Reseña: Hibike! Euphonium

Resultado de imagen para Hibike euphonium tumblr

Sinopsis

A raíz de un incidente durante la competición regional de bandas, Oomae Kumiko decide abandonar la música y, por tanto, no inscribirse en ningún club relacionado a ella durante su paso por la preparatoria. Sin embargo, eventos fortuitos y nuevas amistades avivan su pasión por la música y le permiten reencontrarse con su antiguo instrumento, el bombardino (eufonio). Pero antes que nada, Kumiko tendrá que resolver sus diferencias con Kousaka Reina, una talentosa trompetista y su antigua compañera de secundaria.

Por si fuera poco, la banda es un desastre y su ambición por alcanzar un cupo que les permita participar en las nacionales requerirá de un director de orquesta competente así como también de la compenetración y el esfuerzo conjunto de todos sus miembros.

Detalles

  • Director: Ishihara Tatsuya
  • Estudio: Kyoto Animation
  • Demografía: Indefinido
  • Género: Escuela, Drama, Música
  • Tipo: Serie
  • Episodios: 13
  • Año: 2015

Antecedentes

Hibike! Euphonium es la adaptación de la serie de novelas homónimas escrita por Takeda Ayano que comenzó a publicarse en la editorial Takarajimasha entre 2013 a 2015.

Ishihara Tatsuya se encargó de la dirección de Nichijou, Chuunibyou demo Koi ga Shitai!, Clannad, Clannad: After Story, Kanon (2006), Air y Suzumiya Haruhi no Yuuutsu.

El director de arte, Shinohara Mutsuo, ha trabajado en Clannad, Clannad: After Story, Chuunibyou demo Koi ga Shitai! y la recientemente estrenada Koe no Katachi.

Tsuruoka Youta, el supervisor de sonido, previamente ambientó Afro Samurai, Arakawa Under the Bridge, Yamada-kun to 7-nin no Majo (TV), Vampire Hunter, Kaleido Star, Samurai 7, Nichijou, Owari no Seraph, Free!, Mahou Shoujo Madoka★Magica, Last Exile, por mencionar algunos.

La música estuvo en manos de Matsuda Akito. Chuunibyou demo Koi ga Shitai!, Nourin, Natsu-iro Kiseki, Mashiro-iro Symphony: The Color of Lovers, D-Frag! y el próximo estreno Zero kara Hajimeru Mahou no Sho.

El estudio Kyoto Animation es la cuna de animes como Hyouka, Free!, Clannad, Kyoukai no Kanata, Suzumiya Haruhi no Yuuutsu, Nichijou, Lucky☆Star, Kobayashi-san Chi no Maid Dragon, Tamako Market, entre otros.

Preámbulo

Resultado de imagen de hibike euphonium tumblr

El primer día de enero realicé una convocatoria para que ustedes, mis seguidores y/o lectores asiduos, me recomendaran animes que no había tenido el placer de ver con la finalidad de ampliar un poco más los títulos vistos y el contenido del blog porque voy a dedicarles una reseña a todas y cada una de sus sugerencias a lo largo del año. Entre mis trabajos finales, mis trámites de bachillerato, mi tesis y mis exámenes para julio el tiempo que le puedo dedicar al blog es prácticamente nulo. Lo estoy intentando, en serio, pero es un poco más complicado mantener las cosas en balance, mil perdones.

Sin embargo, ya estuve poniéndome al día con las recomendaciones y el primer anime elegido –a través de un sorteo porque si dependiese de mí me demoraría más escogiendo cuál anime debería ver que verlo- fue Hibike! Euphonium.

Tengo una relación peculiar con este anime. No lo he visto, obviamente, pero se podría decir que estoy familiarizada con algunos aspectos que han potenciado su popularidad –la ship principal, el queerbating y su magistral animación-, así que a diferencia de la mayoría de sus sugerencias, Hibike! Euphonium no es un completo desconocido para mí.

¿Y por qué no me digné a revisarlo en su debido momento? Porque Hibike! Euphonium ha corrido con la misma suerte que muchos animes que son asquerosamente populares y tienen críticas favorables contadas por docenas: me producen desconfianza, no curiosidad.

Infortunadamente, he sufrido incontables decepciones por confiar en el criterio popular en cuenta a anime se refiere. Producciones que un gran número de aficionados a la industria consideran maravillosas han sido para mí, en muchos casos, el culmen del aburrimiento, el hastío e inclusive el odio. Por tanto, era natural que experimentase cierta aprehensión hacia Hibike! Euphonium, aprehensión que batallaba a la par con un interés que ya no podía seguir conteniendo después del estreno de la segunda temporada. Y la convocatoria fue la oportunidad perfecta para rendirme ante el poder de las masas.

Al final, insegura y nerviosa, aposté todas mis cartas a un anime que esperaba pudiese satisfacerme con una mescolanza de personajes atractivos, un arte admirable y maravillosa música.

¿Y…? Gané.

Historia

Desde la primaria, la vida de Oomae Kumiko ha estado intrínsecamente ligada al bombardino y, por tanto, también a la banda escolar. Si bien Kumiko disfruta participando en las actividades del club casi tanto como disfruta de la música, demuestra una actitud conformista al regocijarse con el premio de consolación luego de perder su último campeonato escolar de secundaria. Por el contrario, su compañera, la trompetista Kousaka Reina, se muestra tanto furiosa como triste por los resultados. Incapaz de entender por qué, Kumiko le pregunta directamente si creyó en algún momento que podrían ganar la competencia, lastimando así los sentimientos de Reina.

A pesar de mantener su postura, Kumiko no puede evitar sentirse culpable, responsabilizándose por el quiebre de su relación y renunciando a ser miembro de la banda en preparatoria. No obstante, la resolución de Kumiko se tambalea el primer día de clases cuando entabla amistad con Katou Hazuki y Kawashima Sapphire, sus compañeras de salón, quienes están particularmente interesadas en formar parte de la banda e intentan convencerla de que también se una. Aún indecisa sobre qué hacer, Kumiko recibe una incómoda sorpresa: Reina ingresó a la misma preparatoria y, como no podía ser de otro modo, está decidida a ser parte del club. Eventualmente, Kumiko no puede seguir aplazando su conversación con Reina, la catarsis que necesita para ser capaz de seguir adelante y abrazar nuevamente su lugar en la banda.

Infortunadamente, Kumiko no es la única que batalla con conflictos personales; el resto de los integrantes tendrán que aprender a organizar sus prioridades y estar dispuestos a sacrificarlo todo por el equipo. La llegada de Taki Noboru, el nuevo profesor y director de la banda, se concebía como el restablecimiento del orden al exigir una mejora de las habilidades del grupo, lo suficientemente buena como para que puedan ganar un cupo para competir en las nacionales, pero en medio del progreso, tanto a nivel personal como musical, las rencillas, los disgustos y las dudas emergen, amenazando el buen desempeño de la banda y sus posibilidades de triunfar.

Básicamente, Hibike! Euponium se construye a través de micro-arcos que plantean dramas que inician, se desarrollan y concluyen en dos o tres episodios como máximo. Inicialmente –y sin apreciar el producto final-, se podría pensar que esto es un despropósito, en especial si tenemos en cuenta que se nos presenta un anime corto y con un número considerablemente grande de personajes. Peeero… funciona.

Hibike! Euponium plantea una premisa bastante sencilla, en realidad, que es un objetivo que prácticamente todos los animes que tienen como base la conformación de un club (o de un equipo) han utilizado y es el clásico “Ganar la competencia regional. Participar en las nacionales. Ganar las nacionales”. Punto. La meta es una sola, así que esto otorga ciertas licencias que les permite ‘desviarse’ del tema central. Y lo digo entre comillas porque el objetivo no se pierde, ya que todas las sub-tramas y los mini-dramas están relacionados directa o indirectamente con la aspiración de la banda, como, por ejemplo, la relación entre Kumiko y Reina, la congregación de la banda en un mismo nivel, la inclusión de los alumnos de primero y la amistad entre algunos de los personajes.

Por otro lado, si bien la historia se enfoca en la banda, la música no tiene un carácter primario. Sí aparece y sí, las escenas que se dedican exclusivamente a las presentaciones son oro puro, pero no son el eje del anime. Si estás buscando una anime abocado exclusivamente a la música, quizás podrías sentirte decepcionado por las limitadas participaciones musicales de Hibike! Euphonium.

Resultado de imagen de hibike euphonium tumblr

Por el contrario, si estás (más que) dispuesto a concentrarte en la dinámica entre el elenco, es un anime que sin duda disfrutarás. Lo que impera aquí son, precisamente, las relaciones entre los personajes: la amistad, el romance, la enemistad, la decepción, los conflictos interpersonales…

Debo resaltar, entonces, el buen manejo de las situaciones que se retrataron y una más que destacable dinámica entre los miembros de la banda, en especial si consideramos cuánto tiempo le dedicaron a cada uno de los micro-dramas.

Así que… No me desagradó que se enfocaran más en los personajes que en la música, a pesar de que originalmente creí que ésta tendría un poco más de protagonismo. El elenco funciona y me gustó mucho, así que le concedo eso. Pero lo que sí no me gustó fue que se cortaran algunas escenas –ya sea durante el intermedio o casi al finalizar- de las secuencias de música. Si los momentos en los que la banda trabaja y proyecta sus capacidades mediante la música son contados, mínimo una presentación memorable y completa, por favor.

La última presentación fue magnifica, ya sea hablando de la música o de la animación, así que no perdono que las tomas cambiasen y enfocaran a otras personas –ajenas a la banda, válgame- y encima cortaran brutalmente el sonido. Baja un poco los puntos porque una presentación tan maravillosa como lo fue ésta no pudo ser apreciada en su totalidad.

Y el final… ustedes ya saben qué opino yo sobre finales así. Un poco abrupto, un poco corta-rollo, un poco demasiado presuroso, quizás. No he leído las novelas, así que no estoy familiarizada con la historia en ese sentido; desconozco si se manejó del mismo modo el final o si fue cosa del estudio. ¿Cuestión de tiempo? ¿O cuestión de guion? Sea como fuese, no me gustó. Cinco minutos más y la situación cambiaría bastante. O una escena, una sola escena extra y la satisfacción se habrían potenciado.

Personajes

Hibike Euphonium - Sound Euphonium

Hibike! Euphonium no se presentó con una puesta en escena particularmente innovadora, así que todo el peso recayó en sus personajes. Y, como ya lo mencioné en el anterior apartado, ese fue su principal acierto.

Al percatarme del gran número de integrantes que conformaban la banda –más de cincuenta- estaba un poco preocupada porque temía un mal manejo de personajes. Evidentemente, era imposible que se le diese un tratamiento adecuado a todos y cada uno de ellos debido a su corta duración, así que el salvavidas de Hibike! Euphonium residía en cómo se presentaba y desarrollaba al elenco y cómo se presentaba y desarrollaba la relación entre ellos y los problemas que irían surgiendo a lo largo de la historia.

Por consiguiente, el anime se enfoca en la relación entre Kumiko y Reina, la relación entre Taki-sensei y la banda y la relación tanto afectiva como conflictiva entre los integrantes de la misma; sin embargo, por consideración hacia a quienes no han visto el anime aún, me remitiré exclusivamente a los dos primeros puntos que, cuestiones aparte, son los pilares principales que sostienen la serie y hacen de Hibike! Euphonium lo que es.

Comencemos.

Kumiko podrá ser la protagonista de la historia, pero no es el centro de gran parte de la actividad que transcurre dentro de la banda. En más de una ocasión, Kumiko funge como una espectadora pasiva o, si la situación lo amerita, como una mediadora. ¿Por qué? Simple y llanamente porque es ajena a casi todo el drama que se extiende durante esos 13 episodios, al menos de forma directa. De hecho, el único ‘problema’ que requiere de la intervención directa y continua de Kumiko, es el impasse que experimentó con Reina el anterior año. Es más, el crecimiento que Kumiko experimentó al recuperar la pasión que sentía por el bombardino y mostrarse abiertamente interesada por la situación precaria de la banda estuvieron directamente relacionadas con el progreso de su relación con Reina.

Para Kumiko, Reina no es solo una trompetista talentosa, una amiga y confidente, sino también el motor que la impulsa a mejorar, que la insta a destacar para convertirse en alguien especial, diferente, única… como Reina. Un personaje que particularmente me gusta mucho, qué bella es.

Independientemente de lo que cada quien pueda pensar, su vínculo me parece precioso y es uno de los tantos puntos buenos que el anime tiene para ofrecer.

Resultado de imagen para Hibike euphonium tumblrAhora bien, detengamos en el tema que todo el mundo, sin excepción, ha estado esperando que tocase: la insinuación de una relación lésbica que tiene como protagonistas no solo a Kumiko y Reina, sino a otros personajes secundarios. Ustedes ya saben de quiénes estoy hablando, no se hagan los suecos. Ejem

Un factor que también influyo en mi decisión de mantenerme a distancia del anime fue precisamente esa. Para todos quienes estamos familiarizados hasta cierto punto con el desempeño de Kyoto Animation podemos concordar en dos cosas: uno, la animación siempre será sensacional y dos, el queerbating se ha convertido en su as bajo la manga.

El estudio sabe jugar muy bien sus cartas en cuanto a insinuar relaciones homosexuales entre sus personajes (a.k.a. Mi querido Free!), pero jamás se obtendrán confirmaciones que sirvan para oficializar dicha relación. Es una constante que ha jugado a su favor más de una vez y, siendo honesta, no podía evitar preguntarme cómo lo habían manejado aquí.

Y, sorpresa, sorpresa, fue tal y como me temí.

Debo confesar que esperaba una cosa diferente cuando mencionaron la relación entre Kumiko y Reina, que me parece preciosa, no voy a mentir, pero con todas las advertencias que me lanzaron previamente supongo que esperaba algo más. Al final lo único que se me quedó grabado es a KyoAni realizando otro de sus perfectos trabajos de queerbait y manipulación. Algunos verán una maravillosa amistad y otros suspirarán ante la posibilidad de un romance.

Ante lo evidente y analizando la relación de Kumiko y Reina con otros personajes del elenco masculino no me cabe la menor duda de cómo se irá desenvolviendo esta historia porque el queerbait podrá ser un buen tirón, pero no van a aprovecharlo ni estirarlo hasta el final de la historia, porque desde ahora se observa que se está construyendo algo entre Kumiko y *un personaje masculino cuyo nombre omitiremos aquí* y los sentimientos de Reina hacia *otro personaje masculino cuyo nombre también omitiremos aquí* dan pie a que se pueda rechazar un posible romance entre ellas. Una lástima, pero así es cómo juega el estudio. Siempre.

Por tanto, la perspectiva de su relación queda a criterio de cada quién: una relación más romántica que amical o una amistad hermosa y especial. Ustedes elijan lo que más satisfaga sus almas.

El siguiente punto a tomar en cuenta es la relación entre los miembros de la banda y Taki-sensei. Esto, básicamente, degenera en todo el drama que se discurre desde el primer episodio hasta el último porque las fricciones entre los estudiantes y el profesor se sienten desde el primer encuentro.

En teoría, un director de orquesta debería ayudar a paliar las dificultades que los músicos experimentan en cuanto a los tiempos y la solidez de la banda al guiarlos por el camino correcto y pulir sus habilidades. En definitiva, ésa es la intención de Taki-sensei, pero su entrada como parte del equipo supone una presión para todos y cada uno ellos porque la meta que se imponen (participar en las nacionales) considerando el nivel, la disposición y el interés que actualmente tienen, exige mucho más de lo que están dispuestos a/son capaces de dar.

Es inevitable, entonces, que el conflicto surja y no se dirija únicamente hacia el maestro, sino también hacia el resto de sus compañeros mientras se intenta restablecer el orden y mejorar al mismo tiempo su desempeño como músicos e integrantes de una banda. La presencia de Taki-sensei consigue despertar el estrés, los celos y la desconfianza dentro del grupo, pero también invoca las lealtades y la perseverancia. ¿El resultado? Una buena mezcla para un drama escolar en su punto.

¿Y qué pasa con el resto?

Si bien en el anime se trabaja a los personajes lo suficiente como para que puedas congraciarte con ellos al disfrutar de su (reducida) presencia y participación, era matemática imposible debido a su extensión y el gran elenco que se pudiese obtener algún tipo de desarrollo no grupal.

Kumiko cambia, un poco, sí, pero es prácticamente la única que lo consigue y esto se debe a que es la protagonista; ergo, es la más constante en la historia. Muchos de los personajes aparecieron en primera plana con la única finalidad de desempeñar su respectivo papel dentro del drama de turno y sus subsecuentes participaciones no aspiraban a imponerse, de algún modo u otro, en la trama.

Por supuesto, presentar una única meta –participar en las nacionales- e introducir un único medio para conseguirlo –mejorar el desempeño de la banda a nivel individual y grupal- impide que la dificultad de la trama sea particularmente alta y, por tanto, también lo que los personajes puedan alcanzar un cierto grado de complejidad. Gracias a ellos la historia avanza, claro, pero lo hacen en línea recta, dirigiéndose hacia el objetivo que el anime había determinado desde un principio.

No es algo negativo porque el conjunto funciona muy bien, pero no se puede ni se debería esperar que el drama de X o Y personaje afectase significativamente a la historia porque uno, la serie se concibió como una presentación de continuos micro-dramas que prácticamente son auto conclusivos, y dos, todos los mini-arcos tienen como protagonistas a distintos personajes, así que un desarrollo continuo –al menos en esta temporada- sería un milagro.

Pero, repito: todos estos elementos a medias encajan bien y el resultado final es mejor de lo que esperarías en un comienzo.

Animación

Resultado de imagen para Hibike euphonium tumblr

¡Pero mira esto!

¡Manos arriba!

Sin lugar a dudas, Hibike! Euphonium tiene una de las mejores animaciones que he visto en mi vida y estoy más que segura que la calidad que Kyoto Animation nos restregó en la cara a lo largo de sus increíbles 13 episodios será difícil de superar para la gran mayoría de los estudios.

Para no extenderme demasiado, me remitiré a resumir sus aciertos:

  • El diseño de personajes
  • La paleta de colores
  • Los primeros planos
  • El vestuario
  • La iluminación
  • Los fondos
  • Los ángulos
  • Las expresiones faciales
  • Los movimientos corporales
  • La animación de los instrumentos musicales
  • La animación de las presentaciones musicales
  • Los fluidos corporales (¿Quién diría que el sudor y las lágrimas se podrían ver tan jodidamente bellas?)
  • Y todo lo demás.

Música

Si un anime que lleva como rótulo “Música” carece de una banda sonora de calidad, date la vuelta, cierra la puerta y vámonos. Afortunadamente, Hibike! Euphonium supo mantener el listón en lo alto. Comencemos por du opening. “DREAM SOLISTER” de TRUE está animado con colores tan vibrantes que perdí el 10% de mi visión y sirve como un repaso de los personajes más relevantes en el anime, pero la canción, aún a pesar de no ser de mis favoritas, se deja oír; no está nada mal. El ending, “Tutti!” de Kitauji Quartet, me gusta mucho más, ya sea por la música o por su animación (tan animada que casi se me olvida que esto era un drama capítulo sí y capítulo también), y el coro es pegadizo, de los que te aprendes fácilmente.

Pero la magia del anime se concentra en su OST, cortesía de Matsuda Akito, y en la última (y prácticamente única) presentación musical. Un excelente trabajo en la ambientación y una escena maravillosa como cierre de una temporada. Bravo.

Reflexiones finales

LO BUENO

Punto número uno: La animación es preciosa, una maravilla. Prácticamente un orgasmo para tus ojos. No tengo ninguna queja -¡ninguna!- sobre el apartado visual. Para mí fue perfecto.

Punto número dos: La música, hablando a nivel de interpretaciones, podrá tener escasa presencia, pero créeme que vale cada segundo.

Puntos números tres: Los personajes son interesantes, gustan y se hacen querer… si te gusta el drama escolar de este tipo, claro.

LO MALO

El final me ha dejado un poco fría. ¡Solo necesitaba un minuto más, por favor! Que sí, que hay segunda temporada, pero si empezaste bien, tienes que terminar bien, por favor.

Depende de ti cómo quieres interpretar la relación entre Kumiko y Reina -y otros personajes secundarios-, pero si no te sientes cómodo con producciones que presenten situaciones entre los personajes como aquellas que a KyoAni tanto le gusta retratar, no es un anime que vas a disfrutar.

Puntuación

Resultado de imagen de hibike euphonium tumblr

 ♦ Muy bueno

Anuncios

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s