteligente, astuto y hábil, un gobernante que antepone lo mejor para su pueblo, pero sobretodo es un personaje misterioso cuyas verdaderas motivaciones para derrocar al rey parecer ser mucho más profundas y complejas de lo que se planeó en un inicio. ¿Qué lo incentivó a destruir el vínculo con su única familia y convertirse en el depositario del odio y la decepción de sus mejores amigos? Ése enigma – y la combinación de todos los elementos mencionados-, convierte al personaje en alguien interesante en lugar de plantearse como otro villano de turno.

Imagen relacionada

Son Hak es dios. ¡Qué personaje tan maravilloso! Hak me enamoró desde el minuto uno; es poseedor de todas las cualidades habidas y por haber y aún así se escapó de la maldición de Gary-Stu porque además de ser físicamente atractivo, valiente y hábil en combate, es bromista y sarcástico con todo el mundo, incluyendo con Yona y especialmente con los dragones –a.k.a. Ki-Ja y Jae-Ha-. Pero esperen que aún hay más. Hak está dispuesto a proteger a Yona a cualquier costo y a pesar de que está constantemente preocupado por su bienestar y su decisión de aprender a combatir, aprecia su determinación para volverse una persona más fuerte y está seguro que lo logrará. ¿Debería mencionar que el único motivo por el que el género ‘Romance’ está incluido es principalmente por él? Es perfecto. Hak encabeza mi lista de Husbandos: Parte 2. ❤

Yun es, según sus propias palabras, un genio bishounen. La humildad no será su cualidad principal, pero razón no le falta. Yun demostró una increíble habilidad en la realización de diferentes tareas, desde estratega en combate a cocinero extraordinario y todo tras un rostro demasiado atractivo para la salud y una personalidad que acaricia los límites de lo tsundere. Otra raya más al tigre.

Redoble de tambores… La dinámica del grupo me fascina principalmente por la interacción de los dragones entre ellos y el resto del equipo. Sus personalidades son tan distintas entre sí como lo son sus poderes, pero se complementan muy bien unos con otros a pesar de que en más de una ocasión no han sabido cómo relacionarse apropiadamente con los nuevos integrantes o están más dispuestos a fastidiarse mutuamente que a cooperar. ¿El resultado? Como no podía ser de otro modo, entretenimiento garantizado porque si Akatsuki no Yona sabe hacer algo bien es alegrarte el día y la noche con la aparición de cualquiera de los cuatro –o mejor aún, los cuatro juntos- en pantalla.

Algo que me pareció bastante interesante es que, si bien todos ellos comparten un vínculo que los hace en cierto modo semejantes, su crianza y el estilo de vida que han llevado ha sido muy distinto al resto. Algunos experimentaron de una vida pacífica y tranquila mientras que otros sufrieron de la soledad y el rechazo desde la infancia. Relacionado a los dragones, “la herencia”  del poder es quizás uno de los aspectos que más me interesaron de la historia por todo lo que implica dentro de la trama principal y circundante a la historia de los dragones y su lazo con Yona. Ahora bien, debido a que los personajes han ido apareciendo de uno en uno, pudimos aprovechar más de unos que de otros (por no decir que algunos estuvieron ausentes casi en la totalidad de la historia), así que… No, la “introducción de los personajes” no logró su cometido por completo. Una lástima porque el elenco es maravilloso y se merece mucho más que 24 episodios.

Mención especial a la hermosa Ao, la ardilla. Kawaii en su estado más puro.

Resultado de imagen para akatsuki no yona ao tumblr

Animación

Studio Pierrot no está dentro de mi TOP 5 “Casas de Estudio Favoritas” porque, sí, hace un trabajo decente en la mayoría de sus producciones, pero tampoco me enloquece / fascina / enamora su arte; sin embargo, no puedo sino reconocer que la animación de Akatsuki no Yona es increíblemente buena en gran parte del anime.

El diseño de los personajes es su punto más fuerte, sin lugar a dudas, y, para una temática como ésta, repleta a rabiar de bishounen, se requería de una animación mejorada. Los acercamientos de cámara y primeros planos son un deleite visual porque el dibujo es genial, así que las expresiones de los personajes están impresas de un especial detalle. Akatsuki no Yona probablemente sea de esos animes que no pierde oportunidad de lucirse enfocando la atención –y algunos momentos de tensión- en las miradas. Oh, esos ojos que me enamoran.

Por lo mencionado, se requería una paleta de colores fuertes y atrayentes acorde a la temática y al espíritu de la historia, que rebotaba entre el drama y la comedia, pero sin abandonar en ningún momento su colorido atractivo.

Y, por supuesto, algo que valoro por encima de cualquier cosa es la constancia. Mantener el nivel de la animación a lo largo y ancho de sus episodios es un arduo trabajo para muchos estudios por lo que he visto, así que tenía mis reticencias sobre éste anime ya que no sabía si Studio Pierrot podría permanecer en pie hasta el último round, pero lo logró. Kami-sama gracias.

Quizás los planos generales no fueron el punto más fuerte en cuanto a animación, pero en líneas generales me gustó bastante el resultado final.

Música

Si han leído suficientes reseñas de mi autoría, se habrán percatado que mencioné en más de una ocasión que han sido pocas las veces que el apartado musical me defraudó en un anime. En ése sentido, Akatsuki no Yona cumple, pero no consiguió satisfacerme como hubiera querido. El anime cuenta con dos opening, “Akatsuki no Yona” de Kunihiko Ryo, y “Akatsuki no Hana” de Cyntia. Personalmente preferí la música del primer opening porque siento una debilidad por aperturas de ése estilo, pero sentí preferencia por la animación del segundo –a pesar de que se calcó la primera parte del OP anterior-, porque coordinó mejor la música y el arte.

Sus endings, por otro lado, son una historia distinta. “Yoru” de vistlip, y “Akatsuki” de Akiko Shikata, me gustaron mucho, no lo negaré, pero “Akatsuki” es el mejor de todos para mí.

La música es perfecta para una animación que iba presentando en bosquejos a los personajes de la historia y, de algún modo, plasmó la esencia de sus personalidades. ¿Qué más puedo decir? Me gustó mucho.

Reflexiones finales

LO BUENO

Sus personajes, básicamente, pero quien destaca por completo es nuestra protagonista estrella, Yona. Es tan triste que los personajes femeninos que tengan personalidades sólidas y un crecimiento notable sean más difíciles de encontrar que un trébol de setecientas hojas, así que no puedo hacer nada más que darles la bienvenida cuando arremeten con fuerza, tal y como sucedió con Yona. El personaje es maravilloso y me encandiló por completo. Por supuesto, no podemos ignorar al resto del elenco como Hak, los dragones, Hak, Yun, Hak, Ao, Su-won… ¿Ya mencioné a Hak?

Entremés o no, la historia es muy buena porque nos deleita con un relato interesante que discurre entre la fantasía, la acción y el drama, matizado a la perfección con la comedia indispensable.

Y quizás si no fuese por su animación consistente el impacto del anime habría disminuido bastante. Agradezcamos que todo salió bien.

(¿Ya dije que Hak es un buen incentivo para ver el anime, el manga y todo lo que tenga impresa su cara?)

LO MALO

El final. El cierre se dio de forma apresurada y la prisa nunca trae nada bueno. La omisión del empuje de Yona fue un desacierto porque nos dejaron navegando a ciegas. Si tenemos en cuenta que es poco probable que se anuncie una segunda temporada -y ellos debieron ser conscientes de eso también porque jamás un estudio pueden dar por sentado que tiene una animación asegurada-, la decisión más prudente hubiese sido ‘cerrar’ la historia con el grupo encaminándose a su nueva misión, lo que hubiese fungido tanto como la conclusión de una etapa como la apertura de otra.

Debido a que la rumba comienza a partir de la congregación del grupo completo -o sea, el final anime- nos perdimos lo mejor que la historia tenía para ofrecer. Además, el parón impidió que conociésemos mejor a otros personajes que, podrían o no tener mayor protagonismo en la trama principal, pero realmente valía la pena verlos en acción.

Puntuación

Resultado de imagen para akatsuki no yona gif

 ♦ Muy bueno

Anuncios

6 comentarios en “Reseña: Akatsuki no Yona

    • Akiba dijo:

      Ojalá los dioses oigan nuestros ruegos porque AnY debe tener una segunda temporada. Los siguientes arcos son muuucho mejores que lo presentado ahora y el crecimiento de otros personajes, no solo de Yona, merece ser visto por todos.

      Gracias por comentar 😀

      Me gusta

  1. jeweelm dijo:

    Este fue un anime que deje en el primer episodio porque me parecio lo mas cliche del mundo y porque sinceramente Yona al principio de la serie era muy malcriada para mi pero al igual que tu despues de leer las criticas positivas por los blogs que sigo decidi darle otra oportunidad y me alegra haberlo hecho. Una segunda temporada tiene que darse, sino viajo a japon y quemo Studio Pierrot yo misma. Una critica buenisima y en punto. Saludos!

    Le gusta a 1 persona

    • Akiba dijo:

      Cuando comencé el anime, Yona me parecía insoportable los primeros capítulos y me sentí engañada, renegando por haber confiando en todos esos blogs; sin embargo, decidí continuar con la historia -porque peores cosas había visto- y pronto me congratulo por ello. El crecimiento de Yona únicamente en estos micro-arcos es increíble y el resto de personajes son simplemente encantadores. Me encantó la adaptación y estoy rezando por una segunda temporada (¡por favor!) que lo mejor viene después. Si abandonan el anime así, tienes una acompañante para incendiar el estudio. ¡No pueden dejarnos así!

      Muchas gracias por comentar; comentarios como el tuyo me hacen feliz :3

      Saludos 😀

      Le gusta a 1 persona

  2. Rubi dijo:

    Gracias por el análisis, justo esa acabamos de comenzar mi hija y yo ayer ❤️

    Y sí, ese Hak se ha ganado dos fans más jejeje

    Oye, ¿incluirías en tu lista de reseñas a Kamisama Hajimemashita?

    Me gusta

    • Akiba dijo:

      Uy, coincidencias de la vida jaja Pues disfruta mucho de la serie que realmente vale la pena y, una vez que la terminen, ve corriendo por el manga que la historia se pone mucho mejor de ahí en adelante. Ay, Hak… Es el hombre de mis sueños. No hay palabras suficientes que puedan detallar el amor que le profeso al personaje ❤

      Mi lista de reseñas pendientes es infinita y cada vez añado más y más nombres. Quizás en un futuro -espero que no muy lejano-, le dedique una entrada a Kamisama Hajimemashita, pero éste mes es imposible para mí. Tengo las 14 reseñas planeadas y el tiempo justo. No puedo permitirme ningún añadido de último momento. Enero, por otro lado, será otra historia. Ya veremos qué pasa entonces.

      Gracias por comentar 😀

      Me gusta

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s