Reseña: Links [Manga]

Links

Sinopsis

SEKIYA X SHIBATA

Shibata, un súper amigable hombre de mediana edad, insiste constantemente en entablar amistad con el poco sociable locutor de radio, Sekiya. El sombrío Sekiya, a pesar de la hermosa voz que tiene, no es capaz de expresar lo que siente.

YAHIKO X AKIHA X CIERTO HOMBRE

Akiha, el dueño de la cafetería, debido a cierto incidente que marcó su vida, no puede llamar “novio” a su compañero sexual Yahiko. Un día, Akiha escucha una conversación que le trae recuerdos de su pasado.

KANEDA X OGIGAWA

Un gato abandonado crea lazos íntimos entre Kaneda y Ogigawa. Comen, beben juntos, aman al gato… Conviven juntos tranquilamente día a día sin que haya “amor” de por medio.

SADO X NAKAJOU

Sado y Nakajou discuten todo el tiempo, pero su relación como amantes tiene un balance apropiado… Sin embargo, Nakajou se resigna a que Sado “no está al alcance de su mano”, y decide permanecer a su lado hasta que logre odiarlo por completo.

Detalles

  • Autora: KIZU Natsuki
  • Editorial: Libre Shuppan
  • Revista: Be x Boy Gold
  • Demografía: Shoujo
  • Género: Comedia, Romance, Shonen ai, Tragedia
  • Volúmenes: 1 (10 capítulos)
  • Año: 2014

Antecedentes

El trabajo de KIZU Natsuki como mangaka es reciente; además de Links, KIZU es la creadora de Yukimura-sensei to Kei-kun (Be x Boy Gold) y Given (Cheri+), publicándose actualmente. Sin embargo, como doujinka y bajo el seudónimo de Gusari/Sashikizu, Natsuki alcanzó la popularidad gracias a sus fanzines shonen ai de Kuroko no Basket, Haikyuu!!, Shingeki no Kyojin, Hetalia y Tiger & Bunny.

La revista Be x Boy Gold se dedica exclusivamente a la publicación de mangas BL como Finder Series, Hybrild Child, Haru wo Daiteita, Kaori no Keishou, Nemuri Otoko to Koi Otoko, Mirai no Kioku, Void, Rainy Days, Yesterday, por mencionar unos ejemplos.

Preámbulo

KIZU Natsuki se convirtió en parte de mi vida como, creo, lo hizo para una gran mayoría de sus seguidores: a través de sus fantásticos doujinshis.

KIZU tiene un talento único para narrar historias cortas que generen impacto en el público, no porque utilice la tragedia como usualmente la concebimos (violencia, muerte y destrucción), sino porque explora sin temor la humanidad de sus personajes y retrata de manera excepcional la cotidianidad y las relaciones de pareja, por lo que es fácil identificarse con determinadas situaciones.

La primera obra firmada a su nombre que tuve el doloroso placer de leer fue “13 Centimeters & Kizuato Spectrum”, un doujinshi de Kuroko no Basket que me conquistó por su narrativa, por su arte y por la dinámica de sus personajes. Si tuviese que definir la historia en una palabra, entonces diría que es ‘agridulce’. Sin embargo, me atreveré a sugerir que esa palabra define muy bien todo el trabajo de KIZU. Es extraordinario, pero desgarrador al mismo tiempo. Y Links no es la excepción a la regla.

Historia

f4aba7063745237af460ba3be9bddbe7Links no es un manga que recopila historias independientes sin relación aparente. De hecho, le hace honor a su nombre porque todos los personajes están relacionados entre sí de algún modo u otro. Para algunos, esos vínculos son recientes; están aprendiendo a conocerse y están empezando a enamorarse. Mientras que otros están cargando desde hace años con una pesada maleta repleta de recuerdos, vivencias, pesares y afectos. La magia del manga radica precisamente en los lazos que los unen, independientemente de que sean sentimentales, fraternales o laborales.

Es primordial, sin embargo, señalar que el núcleo de la historia es el romance, una materia en la que KIZU es experta. Nunca ha abordado temáticas propias del género, como el primer amor, la separación y la reconciliación, por mencionar algunos ejemplos, de la misma manera. Desde sus primeros trabajos, KIZU ha sabido cómo enfocar cada escenario de forma única, explotando una variedad más que necesaria en un sector tan ultrajado como este. Un manga que expone las relaciones amorosas de ocho hombres requería de su magistral pluma para no incurrir en las mismas situaciones ni abordar similares problemáticas.

Considerando la extensión de la historia, opté por agrupar dichas relaciones en tres grupos basándome en cómo KIZU había decidido presentarlas.

La primera se concentra exclusivamente en el inicio de la relación. Cómo los personajes se presentan y cómo se conocen, cómo interactúan y cómo adaptan su vida ante la llegada de un “intruso”, así como también cómo se enamoran y de qué forma lidian con esos nuevos sentimientos. Básicamente, estamos hablando de Sekiya y Shibata, pareja número uno por orden de aparición, y Kaneda y Ogigawa, pareja número tres por orden de aparición. Pero me gustaría señalar que, si bien están comenzando una relación, el enfoque que se les da es totalmente diferente. Una de las parejas prefiere explotar más el romance mientras que la otra explora la amistad previa a una relación sentimental.

La segunda, por otro lado, prefiere omitir la época de cortejo y el enamoramiento y dedica sus páginas a relatar cómo determinados eventos del pasado influyen todavía, a pesar de los años, en la actual relación de uno de los implicados. Y con esto me refiero a la pareja número dos por orden de aparición, Yahiko y Akiha (y cierto hombre).

Y la tercera, se podría decir, que es una combinación de todo lo anteriormente mencionado. Debido a que su relación comenzó en una línea temporal previa a los acontecimientos narrados en el manga, se hace un salto en el tiempo para explicarnos cómo pasó lo que pasó y por qué está teniendo repercusión en la actualidad. Evidentemente, estoy haciendo alusión a Sado y Nakajou, la pareja número cuatro (y la última).

Debido tanto a cuestiones de guion como de tiempo, la trama que presenta KIZU no es excepcionalmente compleja ni expone tópicos enrevesados; sin embargo, su capacidad para desarrollar satisfactoriamente los conflictos, las inseguridades y las desventuras propias del ser humano en tanto a romance se refiere… es fascinante. No obstante, Links no se enfoca únicamente en el amor romántico, sino que también le dedica una breve, pero contundente mención al amor fraterno, a los lazos que una persona forma con su familia y con las familias que uno va creando a medida que el tiempo transcurre.

Es imprescindible señalar que el romance no es el único género que despliega todo su esplendor: la comedia y el drama también están presentes, en mayor o en menor medida en cada uno de los capítulos.

KIZU no destaca por recurrir a extravagancias para generar humor (no es algo criticable, porque a mí me encanta el humor absurdo. Simplemente no es su estilo). La naturalidad que lo ofrece lo cotidiano también juega a su favor. Muchas de las situaciones que amenizan la lectura son propias del día a día de una gran mayoría de personas, así que es fácil sentirse identificadx con el expuesto, reconocer algún momento como algo que tú o algún amigo hizo, hace o podría hacer. La comedia no es un terreno peliagudo para KIZU.

Pero si existe un ámbito en el que ella destaca con absoluta facilidad, es el drama. Ya mencioné que sus relatos suelen ser agridulces, porque es factible terminar cualquiera de sus trabajos con una gran sonrisa en la cara y cientos de lágrimas descendiendo por tus mejillas. No necesariamente porque la historia sea devastadora y trágica (no todo el tiempo), sino porque acaricia el realismo con sutilezas, porque examina la naturaleza humana y la expone, sin ser particularmente brutal u honesta, pero sí lo suficiente para afectar al lector. Me gusta pensar en ello como un don porque pocxs mangakas me producen la misma caterva de emociones que KIZU en tan pocos paneles.

Y a mí parecer, gran parte de su mérito radica en su narrativa, qué elementos utilizar en determinadas situaciones, qué analogías emplear y con qué fin, cómo presentar a sus personajes, de qué forma introducir el dilema y cómo encaminarlo a su resolución.

En síntesis, KIZU sabe cómo narrar una historia.

Personajes

Links2

Links nos presenta a un elenco prometedor que sobresale a pesar de pulular en un manga de nueve capítulos (más un extra). Sekiya, Shibata, Yahiko, Akiha, Kaneda, Ogigawa, Sado y Nakajou son ocho hombres que están aprendiendo a lidiar con sus propios demonios así como también con todo lo que significa vivir una relación en pareja. La extensión de la obra limita bastante que todos y cada uno de ellos puedan obtener un desarrollo vasto y complejo, pero KIZU ya está familiarizada con los relatos cortos y ha superado hace mucho las falencias que eso conlleva.

Los personajes podrán no contar con una seguidilla de volúmenes que agrupen sus vivencias, pero sí poseen personalidades definidas que les ayudarán (o quizás no) a sortear los obstáculos en sus respectivas relaciones.

Sekiya y Shibata son diametralmente opuestos. Uno es carismático, alegre, optimista y soñador, mientras que el otro es introvertido, callado, malhumorado y aprensivo. La posibilidad de una relación exitosa parece casi un imposible, pero el cliché más añejo, los opuestos se atraen, juega a su favor. Sin embargo, KIZU sabe cómo trabajar esos tópicos obtusos y el resultado final no podría ser mejor.

Por otro lado, la relación de Yahiko y Akiha es más complicada. La sombra del pasado ha estancado a uno de ellos en una etapa que no puede superar a pesar de los años y exponerse totalmente ante otra persona que sí está más que dispuesta a abrirle las puertas de su vida es casi un desafío imposible y doloroso. El recurso de una tercera rueda para añadir tensión a la historia no es algo desconocido para nosotrxs, pero la forma en la que se presenta el problema y su resolución sí será una sorpresa punzante.

La tercera pareja conformada por Kaneda y Ogigawa es, a mí parecer, la más enternecedora. A diferencia del resto, su relación se enfoca más en desarrollar su amistad que un posible romance porque están empezando a conocerse, sus manías, sus defectos y sus cualidades. Están ‘forzados’ (entre comillas porque no es algo que les perjudica o les produce insatisfacción) a relacionarse gracias a un pequeño gato que ahora está a su cuidado. KIZU se enfocó en la cotidianidad para presentarnos a los protagonistas del relato: dos hombres que aparentemente son dos polos opuestos, pero que en realidad tienen mucho más en común de lo que creen y, más importante aún, tienen química y disfrutan de su mutua compañía.

Finalmente tenemos a Sado y Nakajou, quienes, en comparación al resto, tienen un mayor desarrollo y se hace más hincapié en retratar su historia, en explorar su conflicto y en plantear su resolución. Su relación es mucho más intrincada y no solo porque también aparecen yakuzas en medio de la pintura. El lazo que los unió fue el resultado de un hecho traumático que cambió sus vidas para siempre, que dio pie a su relación, pero que también está afectándola y amenaza con destruirla. Ambos poseen personalidades volátiles, agresivas y necias que no facilitan las cosas en lo absoluto. En medio de sentimientos de culpa y de inseguridad, ellos tendrán que reconciliarse con su propio pasado y consigo mismos para así ser capaces de salvar su relación.

Permítanme señalar, nuevamente, que los personajes no están unidos únicamente por sus relaciones amorosas. Shibata y Nakajou trabajan en la cafetería de Akiha mientras que Sekiya es un cliente regular de la misma. Por otro lado, Kaneda es un amigo de la infancia de Nakajou que ahora trabaja como su guardaespaldas. Yahiko, la pareja de Akiha, es el guardaespaldas y secretario de Sado. Finalmente, Sado y Akiha se convirtieron en amigos cercanos debido a un acontecimiento lamentable. Todos están conectados entre sí, de algún modo u otro.

Además de los ocho sensacionales ‘protagonistas’, existe uno más, casi un extra, que se mantiene prácticamente escondido entre las sombras, pero cuya historia irá develándose a medida que la historia progresa, evidenciando un rol mucho más importante del que pudimos haber imaginado en un inicio.

Un elenco fenomenal que es capaz de soportar sin esfuerzo el peso de una historia tan corta, pero tan maravillosa.

estilo-de-dibujo Links5

El arte de KIZU se ha caracterizado por su delicadez y su prolijidad, abarcando desde el diseño de sus personajes hasta las portadas y los fondos. Sobre el primer punto, no tengo absolutamente ninguna queja porque la historia se cuenta a través de sus miradas, de sus expresiones corporales. El mensaje que la autora desea transmitirnos fluye gracias a ellos.

KIZU se mantiene fiel a su estilo detallado y pulcro, pero eso no significa que no disfrute de dibujar un par de rostros caricaturescos para magnificar el humor en determinados momentos. ¿Funciona? Funciona muy bien.

Sobre el segundo punto… tampoco tengo ninguna queja porque si algo KIZU sabe hacer bien (qué hace mal esta mujer, por el amor de los cielos) es el background. En ocasiones, algunas personas podrían desmerecer el trabajo que significa construir algo más allá de los rostros de los personajes y los planos generales, pero es innegable el impacto que generan y cómo contribuyen a engrandecer una escena.

Sin su dibujo, Links no sería la bella obra que es.

Reflexiones finales

LO BUENO

La historia es absolutamente maravillosa porque en su simplicidad aprovecha todos los recursos a su favor para construir un relato humano, cálido y desolador al mismo tiempo, divertido y chocante en una misma línea.

Los personajes, toda una gama de colores variados, brillan con luz propia y se resisten a extinguirse a pesar de su protagonismo tan breve, tan efímero. Funcionan, cumplen con su papel, y eso es lo que al final importa.

El arte de KIZU es gloria pura. Ni más ni menos.

LO MALO

Demasiados personajes para un manga tan corto. No considero que sea algo particularmente malo, pero sí puede ser insuficiente para las personas que aspiran a un desarrollo argumental y personal más completo.

¡Yo quería más, mucho más! KIZU Natsuki, por favor, no abandones nunca. Tienes un don.
Puntuación

Resultado de imagen de links manga kizu natsuki

 ♦ Excelente

Anuncios

4 comentarios en “Reseña: Links [Manga]

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s