¡2DO BLOGANIVERSARIO!

2do

El 1 de agosto del 2016 creé “La ermita de Akihabara” para compartir con todo aquel que quisiera leerme mis impresiones sobre anime y manga. Estaba muy emocionada con el proyecto y todas las ideas que tenía en mente y que quería desarrollar poco a poco. Fue ese entusiasmo el que me permitió mantener un flujo continuo de publicaciones en los primeros meses, pero las responsabilidades de la vida diaria, contratiempos varios y, cómo no, la pereza, oh, mi amiga del alma, dificultaron que pudiera empeñarme tanto como antes hasta el punto de dejar en sequía el espacio por mucho tiempo.

Tengo decenas de planes para el blog, artículos que quiero desarrollar, reseñas que quiero escribir, recomendaciones que deseo compartir y es difícil mantener el espacio con contenido caliente como pan salido del horno. Me estoy esforzando, no lo suficiente, me parece, pero lo estoy intentando y me gustaría que supieran eso.

Y también quisiera que supieran el gran impacto que tuvo el blog en mi vida. Gracias a este pequeño espacio conocí a gente increíble que comparte mis gustos y mis aficiones, pero también mi manera de ver la vida, que me han hecho reír, que me han enseñado tantas cosas y que me han apoyado incondicionalmente cuando tuve el infortunio de atravesar por situaciones horribles. Personas a las que puedo llamar amigas, consejeras, compañeras. Personas que valoro más de lo que podría expresar con palabras. Personas maravillosas.

No tengo preparada ninguna entrada especial, por desgracia, porque no tengo el tiempo ni la creatividad para concebir algo espectacular. Esto es solo yo escribiendo acerca de lo que significa “La ermita de Akihabara” para mí, todo lo que me trajo sin pretenderlo. No he cuidado ni atendido el blog como debería haberlo hecho, lo admito; sin embargo, eso no implica que no le tenga un cariño inmenso y de que me sienta agradecida por haberlo creado hace dos años. Probablemente esa fue una de mis mejores ideas.

Entonces… Gracias por estar a mi lado. Por seguirme. Por comentar.  Por compartir. Han sido dos años y no puedo creer cuán fantásticos fueron. Espero que vengan más, muchos más, y sean, si es posible, más extraordinarios.

Anuncios