REESTRUCTURAR, REORDENAR, REMODELAR

Renovación

Cuando creé el blog (agosto del 2016) tenía muchísimo más tiempo libre, así que pensar en publicar un aproximado de 8 reseñas al mes no era una idea descabellada, sino posible. Cumplí mi meta durante los primeros meses, pero conforme avanzaba el tiempo, también se me incrementaban las responsabilidades y ya no podía dedicarle tanto tiempo al blog ni a todos los proyectos que había concebido y que se me estaban acumulando. Terminar una carrera y empezar otra con poco margen de diferencia me apartaron por completo de la página durante casi todo el 2017 y eso es algo que aún lamento.

En enero de este año quise empezar con las energías renovadas y procurar un límite de entradas, pero no pude mantener el ritmo cuando volví a clases. Para infortunio mío, volvimos al punto cero y estoy dándome cabezazos por eso.

No quiero abandonar el blog y eliminarlo está totalmente fuera de discusión, pero me parece fatal no publicar nada por tanto tiempo, así que tuve que encontrar un intermedio que me permitiese dedicarme al blog, aunque eso significase reducir la cantidad del contenido al mínimo. Lo pensé cuidadosamente y creo que encontré el balance perfecto considerando el tiempo del que dispongo ahora mismo.

Heme aquí.

Seguir leyendo

Anuncios