[TAG]: Be My Valentine

San Valentín

I’m late. Sí, sí, San Valentín fue hace tres días, pero la única actividad programada en mi calendario era estudiar sin descanso, así que me fue imposible formar parte de la coalición de blogeros que publicaron una entrada como conmemoración de la fecha. Pero al final hice un espacio en mi apretada agente –uy, soy importante– y heme aquí.

Seré sincera: San Valentín me importa bien poco, la verdad. No es mi festividad favorita ni siquiera una época que merece que le dediqué una mísera mirada; soy una amargada sin corazón, qué quieren que les diga. Por eso me sorprende que, precisamente a santos de estas fechas, haya creado mi primer tag. Sí, como lo leyeron, mi primer tag en honor a San Valentín. Soy una ironía que habla y camina.

Sería más apropiado decir que, a pesar de que la festividad me produce indiferencia, me gustan las historias de amor, dramáticas y cómicas en partes iguales (siempre y cuando cumplan con mis exigentes requisitos), por lo que aproveché la oportunidad para dedicarles un merecido espacio, no a todas, claro, pero sí a algunas de ellas. Infortunadamente, mi búsqueda de algún tag con potencial fue infructuosa y, en un arranque de locura, decidí que sería una idea interesante que exprimiese a mi exhausto cerebro para crear mi propio tag.

Be My Valentine es un tag sencillo que está conformado por 17 ítems enfocados en la celebración que le da el nombre. Y, para hacer un poco más interesante el asunto, cada una de las preguntas está enlazada con un postre que a mí me encanta porque San Valentín no es San Valentín sin dulces de por medio.

Sin nada más que añadir -que ya los debí aburrir bastante-, podemos continuar. Admiren, por favor, el esperpenteo que creé una noche de febrero.

Ay, el amor…

Resultado de imagen de heart transparentResultado de imagen de heart transparentResultado de imagen de heart transparentResultado de imagen de heart transparent

1. Tartaleta de chocolate: Un anime/manga con un pareja muy dulce

t1

Kimi ni Todoke – Kazehaya y Sawako

No quería ser repetitiva especialmente porque ya lo mencioné en un tag reciente, pero si hablamos de shoujos de romance y, en específico, de una pareja que destile dulzura, Kimi ni Todoke será mi primera elección siempre. El día en que el que priorice cualquier otro manga o anime de romance sobre este, será el fin del mundo.

Lo he manifestado en más de una ocasión: la relación de Kazehaya y Sawako es una inyección de azúcar directa en las venas. Pura, dulce, tierna, hermosa. Tenía un montón de dudas antes de comenzar a ver al anime porque no estaba segura de que una historia en esta línea pudiese gustarme -pensé que sería demasiada miel para mi salud mental-, pero me enamoré del argumento, de los personajes, de los rivales de amor, del desarrollo de la relación entre Kazehaya y Sawako e inclusive de los malentendidos -que yo detesto en los shoujos porque los protagonistas se ahogan en un vaso de agua antes de sentarse y conversar, por dios, que no es tan difícil. ¡Solo es hablar!-. Lo amé todo, así que inmediatamente fui corriendo tras el manga. Y lo amé también.

El romance me gusta, la comedia me gusta, el drama me gusta. Kimi ni Todoke, para mí, lo tiene todo. Y sí, es cierto que es muy dulce (quizás demasiado para algunos) y también es cierto que la pareja protagonista avanza leeeento en su relación -podría desesperarte si no tienes paciencia-, pero esta historia no tiene desperdicio alguno. Moriría feliz de una sobredosis de azúcar si eso me permite verlos aunque sea una vez más.

(Por supuesto, el romance no se limita a ellos. El resto de parejas que pululan por aquí valen oro.)

2. Mousse: Tu pareja canon favorita

t2

Chihayafuru – Taichi y Chihaya

Sí, ya sé qué es lo que están pensando y no me importa. Chihaya y Taichi son canon por obra y gracia del Señor. En el fondo de nuestros corazones, todos ustedes y yo sabemos muy bien que están destinados a estar juntos… aunque Yuki Suetsugu siga negándonos la felicidad por más tiempo.

Chihaya, por todos los cielos, voltea la cabeza y presta atención a algo que no sea el karuta por primera vez en tu vida. ¡A tu lado está el mejor ser humano/ compañero de juego/ amigo/y pareja posible que puedas pedir! Taichi, te mereces el cielo y mucho más, por favor, no desesperes, que serás feliz mucho antes de que la historia finalice. Lo serás.

O juro por Dios que le daré un golpe a alguien.

3. Tiramisú: Tu pareja no-canon favorita

Imagen relacionada

Kuroko no Basket – Aomine y Kise

(¿Solo una?)

Kuroko no Basket tiene el paquete completo. Su premisa es interesante, sus personajes son geniales y sus partidos son cualquier cosa menos aburridos. Así que, como no podía ser de otro modo, el anime (y posteriormente el manga) se convirtió en una adicción para mí. Y naturalmente, las mil y un posibilidades que se presentaban ante mí gatillaron mi lado shipper.

Para despejar dudas, sí, también shippeo Kagami x Kuroko, pero Aomine x Kise es mi One True Pairing de la serie por excelencia. Como personajes me encantan; sus personalidades son geniales y su actitud frente a la vida, tan diferentes la una de la otra, me encandilaron.

Desde su primera aparición, su dinámica dentro de la historia me enamoró, no solo porque se trabajó a los personajes (y sus respectivos equipos) como complementos de los protagonistas, sino porque Fujimaki se permitió la licencia de enfocarse en desarrollar sus propias batallas. Y Aomine y Kise tienen una historia (antes de la línea temporal y durante el transcurso de la serie), que no hicieron más que alimentar mi amor por ellos por separado y construir toda un imaginario que involucraba amores no correspondidos, separaciones y confesiones amorosas muchos años después. Ay, déjenme disfrutar de las películas que me invento yo sola, por favor, mi OTP nunca se hará realidad.

Pero siempre me quedarán los fanfics.

4. Strudel: OTP que se volvió canon

t4

YURI!!! on ICE – Viktor y Yuuri

¿Qué puedo decir sobre YURI!!! on Ice que no haya dicho ya? Le dediqué una extensa reseña, una entrada refiriéndome al escándalo innecesario que armaron algunas personas por su estreno, un post en el que celebré a lo grande el capítulo siete, y una recopilación de todos los momentos que amenazaron con producirme un infarto porque todo era demasiado bueno para ser verdad, pero sí, lo era. No hago impresiones semanales, pero esas entradas eran lo más parecido a comentarios personales y mi principal motivación para ello, la fuente de mi emoción, fue observar semana a semana, sin poder creérmelo del todo, que una pareja homosexual en un anime de deportes no yaoi se volvía canon. Madre del amor hermoso, nuestras plegarias fueron escuchadas.

A pesar de que el anime ya terminó -segunda temporada ya, por favor-, todavía floto en una burbuja de felicidad porque , YURI!!! on Ice podrá tener muchos defectos, pero el impacto y el mensaje que transmitió… es invaluable.

Por favor, casas de estudio, sigan el ejemplo de MAPPA y dénnos personajes realistas en relaciones homosexuales sanas. Por favor, que ya es tiempo.

5. Milhojas: Una pareja que no te gusta o que odies

t5

Ookami Shoujo to Kuro Ouji – Sata y Erika

Y hablando de relaciones sanas… sería bueno mencionar la otra cara de la moneda. Ookami Shoujo to Kuro Ouji es un anime con una de las historias más nocivas que he tenido la desgracia de ver c-o-m-p-l-e-t-a. 12 episodios soportando esto fue demasiado para mí.

Ojo, no es el primer shoujo que plantea una premisa deplorable que maquilla el abuso y una relación tóxica como si fuesen los sacrificios indispensables que se deben superar para alcanzar la felicidad junto al verdadero amor, pero sí la que me produjo más rabia y asco por su patética excusa de “Soy un sádico, así que te maltrato si quiero”, “Soy masoquista, así que aguanto tus malos tratos porque te quiero”. Claro que sí, claro que sí. 

Odiar es una palabra fuerte, en especial si consideramos que esto es un anime… una bazobia de anime, por otro lado, pero un anime al fin y al cabo. Pero, claro, si puedo amar incondicionalmente animes y mangas, ¿qué me impide destilar todo mi veneno contra aquellas obras que despiertan en mí instintos asesinos? Pues sí, lo odio. Mucho. Demasiado. Púdrete en el infierno, Ookami Shoujo to Kuro Ouji.

(Para ver más ‘Akiba despotricando en contra de éste esperpento’, haga click aquí.)

6. Brownie: Confesión de amor favorita

t6

Lovely Complex – Otani y Risa

En una palabra, se podría definir a Lovely Complex como magnífico. Personajes maravillosos envueltos en una historia de amor inusual que está adereza con el toque justo de comedia (y un poquitín de drama, cómo no). El anime me hizo reír desde el principio hasta el final. Disfruté cada segundo observando el desarrollo de su relación, empezando por amigos, compañeros de aventuras, hasta atravesar por la etapa de “me gustas” y “salgamos juntos”. La comedia en su máximo esplendor.

Si bien gocé a lo grande de la serie, una de las secuencias que más me gustaron fue la declaración de Otani a Risa… delante de miles de personas #LoL Me encantó porque se mantuvo la esencia de la historia, incluso en un momento que se suponía era emotivo. Él estaba confesándose avergonzado y ella llorando emocionada y de repente, bam, cambió abrupto del ambiente, carcajadas vengan a mí.

Escogí este anime y esta confesión en particular porque la media de las declaraciones en manganimes se mantienen dentro del rango de “Awww… qué romántico”, así que en ese sentido LovCom es bastante peculiar y entrañable, todo sea dicho.

7. Crema de Papaya: Escena de beso favorita

t7

Toradora! – Ryuuji y Taiga

Toradora! está ubicada en el terrero del romance, pero no se centra exclusivamente durante gran parte de la historia en los sentimientos románticos de sus protagonistas hacia ‘X’ personajes, sino que desarrolla con hilaridad la relación entre Ryuuji y Taiga como vecinos, compañeros de clase y amigos. Esto hace que sea mucho más fácil comprender sus sentimientos y la evolución de su vínculo.

A diferencia de LovCom, Toradora! sí se permitió postergar la comedia en pro de recrear un escenario dramático para la pareja. ¿Un desacierto? En lo absoluto. Los últimos capítulos me emocionaron, me encantaron y me alegraron la vida, pero la escena del beso está en un nivel completamente diferente.

Tengo una larga lista de besuqueos favoritos en el anime/manga, pero pocos -o ninguno- son como este. No es innovador, ni particularmente excepcional, pero el ambiente en conjunto con la maravillosa animación y la reacción de los protagonistas durante el momento… Una escena sencillamente hermosa.

8. Isla flotante: Escena íntima favorita

t8

Horimiya – Miyamura y Hori

Horimiya se ganó mi amor incondicional desde el primer capítulo, en gran parte debido al fantástico dúo conformado por la pareja protagonista: Miyamura y Hori. En más de un sentido, el manga es inusual. Y no, no me refiero a que está excento de clichés y brilla con una originalidad nunca antes vista. Claro que tiene clichés -qué buen manga no atrapó uno o dos de camino, vamos- y su premisa no es innovadora en ningún sentido, pero Horimiya no necesita nada de esto para destacar y encandilar a sus lectores.

Personalmente considero que la relación entre Hori y Miyamura es una de las mejores si hablamos de historias de amor. No es innecesariamente trágica ni tampoco recurre a la lástima para ganar simpatías, tampoco es en exceso empalagosa e insoportable para la media humana. No, no, no. Horimiya nos introduce al romance entre dos estudiantes de preparatoria tan diferentes entre sí, pero al mismo tiempo igual de idiotas, adorables y enamorados el uno del otro. Me gustan mucho las historias que se toman su tiempo para desarrollar ciertas etapas antes de que nos adentremos en la relación romántica y Horimiya me lo entregó como un paquete con un lindo moño y un interior lleno de sorpresas.

Estoy más que satisfecha por cómo evolucionaron las cosas entre ellos y, sobretodo, porque no tenemos que esperar 15 tomos para que puedan darse su primer beso y el doujinshi +17 para verlos avanzar a otro nivel en su relación. Bueno… Tampoco es como si el manga fuese explícito en ese aspecto, pero me encantó cómo se manejó el momento, omitiendo una innecesaria timidez, una vergüenza descontrolada y un millar de ‘Kyya’ en cada panel. Si podría decirlo de algún modo, diría que fue natural. Tal y como a mí me gusta.

Y a partir de ahí fuimos pa’lante, gracias al cielo.

9. Crêpes Suzette: Animanga con romance agridulce

t9

Honey and Clover

No quise volver a ser repetitiva porque también hablé de este anime hace poco, pero no puedo evitarlo. Si pienso en un animanga con un romance agridulce, Honey and Clover es el primer título que se me viene a la cabeza. En realidad, me atrevería a decir que ‘agridulce’ describe perfectamente a Honey and Clover, al menos para mí.

La primera parte de la historia es un encanto, una explosión de felicidad, un despliegue de comedia único a cargo de personajes entrañables que todavía recuerdo con cariño, a pesar de que vi el anime una sola vez y hace ya muchos años. Pero la segunda temporada… Oh, no. Oh, no. Me golpearon donde hay derecho: directo al corazón.

Lloré demasiado con el anime. Demasiado. Y la experiencia fue tal que no me atreví a volver a verlo o tan siquiera leer el manga. De hecho, no toqué nada que tuviese el nombre de Umino Chika porque presentía que me destruiría el corazón si lo intentaba. Y por lo que estoy viendo de 3-gatsu no Lion no me equivoqué.

Siendo sincera, conocí el anime en un etapa de mi vida donde me sentía sensible y vulnerable, así que resentí más el golpe, pero el drama sigue ahí, así que… ¿Lo disfruté? Sí, a pesar de todo. ¿Lo veré de nuevo algún día? Tengo que, si quiero dedicarle una reseña en condiciones. ¿Volveré a llorar? Más que seguro.

10. Gelato: Ruptura amorosa que te dolió

t10

Candy Candy – Terry y Candy

Y hablando de dolores inolvidables…

Candy Candy siempre tendrá un lugar especial en mi corazón, siempre. Es un shoujo de romance dramático de la vieja escuela que entra dentro de la categoría must watch, pero que no será disfrutado de la misma forma por todo el mundo, eso está clarísimo. Desde el primer capítulo, renegué y me lamenté por las penurias que rodeaban la vida de Candy y que se negaban a darle tregua aunque sea por un momento. Candy experimentó más tragedias que alegrías porque su burbuja de felicidad se rompía cada cinco minutos, madre mía.

Me costó mucho superar lo que le sucedió a Anthony -lloré como una condenada, no lo negaré-, pero la separación y la ruptura con Terry -fueron dos cosas distintas, quienes vieron el anime lo entenderán- fue el epítome de la injusticia. No lo quise creer y estuve en negación durante más tiempo del que me gustaría admitir, pero así sucedieron las cosas, para infortunio mío.

La primera desilución amorosa de la mano del anime la experimenté con Candy Candy a los nueve años y aún sigue doliendo. Sí, sí, Albert, qué lindo que eres, pero no. ¡No! Jamás perdoné las circunstancias que motivaron a la ruptura y jamás lo haré. Candy y Terry fueron la primera pareja que shippeé hardcoremente mucho antes de conocer siquiera el término y todas las ilusiones que forjé sobre su futuro juntos fueron destruídas en un solo capítulo.

Maldita seas, Kyoko Mizuki. Cómo pudiste hacernos esto.

11. Pastel tres leches: Triángulo romántico que más te gustó

t12

Choco Strawberry Vanilla – Takeshi x Katsuya x Hiroi

(Atención a mi juego de palabras lamentable.)

Si te paseaste durante algún tiempo en los rincones del romance y tienes que pensar en triángulos amorosos en manganimes, no tardarás demasiado en mencionar mínimo tres títulos en menos de dos minutos que puedan enorgullecerse de haber incluido un triángulo amoroso como parte de su historia. Vamos, gente, los triángulos amorosos son casi la savia vital de la industria del shoujo (y el romance en sí). Por lo que, como era de suponer, mis primeras opciones en éste apartado fueron los clásicos Chico x Chica x Chico, pero me rehusé, rebelándome a ir por lo típico. Así que, para ustedes, Choco Strawberry Vanilla.

Primero lo primero: este manga no es para todo el público. Uno, porque es un yaoi. Dos, porque evidentemente si es un yaoi tendrá material explícito. Y tres, porque no se limita a un tira y afloja entre los personajes, sino que nos facilita la vida con un trío. Sí, ajá, tal y como lo están leyendo. Pero, seamos sinceros con nosotros mismos, a estas alturas y con internet y mil páginas al alcance de un simple click podremos encontrar muchas cosas que superarán nuestra capacidad de raciocinio. Un trío gay no es el fin del mundo… al menos no para mí. Ya no.

Pero si esto es algo con lo que sabes que no puedes lidiar, ni lo intentes. Choco Strawberry Vanilla no es para ti. Por otro lado, si eres de mi gremio, adelante, sírvete, que de agua no es lo único de lo que se vive.

12. Flan: Cliché de romance que te disgusta y que te gusta

t11

Protagonista sin gracia – Vampire Knight / Amigos de la infancia – Last Game

No soporto las historias que presentan a una protagonista simplona, inútil y sin ninguna gracia, pero que, vaya usted a saber cómo, atrae la atención del muchacho más atractivo, influyente y adinerado del barrio. Misterios de la vida, supongo. Menciono a Vampire Knight porque todavía no me cabe en la cabeza cómo Kaname y Zero pudieron enamorarse de Yuuki. Alguien ilumíneme, por favor. Y aprovecho la oportunidad para manifestar mi disconformidad por el pésimo final del manga. Matsuri why?

En el otro lado de la moneda se encuentra mi siempre confiable carta de ‘Amigos de la infancia’. Caigo rendida ante esa premisa porque ofrece una infinidad de posibilidades y una potencial pareja con una historia construida desde hace años lo hace todo aún mejor. Podría mencionar a cientos de parejas -OTPs incluídas-, pero me decanté por Last Game. Cómo me gustó ese manga; le debo una reseña… como a casi todos los animes y mangas que me gustan. Algún día.

13. Basbousa: OTP que amabas y jamás se concretó

t13

Digimon Adventure 2 – Taichi y Sora

¡¿Por qué?!

Crecí amando a Digimon Adventure, a su historia, a sus personajes, a su música. Básicamente, prostituí mi amor con todo lo que la serie me presentó, eso que lo sepa todo el mundo. Para mí era una serie inolvidable que jamás podría ser superada por ninguna otra producción de la franquicia. Y no me equivoqué. Digimon Adventure 2 no es mala -bueno, ese punto es discutible-, pero yo la considero inferior a su precuela en más de un aspecto (algún día hablaré más largo y tendido sobre esto). Si bien hay cosas que podría destacar, el número de reclamos es mayor, todo sea dicho. Precisamente, algo que no le perdonaré jamás fue lo que hicieron con Sora y Taichi.

¿En serio? ¡¿En serio?!

No entiendo cómo arruinaron una pareja que apuntaba alto desde la primera temporada. De la franquicia Digimon, mi ship número uno era -es, perdón, tiempo presente-, Takeru (T.K.) y Kari, pero me dolió en el alma ver que Sora y Tai no solo no terminaban juntos como pareja, sino que Sora se enamoró de Matt, el mejor amigoDíganme, por favor, cómo paso eso. ¿Alguien? ¿No? ¿Nadie?

Repito: ¡¿por qué?!

14. Bananas Foster: Animanga de romance que te rompió el corazón

t14

Boku no Hatsukoi wo Kimi ni Sasagu

Y de nuevo un manga que mencioné recientemente, pero…

El drama me gusta, ya lo dije antes, pero muchos shoujos caen en excesos y terminan entregándome dramatismos baratos que no me producen tristeza, sino vergüenza por sus pobres intentos de producir lágrimas fáciles. Al comienzo pensé que Boku no Hatsukoi wo Kimi ni Sasagu caería exactamente en el mismo fallo. Y sí, en algunos momentos se adentra demasiado en el melodrama, pero como conjunto es excelente y cumple su propósito a la perfección: romperte el corazón y hacerte llorar y llorar y llorar.

Pienso que Boku no Hatsukoi wo Kimi ni Sasagu triunfa donde otros mangas/animes de su estilo han fallado porque supo construir adecuadamente la relación entre sus personajes y la fuente de la desgracia no es ridícula ni inesperada ni tampoco innecesariamente complicada.

Contra todo pronóstico, este romance me rompió un poco el corazón. Ay…

15. Macarons: Doujinshi de romance favorito

Un minuto de silencio, por favor, que este doujinshi y su autora se merecen todos mis respetos.

KIZU Natsuki (Gusari, para los amigos) es una maestra indiscutible del doujinshi. Sus historias son impecables, su arte es sublime y el argumento que maneja en todas y cada una de ellas te acaricia el corazón, te conmueve, te enamora y te deja emocionalmente inestable por algunos minutos. He llorado mucho con sus trabajos, sean sus finales tristes o felices porque Gusari me toca la fibra sensible y me emociona con sus relatos BL realistas y encantadores. Innova con cada entrega, pero siempre me produce una avalancha de emociones encontradas. Y Gunjou no Shashin, mi doujinshi favorito, no solo de esta autora, sino de cualquiera que haya tenido el placer de leer, es un perfecto ejemplo de ello.

Haikyuu!! es uno de mis animes/mangas favoritos de todos los tiempos e Iwaizumi y Oikawa son mi OTP número uno, sin discusión alguna. Y Gusari, bendita sea, consiguió producir la mejor historia de esta pareja, desde mi humilde opinión.

Como parte de una antología que retrata varias etapas de la vida de Iwaizumi y Oikawa, como vecinos, amigos de la infancia, compañeros y amantes, Gusari alcanza el punto máximo con Gunjou no Shashin, la entrega final, que hace una breve recopilación de los sucesos más resaltantes de su vida en conjunto y marca el final de la aventura con un viaje a tierras bolivianas, una visita al paraíso, una fotografía para el recuerdo, un anillo que simboliza su profundo amor y la frase más maravillosa que he podido encontrar en doujinshi alguno:

You have been there since I was born,
and I don’t know a world where you don’t exist
because you were born earlier, waiting for me.

Pienso en ello, todo lo que significa, todo lo que representa, y mi corazón se hincha de emoción. Gusari, gracias, muchas gracias por esta obra maestra. ❤

16. Cheesecake: Animanga de romance que recomiendas

t16

Hana nomi zo Shiru

Si voy a recomendar una historia romántica, pues lo mejor sería presentarles algo fuera de lo común… así que les traigo un yaoi porque mi blog necesita más yaoi, mucho más yaoi. Y qué mejor recomendación que Hana nomi zo Shiru.

El manga es corto y como no me gustaría arruinarles la experiencia -porque vale cada página, cada panel, cada diálogo y cada trazo- les resumiré sus cualidades.

  • ¿Historia? Simple, pero encantadora.
  • ¿Personajes? Adorables.
  • ¿Arte? Maravilloso. El estilo de dibujo de Takarai Rihito es precioso, uno de los puntos fuertes del manga.
  • ¿Romance? Lento, pero bien trabajado. Eso es lo importante.
  • ¿La recomendación a quién va dirigida? A todo el mundo, en realidad. La gran mayoría de asiduos al género se inició con Junjou Romantica, pero Hana nomi zo Shiru es una mejor alternativa si quieres introducirte -o a alguien más- al mundillo.

Yaoi is in the air~

17. Baklava: Tu BrOTP favorita

t17

Hunter x Hunter (2011) – Gon y Killua

San Valentín no es un homenaje únicamente al amor romántico, sino también a la amistad. Y ya me dirán ustedes una amistad más pura, bella y sincera que aquella que Togashi construyó para nosotros. Disfruté de todos los episodios que Hunter x Hunter (2011) nos entregó y las escenas que protagonizaron Gon y Killua -Best Friendship Ever- se quedarán grabadas en mi alma por siempre.

El episodio 147 me rompió el corazón (ustedes saben por qué), pero me congratulo sabiendo que, sin importar qué tan lejos estén ni cuánto tiempo pase, la amistad de Gon y Killua es eterna e irrompible.

Es mi BrOTP número uno, no hay nada más qué decir. Mi amor incondicional para ellos ❤

(Y si sienten más curiosidad por su relación, vean el anime/lean el manga. No se arrepentirán.)

Resultado de imagen de heart transparentResultado de imagen de heart transparentResultado de imagen de heart transparentResultado de imagen de heart transparent

(Madre mía, pensé que nunca acabaría.)

No les mentiré: disfruté mucho haciendo esto, a pesar de que jamás pensé que el primer tag que crearía sería precisamente uno relacionado a San Valentín. Supongo que al final mi corazón no es tan negro como yo creía y todavía me queda un poco de imaginación.

En fin… No nominaré a nadie porque, duh, es mi tag y no me gustaría que lo hiciesen por obligación en caso de que no les guste. Si algún alma cándida quiere hacerlo -sigue soñando, Akiba-, es libre. Pero, por favor, recuerden mencionar el blog original, para que mis esfuerzos no se pierdan y eso. ¡Difundan la palabra!

Si llegaron hasta aquí, pobrecitos, lo siento… y muchas gracias.

Saludos y besos inmensos, queridos ermitaños.

¡Feliz día de San Valentín súper atrasado!

Resultado de imagen de the end tumblr

(Que el amor y la amistad estén siempre con ustedes.)

Anuncios

2 comentarios en “[TAG]: Be My Valentine

  1. Pauutopia dijo:

    Yo también le tengo tirria al bodrio manganime de la chica-perro-esclava. Horrible visión del amor. Hiciste reseña?

    Toradora fue uno de los besos mas hots de mi época pasada del anime 😀
    Yo también hice una entrada de besotes el año pasado 😉

    Genial entrada 🙂

    Me gusta

    • Akiba dijo:

      Sí, le dediqué una reseña porque necesitaba liberar todas las emociones negativas que me produjo ese esperpento. Sigue sin ser suficiente xD

      El beso de Toradora es legendario, sin duda alguna. ¿En serio? Me pasaré a leerlo pronto, promesa.

      Muchas gracias, linda.

      Besos 😀

      Le gusta a 1 persona

Deja un comentario. Es gratis ლ(╹◡╹ლ)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s