Animangas recomendados: Febrero

Febrero 2017

Because I’m happy

(Clap along if you feel like a room without a roof)

Febrero llegó, dio media vuelta y se marchó antes de que pudiésemos darnos cuenta que el tiempo a su lado se había terminado. Como es usual. Vamos, gente, la única razón por la que medio mundo ansía el advenimiento de este mes es porque ‘San Valentín’ es su boleto de presentación. Inicialmente tenía la idea de escribir la recomendación en aras de la festividad, pero… Fuck it!

Yo cumplí con mi cuota de ‘romance’ con el tag mensual y me rehúso a dedicarle otro espacio a San Valentín –una vez es suficiente, gracias-, especialmente porque apenas y le dediqué un mísero pensamiento durante estos 28 días. “¿Y en qué pensabas?”, se preguntarán algunos (quizás). En la universidad, mis querubines. Cursé mi último semestre, el lunes sustenté mi último examen y hoy recibí mis notas. ¿Spoiler? ¡Lo aprobé todo! Oficialmente finalicé la carrera y estoy saltando en un pie desde hace horas. ‘Felicidad’ no alcanza a describir cómo me siento, así que decidí compartir un poco de mi buen humor con ustedes a través del blog (porque mi vida les importa bien poco, lo sé, todos estamos reunidos aquí por algo mejor).

En caso de que no se hayan dado cuenta, la temática de las recomendaciones está orientada en base a mi santo designio y mi disposición el último día del mes (y hoy básicamente estoy flotando en una nube rosa), por lo que, traigo para ustedes, los nuevos, los antiguos y los esporádicos, la recomendación de febrero: Animangas que me alegraron la vida.

Entonces… San Valentín nos reencontraremos en 2018. Mejor suerte para la próxima.

Seguir leyendo

Anuncios

[TAG]: Be My Valentine

San Valentín

I’m late. Sí, sí, San Valentín fue hace tres días, pero la única actividad programada en mi calendario era estudiar sin descanso, así que me fue imposible formar parte de la coalición de blogeros que publicaron una entrada como conmemoración de la fecha. Pero al final hice un espacio en mi apretada agente –uy, soy importante– y heme aquí.

Seré sincera: San Valentín me importa bien poco, la verdad. No es mi festividad favorita ni siquiera una época que merece que le dediqué una mísera mirada; soy una amargada sin corazón, qué quieren que les diga. Por eso me sorprende que, precisamente a santos de estas fechas, haya creado mi primer tag. Sí, como lo leyeron, mi primer tag en honor a San Valentín. Soy una ironía que habla y camina.

Sería más apropiado decir que, a pesar de que la festividad me produce indiferencia, me gustan las historias de amor, dramáticas y cómicas en partes iguales (siempre y cuando cumplan con mis exigentes requisitos), por lo que aproveché la oportunidad para dedicarles un merecido espacio, no a todas, claro, pero sí a algunas de ellas. Infortunadamente, mi búsqueda de algún tag con potencial fue infructuosa y, en un arranque de locura, decidí que sería una idea interesante que exprimiese a mi exhausto cerebro para crear mi propio tag.

Be My Valentine es un tag sencillo que está conformado por 17 ítems enfocados en la celebración que le da el nombre. Y, para hacer un poco más interesante el asunto, cada una de las preguntas está enlazada con un postre que a mí me encanta porque San Valentín no es San Valentín sin dulces de por medio.

Sin nada más que añadir -que ya los debí aburrir bastante-, podemos continuar. Admiren, por favor, el esperpenteo que creé una noche de febrero.

Ay, el amor…

Seguir leyendo

Reseña: Chihayafuru 2

724euzxfd00

Sinopsis

Ayase Chihaya está obsesionada con la mejoría del club de karuta competitiva de su escuela, ambicionando su victoria como equipo en el campeonato nacional Omi Jingu y convirtiéndose en la Reina, la mejor jugadora femenina de Japón y, por extensión, del mundo. Al comenzar su segundo año escolar, Chihaya y sus compañeros de equipo deben reclutar nuevos miembros, entrenándolos tanto mental como físicamente, para que puedan competir contra oponentes formidables que se interpondrán en su camino hacia el título del campeonato. Mientras tanto, el amigo de la infancia de Chihaya y la persona que la introdujo en el mundo del karuta, Wataya Arata, re-descubrirá su amor perdido por el juego.

Seguir leyendo